La Patagonia hace tiempo que es marca registrada, eso no hace falta que lo diga. Si lo que buscas es naturaleza en su máxima expresión, aventura, tranquilidad y adrenalina al mismo tiempo, sabes que tienes que ir a esta región cordillerana compartida por Argentina y Chile. En este post, te invitamos a conocer (otro) pueblo paraíso de montaña y escalada, esta vez del costado chileno. ¿Vamos?

cochamo-chile

Mckay Savage

Chile - Cochamó climbing 11 - granite cliffs and lush valley

McKay Savage

Nos estamos refiriendo a Cochamó, una comuna en el extremo más austral de la provincia Llanquhue, en la X Región de los Lagos. Por allí todo deslumbra: el río y también el Valle de cerros que ostenta paredes de granito tan imponentes como desafiantes. Éstas últimas bien han sabido convertirse en el objeto de deseo de los aficionados a la escala libre, motivos a la vista. Sus cumbres de granito tienen paredes con distintas dificultades, desde 20 a 1.000 metros, tan altas como las del famoso parque Yosemite en Estados Unidos.

McKay Savage

La zona alberga a un pueblo antiguo y sabio, que mora desde antes que los españoles se enteraran que este continente existía. A pesar de ello, la comuna en sí es muy joven pues fue nombrada oficialmente a fines de la década del setenta. Su capital es Río Puelo y la actividad que hizo que los pobladores se multiplicaran fue la extracción del alerce, a fines del siglo XIX. Actualmente, la economía tiene más que ver con el ecoturismo que con la explotación de los recursos. 

Mc Kay Savage

Cochamó abarca una zona de 3910,8 kilómetros cuadrados que es el paraíso permanente para sus más de 4300 habitantes. También son muchos los turistas que llegan hasta aquí para darse una panzada de naturaleza, aire puro y contacto con la madre tierra. El kayak es una de las grandes actividades a disfrutar aquí y pasear por los pulmones verdes del Valle y el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales son las citas obligadas.

Mc Kay Savage

Llegar es fácil pues este paraíso de montaña está cerca de Puerto Montt, a sólo 138 km. Otro punto a favor de salir ahora para Cochamó es que te toparás con un destino que recién comienza a hacerse popular y que, por ello, te hará de los primeros en descubrirlo. Sus paisajes, que vienen de la historia casi sin ser alterados, son una herencia que debemos esmerarnos en que así permanezca.

Simenon

Sam Beebe

Descuento en seguro de Viaje: Si contratas este seguro de viaje desde el blog obtienes un 5 % de descuento

[maxbutton id=»2″ ]

Adentrarse en los bosques de 20 mil hectáreas, contemplar y (quienes se animan, escalar) sus montañas de granito son placeres que un buen viajero encontrará más que delicioso. Elegir alguno de los senderos de trekking, sintiendo a los cóndores revoloteando nuestro andar, será algo a atesorar por siempre.

Inclusive, puede uno toparse con alguno de los pumas que habitan esta inmensidad de verdes, árboles y roca, así que hay que estar precavidos. Aún no es tan masivo el turismo aquí y eso lo vuelve una oportunidad única para aprovechar.

Dave Lonsdale

Cuando hablamos de este poblado te propongo imaginarte calle extensa, donde encontrarás un puñado de buenos y sencillos hospedajes, y todo alrededor, exuberante vegetación que ilumina todo con su verde natural. La iglesia hecha con madera de alerce, de estilo chilote, es la pieza más destacada del pueblo desde 1906.

No sólo eso, como buen pueblo chico, hay una leyenda que, dicen, se cumple a rajatabla: si el ave chilena llamada jote se posa en la punta de la cruz de la iglesia y abre sus alas, es presagio de que tres pobladores morirán.

El paraíso de montaña te espera para salir en cabalgatas guiadas, circuitos en barco y un poco de camping si gusta. Todo entre alerces y robles, en medio de la paz y la belleza de este Cochamó único que, además, es la puerta de entrada al norte de la Patagonia.

Meri Castro

Blogger todo terreno. Orgullosa madre del blog Alternativa Verde. Apasionada escribiente. / En Twitter @MeriCasro

2 Comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *