Share on Pinterest

Después de mi viaje por la Costa Oeste de Usa, además de hacer la guía completa con todo el detalle en el blog me he sentado a procesar todo mi viaje a San Francisco.

Y una de las cuestiones que siempre analizo en estos viajes es si conviene o no sacar las tarjetas estilo “citypass” que hay en tantas ciudades del mundo. Mi conclusión casi siempre es que eso depende de nuestra hiperactividad, amor por los museos y atractivos incluidos en estos pases, el tiempo del que disponemos, y puntualmente los sitios que sí o sí queremos visitar.

La Go San Francisco Card

Por ejemplos en San Francisco existe la Go San Francisco Card << desde aquí puedes ver el detalle y comprarla

Atractivos incluidos

Esta tarjeta tiene un listado de atractivos incluidos. (que puedes ver desde el enlace anterior)

En el detalle de esta tarjeta informan que están incluidas atracciones como el autobús turístico de San Francisco (Big Bus), o también un crucero por los puentes, paseo en barco por la Bahía y el Golden Gate, el Museo de arte Contemporáneo (que es uno de los museos que recomiendo ver), además del museo Madame Tussauds, el submarino Pampanito o la Academia de ciencias de California (que opino que ya solo por la arquitectura sustentable de su edificio vale la pena ir). Estas son solo algunas de las atracciones porque hay muchas más incluidas en la tarjeta. En total son 28 atracciones

Como funciona la Go San Francisco Card.

Simplemente se activa al utilizarla en la primera atracción. Desde entonces nos durará según la cantidad de días contratados (se puede sacar desde un día, hasta cinco días siempre consecutivos). Por lo tanto, es cuestión de ver el detalle de atracciones y hacer el cálculo de lo que nos saldría todo lo que nos gustaría ver por separado. Y sobre todo pensar seriamente cuantos de los atractivos podríamos ver cada día, de un modo razonable.

¿Vale la pena la tarjeta?

Es una pregunta que no tiene una única respuesta. Todo dependerá de si soportamos un ritmo para ver o hacer unos tres atractivos al día, además de aprovechar el bus turístico que está incluido. En un caso así, seguramente que nos va a valer la pena. En cambio si queremos hacer un ritmo relajado y no hacer tantos atractivos al día, no nos saldrá a cuenta. La clave es esa esencialmente. Así como hay viajeros que utilizan siempre estas tarjetas, otros como yo que viajo slow (aunque confieso que mi ritmo no sería el normal) no me sale a cuenta este tipo de tarjetas. Pero en cambio si se que voy a un destino que tiene muchos atractivos pagos que me interesan, quizás sí lo pensaría y la usaría.

Por otro lado vale saber que hay mucho para hacer en San Francisco que no requiere gastar. Hablo de caminar la ciudad, conocer sus barrios, paseos, visitar atractivos como el Golden Gate que si lo hacemos caminando obviamente es completamente gratis. Para mí estas tarjetas son válidas si visitamos un solo día la ciudad (entonces aprovechamos el bus turístico y entrada a algunos atractivos) o sobre todo si vamos con un tiempo más extendido en el que podemos usar los primeros días para movernos por libre teniendo un buen panorama inicial, y después comenzar a profundizar en los siguientes días en los museos y actividades incluida en la tarjeta.

Consejo final

Mi consejo es que evalúen en función de sus intereses, su tiempo, y sobre todo hagan algunos números del costo de visitar por separado los museos y atractivos que no se quieren perder.

Hasta aquí llegamos con este posts de tips, aunque creo que también podría interesarles ver el post con algunos de los recomendados de San Francisco

Estas son propuestas de actividades organizadas en San Francisco que también podrían serles útiles para su viaje:

(*) Imágenes Matías Callone

Share on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *