Share on Pinterest

Muchos se preguntan (y me preguntan) como vivir viajando con un blog (o con un canal de Youtube, o como “influencer”).

Quienes me siguen me conocen por mi Instagran o por mi blog, y por lo tanto, saben como voy contando que me gusta explorar pueblos y hacer rutas por regiones no masificadas. Me encanta explorar “pueblos con encanto” por el mundo y casi les diría que es una de mis perdiciones viajeras. Sobre este tema hice este post >> Así me convertí en un explorador de pueblos con encanto . Y como también saben muchos, viajar es mi modo y medio de vida, ese es mi trabajo. Me encanta viajar y comunicar viajes.

Viajando (en un tour explorando islas griegas)

No hay trucos. Muchos me preguntan por mensaje privado como hago para viajar tanto, imagino que quieren saber cual es mi “truco”, mi “secreto”. Y mi respuesta es que no, no hay ningún truco. Todo está a la vista y es contrastable: mi trabajo consiste en brindarles desde hace ya 13 años contenido a través de mi blog 101 Lugares Increíbles (mucho contenido). Cada post en el blog es la respuesta a “Cómo hago” y todo ese contenido publicado es literalmente mi trabajo.

Vivir de un blog consiste en generar tráfico. Mi blog y toda su comunicación multiplataforma (en todas las redes sociales en las que estoy presente) es mi principal fuente de ingresos (mi otro trabajo es el desarrollo de contenido de viajes para terceros con Gondwana Comunicación). Empezando en mi blog, lo que comento aplica para cualquier influencer en varias plataformas (Youtube, Instagram, etc): las fuentes de ingresos básicamente son la publicidad contextual y las recomendaciones de servicios que pueden contratar desde el blog. En mi caso, en las guías de viaje en mi blog dejo recomendaciones de servicios así que aprovecho a comentarles como funciona esto. En un blog dejo enlaces a servicios que utilizo en mis viajes. Jamás recomendaría un servicio si no hubiese tenido buenas experiencias en utilizarlos. Estos servicios, en caso de que algún lector los contratara desde el blog, dejan un porcentaje de la venta. Esto no tiene en absoluto ningún costo extra para los lectores. Por lo tanto, si contratan servicios recomendados desde el blog (como excursiones, alquileres de coche, hoteles, etc), de algún modo también están colaborando con que siga con mi trabajo de comunicar destinos, darles consejos, etc. Pero sobre todo, estarán contratando servicios confiables que recomiendo para que puedan organizar su viaje por libre. Ahora bien, en la práctica todo esto es muy fácil de implementar y cualquiera puede hacerlo con un mínimo de dedicación y aprendizaje. Lo difícil en todo caso es tener suficiente tráfico y visitantes en el blog como para poder vivir de esto.

El tráfico es la cuestión. ¿Cómo se consigue tráfico?. La esencia de todo es publicar muchos posts a lo largo de años, pero no sólo eso. También se trata de posicionarse entre seguidores, tener credibilidad (y sostenerla a lo largo de años), brindar información útil, sincera. Presentar el contenido de forma práctica, útil y en lo posible, novedosa. Diferenciarse de algún modo de la competencia. Esto puede ser de muchas formas: por ejemplo una forma de diferenciarse es brindar contenido de calidad y abundante información en cada post. Sobre todo la clave es la calidad del contenido. Y no vale de nada conseguir tráfico de cualquier forma, o haciendo “trucos” o trampa. A largo plazo ningún atajo funciona: solo se trata de conseguir tráfico con abundante contenido de calidad y así ganarse una buena reputación en los seguidores.

Nadie puede decir que tiene un secreto que venderles sobre este modo de vivir. En mi caso, lo que hago está a la vista: publicar cantidad de posts en el blog y contenido (crean que hago todo mi esfuerzo para que ese contenido sea de calidad) es el modo de llegar a vivir de un blog. Y esto lleva años de trabajo, porque para generar un ingreso decente también hay que tener cientos de posts publicados, y eso no se hace de un día para otro. Por lo tanto, podrás observar que todos los bloggers que pueden vivir de un blog (que son pocos según los que yo conozco), pueden hacerlo porque han trabajado muchísimo durante años. Lo mismo aplica para un youtuber, o para un instagramer, o para quien sea que vive de generar contenido. Nada se consigue de un día para el otro. También muchos tienen presencia en redes pero viven de actividades en paralelo a su blog: se puede tener un blog y hacer sinergia para vivir de vender libros contando experiencias de viaje (y siempre digo que eso está perfecto), o por ejemplo ofreciendo servicios. Un caso práctico podría ser un instagramer que comparte tips para decoración, y que puede vivir de ofrecer sus servicios para decorar casas. O alguien que comparte recetas por Instagram y vive de vender libros de recetas o dar cursos de cocina. También quiero que me entiendan que no quiero decir que dar un curso está mal. De ningún modo digo eso. Lo que intento dejar claro es que lo que me hace ruido es cuando se vende un curso de algo en lo que no se puede demostrar que seas un experto: por ejemplo, no se puede tener un blog con el único fin de vender cursos para vivir de un blog (sin poder demostrar que vives de un blog).

Nadie les debería vender un curso sobre vivir de un blog si no vive de un blog. Analicen bien sobre este tema. Cuando alguien ofrece un curso con “todo lo que necesitas para vivir de un blog”, en muchos casos esa persona que les ofrece esta fórmula mágica no parece tener muy claro como vivir de un blog. Por tanto en esos casos en vez de vivir de un blog, viven de “vender cursos para vivir de un blog”. Vivir de un blog es algo que lleva años. Nadie puede vivir de un blog que lleva dos años online y apenas 50 posts publicados. Eso es algo imposible. Para vivir de un blog hay que tener cientos de posts publicados, un volumen suficiente para generar un tráfico notable en el blog. A menos que seas un mega crack del SEO, que tengas mucha suerte posicionando y siempre aciertes con los temas correctos (y que además seas una máquina de escribir y escribir sin pausa), es muy difícil vivir de un blog en menos de tres años de arduo trabajo. Sí que pueden empezar a generarse ciertos ingresos a partir de algunos meses, pero hablar de ingresos para “vivir de un blog” y viajar todo el tiempo ya es otro tema. También quiero insistir en que yo no quiero de ningún modo desanimar a alguien a que inicie un blog. Solo intento dar un panorama realista: sí, se puede vivir de un blog trabajando duro.

No hay atajos para concretar los sueños posibles. Hay un enorme mercado sobre “vender la idea de que concretar un sueño es posible”. Y yo lo que digo es que sí, hay ciertos sueños que son posibles, pero también hay muchos sueños que están siendo explotados por falsos profetas y gurúes. Y con esto no quiero decir que todos los gurúes sean falsos gurúes. Hay que aprender a distinguir entre buenos y malos gurúes. No hay atajos, ni fórmulas mágicas, ni cursos mágicos que te enseñen a cumplir un sueño. Y si alguien quiere erigirse como el gurú de algún tema en especial, pidan las “credenciales”. Quiero decir, si alguien les dice que puede enseñarles a vivir de un blog, pidan la dirección de ese blog. Analicen su blog, sus métricas, vean la frecuencia con la que publica en el último año. Si ese blog tiene dos posts mensuales en promedio en los últimos doce meses, diría que es imposible que esa persona viva de su blog. Si ese blog está lleno de “posts invitados”, es un poco extraño que el dueño de ese blog tenga pasión por comunicar.

También hay formas de medir la veracidad de un blog en cuanto a tráfico. Hay cosas que no se pueden simular. Los influencers que publican posts, o videos y que viven de ello, lo hacen mínimo semanalmente a lo largo de meses y meses (durante años). Y lo hacen apasionadamente porque aman comunicar. Me animo a decir que la enorme mayoría de ellos son autodidactas y aprendieron o bien leyendo tutoriales gratuitos, o viendo video tutoriales gratuitos. La cantidad de información gratuita que hay en internet es inabarcable, y se puede aprender casi de todo con solo hacer una búsqueda por Google.

Hay cosas que solo las aprenderás de un modo autodidacta. Sí que hay cursos que puedan ayudarte a cometer menos errores en tu proceso o carrera. Y me animo a decir que no hay nada que puedas aprender que no esté disponible de modo gratuito en la web. Observen que cuando hablamos de ocupaciones tan disruptivas como todo lo relacionado con la tecnología, y tan cambiantes, como el mundo de internet, la mayoría de la gente “exitosa” es en gran parte autodidacta. Mayormente todos los que puedan ver que se destacan como influencer en alguna red social, si bien estudiaron alguna carrera (o no), en la mayoría de los casos debieron ser autodidactas para adaptarse a las nuevas herramientas de comunicación y sus cambios permanentes. Por ejemplo, yo mismo estudié Diseño de Imagen y Sonido en una Universidad, y aprendí muchísimo sobre comunicación, sobre fotografías, sobre contar historias. Por lo tanto de ningún modo digo que estudiar no sirva para nada sino todo lo contrario. Pero nadie me enseñó sobre blogs, sobre redes sociales, sobre estrategias de marketing adaptado a redes, etc. Hoy en día todo es tan cambiante que hay que formarse, pero también adaptarse y ser autodidacta para estar “a la última”. Y cuando se trata de estudiar o tomar cursos, siempre es importante ver muy bien que no nos intenten vender una “fórmula mágica”.

No conozco otra forma de concretar sueños que no sea trabajando mucho. Eso es lo que yo hago para “vivir viajando”. Según mi experiencia, si viviéramos realmente de modo exclusivo de un blog, no queda tiempo para dedicarse a vender cursos y gestionarlos. Vivir de un blog lleva muchísimo tiempo y mucho trabajo. Incluso es muy difícil llevar un blog para vivir de él en solitario. Si observan muchos de los blogs más reconocidos y posicionados, verán que trabajan entre dos (normalmente parejas) o más personas para llegar a ese nivel de presencia y de trabajo.

Vivir de un blog lleva mucho tiempo . Vivir de un blog lleva horas diarias de trabajo. Al menos unas cuatro horas diarias de redacción, dos horas más de gestión de redes sociales, dos horas más de reparaciones técnicas del blog, optimización del blog, respuestas de comentarios, interacción con los seguidores, diseño de estrategias, creatividad para comunicarnos con nuestros seguidores. ¿Creen que cada día después de todo eso queda tiempo para más?. Diría que no. Vivir de un blog es posible con todo ese trabajo y todo ese tiempo. Vivir de un blog es un mínimo de siete horas diarias, de trabajar sin horarios y a cualquier hora, de no poder tomarse casi nunca unas vacaciones totales, o una desconexión total por un tiempo prolongado. Incluso, implica no poder desconectarse de internet por demasiadas horas, ni de poder viajar a un sitio donde la conexión sea mala. O al menos de no poder viajar a un sitio así durante demasiados días. ¿Qué es lo que compensa todo ese esfuerzo y dedicación full time?. Básicamente la satisfacción de poder vivir y hacer lo que te gusta.

Vivir de un blog no es solo escribir un blog. Porque ser comunicador hoy tiene mucho de lo que llaman ser storyteller. Y con esto me refiero a ser un narrador (audiovisual) que desarrolla historias (en mi caso sobre todo a través de las historias de Instagram), y tener presencia en múltiples plataformas y redes. Porque llevar un blog hoy es mucho más que llevar un blog: es ser un pulpo gestionando varias redes sociales a la vez. En mi caso estoy presente sobre todo en mi blog, en la fanpage de Facebook, en Instagram, y en Pinterest además del newsletter cada vez más personalizado y en donde también brindo contenido exclusivo. Cada red es un lenguaje diferente y hay que aprender a hablarlos todos. Llevar un blog, por lo tanto es mucho más que llevar un blog. Incluso hoy por hoy ya no me defino como simplemente un “blogger”, porque eso sería reducir demasiado lo que hago.

Vivir de un blog requiere constancia y persistencia por años. Así es, porque además de trabajar mucho cada día, ni Google ni ningún algoritmo actual te perdonan que descanses, o que te tomes unas semanas fuera. Vivir para un blog es no dar tregua con tu trabajo. Es desgastante, por momentos agotador. Y no hay forma de que puedas perdurar en una tarea semejante si no sos un apasionado por lo que haces. Por lo tanto, también confieso que jamás podría haber soportado todo ese esfuerzo y las horas sentado en la computadora si no fuera por lo que me gusta comunicar (y comunicar los viajes).

Vivir de un blog requiere pasión por comunicar. Es lo esencial, no importa el tema por el que te apasiones. Lo importante es que ese tema que te moviliza y que te mueve a llevar un blog, un canal de Youtube, o una cuenta de Instagram, que ese tema sea lo que te quita el sueño porque disfrutas muchísimo al hacerlo. Nadie puede ser “influencer” de algo que no lo apasiona porque sucumbiría en el intento. Vivir de un blog, o de un canal de Youtube o de lo que sea semejante es imposible si no te apasiona comunicar.

Conclusiones finales: quiero dejar clarísimo que sí, vivir de un blog es posible (pero también quiero insistir en que no solo se trata de llevar un blog sino en trabajar en varias plataformas y redes). Vivir de un blog es posible, pero no es ni fácil, ni algo que se logre rápido. Es algo que requiere una dedicación completa y full time (o al menos una dedicación de horas y horas cada semana) durante mínimo dos años para empezar a ver resultados. También requiere brindar contenido de calidad y de utilidad para los lectores. Y conseguir todo ello no es posible si no hacemos algo que nos apasiona tanto como para no tirar la toalla antes de tiempo. Vivir de un blog te dará grandes satisfacciones, y en cierta forma es algo tan vigente como llevar un canal de Youtube o una cuenta de Instagram. Simplemente que el blog fue el primero que se puso de moda, y hoy parece que ya es “antiguo”, cuando en realidad es un medio más (que simplemente ya no está en la cresta de la ola como ser instagramer por ejemplo). Hoy para ser un blogger que vive de ello, hay que llevarlo de un modo profesional: esto es trabajando horas y horas por semana, adaptándose a las últimas tendencias, administrando todas las redes sociales posibles. Nadie puede esperar vivir de un blog y llevarlo como un “hobby” o un entretenimiento a tiempo parcial, o como una simple oficio secundario.

Cuando me preguntan que es lo que hago para vivir viajando, la respuesta es todo lo anterior y esto: hago mil malabares, trabajo duro en varias redes en simultáneo, soy también lo que hoy llaman un storyteller consciente que sería imposible hacer todo lo que hago si no disfrutara. Y si me preguntaran “¿que tan duro es?” respondería: tan duro como para pensar más de una vez en tirar la toalla ante los problemas, el desborde de trabajo, la parte técnica que no disfruto tanto (por no decir nada). Sin embargo sigo en esto dando pelea día a día para seguir comunicando mis viajes porque es mi fuente de energía. Y porque sobre todo, disfruto no solo de conocer lugares, sino además de compartirlos. Disfruto decirles en cada post: “miren este lugar, sepan que existe (y deseo que puedan conocerlo)”.

Share on Pinterest

15 Comentarios

  1. Nunca había leído tu blog, siempre te sigo por Instagram y… Tengo que reconocer que escribes muy bien y que has sido muy claro y honesto en lo que a vivir de un blog se refiere. Increíble la cantidad de trabajo que hay detrás!! Enhorabuena y todo el esfuerzo que haces, valen la pena!!
    Muchas gracias por tus consejos y que sigas viajando y haciéndonos soñar.

  2. Hola Mati, ya me he comunicado alguna vez.. tal vez estaría bueno si ofrecieras el armado de un viaje a un lugar que se solicite determinado, pero detallado de llegada y salida con un costo por supuesto y cada uno elige su hospedaje de acuerdo a su presupuesto y tal vez con tus consejos..
    Como lo hace Soy de Grecia por ej, que lo cobra, es personalizado y lo mismo Flor de Escocía ..
    A veces leo toda tu info pero no me decido por donde empezar y cto tiempo en cada lugar etc etc..
    No me gustan las agencias de viajes pero esto sería algo intermedio ..
    Saludos
    Gracias!

  3. 🙋🏻‍♀️Mati,
    tu blog no solo nos transporta mentalmente A lugares increíbles, paradisiacos,soñados y los que no hemos soñado 😃sino que nos sirve primero que todo para inspirarnos y elegir un destino, luego organizar y planificar nuestros viajes.
    🙏🏻👏🏼🥳
    Muchas gracias!

  4. Muchas gracias por compartir tantos lugares bellos! Me.han ayudado mucho tus blogs para planear mis.viajes. Sigue teniendo tantas experiencias bellas y compartiendolas con todos los que te seguimos!

  5. Todo excelente, gracias a ti hicimos la ruta de los pueblos blancos en Andalucía, (no todos), no nos dio el tiempo, pero si conocimos la increíble Ronda y Setenirl entre otros, muchas gracias nuevamente y continuaremos aprendiendo contigo, un abrazo grande desde Uruguay

  6. Mati, la explicacion de “”como vivir viajando” ha sido bien clara y profesional. De mucha envidia para muchos y un gran logro para pocos. A seguir adelante para mostrarnos tus viajes y seguir aprendiendo de los diferentes pueblos y culturas.
    SALUDOS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *