Curitiba es la capital del estado de Paraná y se encuentra en una zona de Brasil a la que el turismo no suele llegar demasiado: la serranía. Dicen que la adversidad agudiza el ingenio y es por eso que el gobierno local ha visto en el ecoturismo una veta a explotar para y que los viajeros disfruten del entorno natural.

Cleber Quadros

Hay mucho para contar sobre Curitiba, pero empecemos por lo importante. Cuando lleguen querrán conocer el Jardín Botánico, que es el campus de la Universidad Federal de Paraná. Encontrarán allí bosques nativos y viveros que se extiende por 4.800 metros cuadrados. Las especies más vulnerables son cuidadas en el Museo Botánico, donde investigadores y académicos de todo el mundo se dan cita.

Ric E Ette

El Bosque Alemán combina cultura y naturaleza puesto que en sus más 7 hectáreas además del verde encontrarás réplicas de iglesias de madera, un camino similar al de los Hermanos Grimm y un deck desde donde observar toda la belleza que rodea. Los inmigrantes portugueses, japoneses, ucranianos, italianos y árabes también tienen su Bosques consagrados a homenajear su cultura en medio de la flora autóctona de Curitiba.

Hulyk Paulo

Hulyk Paulo

El parque más grande de Brasil está aquí y se llama Iguaçu. Cuenta con múltiples zonas ecológicas y un zoológico que se enorgullece de hacer sentir a sus animales (de 80 especies) casi tan bien como si estuvieran en su entorno original.

Los eco turistas más ambiciosos pueden pasarse largos días y hasta semanas explorando todos los paisajes verdes urbanos sin salir de los límites de la ciudad. Pero si buscan más aventura, basta con salir de Curitiba en el Serra Verde Express, un tren turístico que van por un tendido histórico que lleva hasta Paranaguá.

Carlos Reis

En el recorrido podrán llenar los ojos de los paisajes montañosos más vigorosos del sudeste de Brasil.

La Ópera Wire forma parte de otro parque importante, el Pedreiras, con lo cual puedes tener una salida cultural y disfrutar de sus lagos, árboles y escenarios naturales por demás bellos en un solo lugar.

Descuento en seguro de Viaje: Si contratas este seguro de viaje desde el blog obtienes un 5 % de descuento

[maxbutton id=»2″ ]

Hacer ecoturismo en Curitiba es realmente fácil y, además, todas las opciones relacionadas con el hospedaje, transporte y la gastronomía pueden hacerse con el menor impacto negativo sobre el medioambiente, algo que es sumamente importante.

Adilson Gomes

Para el transporte, que pueden presumir es el mejor organizado del Continente, tienes la Linha Turismo que recorre los puntos imperdibles de un itinerario de viajero. Puedes subir a él en cualquier parada e hacer hasta cinco bajadas. En total lleva por 44 km, que si estás corto de tiempo, puedes hacer en un poco más de dos horas sin bajarse en ningún lado.

Para elegir hospedaje puedes hacerlo tranquilo, desde los 4 estrellas hasta los hostels, todos tienen prácticas eco amigables. Algunos ofrecen productos cultivados orgánicamente, otros fueron construidos con maderas de reforestación, o calientan el agua con energía solar. Inclusive, una cadena de hoteles se encarga de dar bolsas ecológicas diseñadas por artistas para que los viajeros no tengan que usar de las plásticas. Ingenioso, ¿no?

Comer sano, sabiendo que en el cultivo no hubo químicos, también es común en Curitiba siendo que el movimiento agro ecológico OrganicBrasil tiene a gran parte de sus compañías radicadas en la ciudad. También puedes encontrar tiendas naturistas y restaurantes veganos donde tener una comida 100% sustentable.

Un destino para el eco turismo más que recomendable: tiene 52 metros cuadrados de espacios verdes por habitante, mucho más de los 16 metros cuadrados recomendados por la ONU) y puedes pasearte por sus  144 km de sendas para bicicletas y 26 parques. Turismo cuidando al planeta garantizado.

Fuentes: Mother Nature Network

Meri Castro

Blogger todo terreno. Orgullosa madre del blog Alternativa Verde. Apasionada escribiente. / En Twitter @MeriCasro

Un comentario

  1. Pingback: Ecoturismo: Curitiba, la ciudad más verde de Sudamérica « Huella Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *