Share on Pinterest

Esta selección de fotos es un reflejo de mis cuatro días de viaje por las rutas de la provincia de Lleida. Desde los paisajes más llanos del lado opuesto al Pirineo, hasta atravesar rutas por castillos, viñedos, monasterios, lagos. Desde la capital (Lleida) hasta los pueblos recónditos encerrados entre murallas y custodiados por montañas. Al poner rumbo al Pirineo, los desvíos en el camino llevan a pueblos con carácter, a caminar por calles que cambiaron poco a pesar de los siglos. Y en cada ruta, uno se encuentra gente orgullosa de su tierra, su gastronomía y su historia. Una región con mucha identidad.

Lleida te puede llevar a pueblos como Guimerá:

Guimerá

Guimerá

Guimerá

Guimerá es un casco medieval adaptado al desnivel del terreno. En lo más alto, los restos del castillo y la iglesia:

Guimerá

Y entre la historia, no hay como perderse por sus calles:

Guimerá

Guimerá

Las pausas en Lleida pueden tener sabores locales:

Montsonís

Y las rutas, mientras más se alejan de las zonas más pobladas, te pueden acercar a pueblos como Montsonís:

Montsonís

Es pequeño y precioso en las mismas proporciones:

Montsonís

En Montsonís está el primer castillo abierto al público para visitas:

Montsonís

Montsonís

Montsonís

Montsonís

Un pequeño conjunto de Iglesia, castillo y casas con una notable unidad arquitectónica:

Montsonís

Montsonís

Las rutas de Lleida se internan como venas en el paisaje cada vez más accidentado:

Montsonís

Y en esas sendas que se internan por desfiladeros, es posible encontrar sorpresas: el Santuario de la Mare de Deu de Salgar:

Montsonís

Y así como hay pueblos que cuentan historia a simple vista (como la siguiente foto en Os de Ballaguer):

taLleida

Penelles

Penelles

Lleida

La ruta en Lleida siempre es naturaleza e historia, como en el pequeño poblado de Vallbona de las Monjas, con su imponente monasterio:

Lleida

Lleida

Lleida

Y nuevamente entre ruta y pueblos, es tiempo de degustar platos locales para comerse a Lleida a través de los productos de su tierra:

Montsonís

Lleida

Aún en los pueblos imprevistos hay calles que combinan desolación con encanto del pasado (Ciutadilla):

Lleida

Subiendo y subiendo las montañas, es posible encontrar castillos y la inesperada Colegiata de Santa María de Mur en lo alto dominando las vistas (comarca de Pallars Jussá):

Lleida

Lleida

Lleida

Y en la altura, también se pueden encontrar bodegas y viñedos inesperados (Bodega Castell d’Encus):

Lleida

Lleida

En una ruta por Lleida, también hay pueblos curiosos, como uno de lo mejores ejemplos de villa amurallada en Catalunya (Montfalcó Murrallat)

Monfalco Murallat

Monfalco Murallat

Monfalco Murallat

Otra buen "hallazgo" en el camino, en Salás del Pallars hay un museo de tiendas y productos de antaño que desbordan en nostalgia (Botigues Museu Salás):

Lleida

Lleida

En resumen una ruta por Tierras de Lleida que puede empezar o finalizar en su capital, asombrando con su protagónico complejo defensivo y religioso que se postula para ser Patrimonio de la Humanidad: La Catedral vieja de Lleida (Seu Vella) y su claustro:

Lleida- Seu Vella

Lleida

Lleida- Seu Vella

Una catedral en pie y con esplendor en pie a pesar de los traspiés de la historia:

Lleida

Lleida- Seu Vella

Lleida

Una capital de provincia que invita a caminar por su calles...

Lleida- Seu Vella

Lleida

Una capital que es puerta de entrada (o partida) a rutas donde siempre es el camino y sus sorpresas el un destino. Donde sus kilómetros se extienden en posibilidades que multiplican las razones para un buen viaje.

Share on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *