En la entrada sobre ecoturismo de cada semana les propongo un viaje a una de las 10 ciudades más verdes del planeta: Reykjavik, la capital de Islandia.

Bjarni Thornsjbornson

No les voy a mentir, es mucho lo que hay para contar sobre Reykjavik, puesto que es tan integral su sistema sustentable de vida que casi no queda aspecto del día a día – tanto de los lugareños como de los turistas- que no caiga bajo él.

Todos los que tenemos manías costumbres ecológicas, sentiremos que hemos llegado al paraíso mismo, al súmmum de la vida en armonía y respeto con nuestro ecosistema.  La energía que mueve a Islandia es hidroeléctrica o geotermal. Lo que es lo mismo que decir, que la naturaleza la provee sin ensuciar.

Caminando por sus calles, encontrarás coches cargando hidrógeno en estaciones de servicio. Los autobuses también usan hidrógeno como combustible. Lo mejor de todo es que funciona tan bien el sistema de autobuses –son puntuales y tienen horarios regulares y muchos destinos y hasta se pueden comprar pases diarios o semanales- que es tan práctico como alquilar un auto.

Todo se vuelve fácil en esta ciudad ecológica: si deseas recorrerla en bicicleta, hay muchas bici sendas que van uniendo un punto turístico con otro sin esfuerzos. También hay compañías que proveen tours en dos ruedas o bien alquilan bicicletas convencionales o eléctricas.

Las temperaturas –si bien en invierno son bastante frías- tampoco impiden que elijas caminar la ciudad por sus veredas prolijas, echando un vistazo a su arquitectura y al escenario urbano impecable que caracteriza a Reykjavic.

Daniel Lobo

En cuanto al hospedaje, las dos localidades de hostelling tienen el más alto compromiso con el cuidado del medioambiente, y también el más alto reconocimiento como entidades ecológicas (ganadores del premio escandinavo Swan.) Es decir que los desechos son tratados apropiadamente, se utilizan materiales orgánicos y energías limpias, etc, de manera que podemos hospedarnos sabiendo que nuestra huella de carbono será lo más reducida posible.

Heather Rai

Reikjavic no tendrá playas de arena blanca pero sí tiene la Bahía Nautholsvik, una playa geotermal donde darse una zambullida en aguas cálidas que manan desde las entrañas de la tierra. Y en las que se puede disfrutar en cualquier época del año. Hay más piscinas de aguas termales desperdigadas por la zona urbana, que ofrecen jacuzzis, baños de vapor, caídas de agua y demás variantes para divertirse y relajarse con estas aguas naturales únicas.

Mayhen Chaos

Al momento de alimentarse, puedes conseguir carnes y productos lácteos como en cualquier ciudad cosmopolita que se precie, pero si prefieres no hacer trampas al veganismo, bueno, entonces estarás de para bienes. Productos de huertas orgánicas, vinos orgánicos y hasta cervezas. También platos con pescados frescos son una buena opción.

Puedes tomar excursiones a caballo, avistar ballenas –una de las actividades más lindas que puedes hacer- y también delfines y otros mamíferos marinos. Si deseas escalar o hacer senderismo, lo mejor es optar por ir a Esjan, un grupo de volcanes en las afueras de Reyjkavic. La Reserva Natural Heidmörk es un paseo por sus maravillosas selvas, flora salvaje y su lago donde los pescadores van en busca de salmones. Hay muchos kilómetros de senderos para que los amantes de la naturaleza anden hasta cansarse. Si prefieres, puedes contratar tours en mountainbike.

Sin dudas, Reyjkavic es una ciudad con conciencia ecológica y con paisajes bien cuidados, que todo eco turista debe visitar. La experiencia no se comparará con nada.

Meri Castro

Blogger todo terreno. Orgullosa madre del blog Alternativa Verde. Apasionada escribiente. / En Twitter @MeriCasro

Un comentario

  1. Muy buen artículo. Es cierto que una de las primeras cosas que llaman la atención cuando llegas a Reikiavik es la concienciación que tienen los islandeses con el medioambiente. Aunque como pasa casi siempre, no es oro todo lo que reluce y su tratamiento de residuos también tiene sus contras; pero eso es otra historia.

    ¡Un saludo desde Islandia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *