En el nordeste de la India, hay zonas como Cherrapunji, una de las zonas más lluviosas y húmedas del planeta. Como bien hemos ejemplificado en el blog, donde llueve mucho (un buen ejemplo es la isla de Yakushima), y hay mucha humedad, la vegetación crece como hongos (o junto con los hongos), y abundan árboles que compiten por la luz y por la tierra, en forma de raíces.

En la zona de Cherrapunji, estado de Maghalaya, las raíces no paran de crecer y crecer. Y la gente del lugar, especialmente de la tribu de los Khasi, han sabido aprovechar las raíces para construir puentes “vivos”:

puentes-raices-india

rajkumar1220

En la zona hay puentes con varios siglos a cuesta hechos con raíces que no paran de crecer. Incluso, son capaces de soportar grandes cargas, de hasta decenas de personas. Los dejamos con algunas imágenes:

Rajkumar

Prateek Rungta

rajkumar

Y claro, además de puentes con raíces, en la zona hay puentes colgantes por demás vistosos, y maravillas naturales increíbles:

Satish Krishnamurthy

Satish Krishnamurthy

Satish Krishnamurthy

Sun-anda

Kalai Sukanta

La fuente de la información es del blog Meridianos, y por cierto, recomendamos que se hagan una visita para descubrir más pequeñas y grandes maravillas curiosas del planeta por allí.

3 Comentarios

  1. Pingback: Así son las construcciones naturales de la India | Bayer Innovación
  2. Pingback: Construcciones creadas por la naturaleza | Bayer Innovación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *