Quienes siguen el blog irán al tanto que soy muy fans de los pueblos “perdidos”, apartados, escondidos entre montañas, y sobre todo bien conservados y con un encanto difícil de resistir. Siendo así, es fácil entender como en estos días termino alquilando un coche y largándome a explorar en una de las regiones de Francia […]