Share on Pinterest

Baden-Baden es la ciudad ideal para hacer una pausa siguiendo la ruta por la Selva Negra. Pero no hablo de una simple pausa, sino de una pausa dedicada al bienestar (y también al lujo, elegancia, relax, actividades culturales además de paseos preciosos).

Las calles de Baden Baden, y siempre a poca distancia hay hermosos jardines y parques

Si quieren saber de mi viaje por Selva Negra, les recomiendo que empiecen por ver el detalle de mi ruta por siete pueblos y rincones esenciales. La Selva Negra es una de las regiones más bonitas de Alemania junto a la frontera francesa (y está casi en paralelo y muy cerca de la región francesa de Alsacia). Si vamos a esta región es imperdible pasar un día por Baden-Baden.

¿Por qué hay que visitar Baden-Baden?

Esta ciudad de palacios, mansiones, parques y jardines preciosos, lujo, elegancia y fuentes termales, nos puede llevar al extremo de vestirnos de etiqueta para entrar a su famoso casino, o dejarnos alejados del resguardo de la ropa en sus legendarios baños termales (algunos de ellos sin traje de baño).

Se encuentra en un valle legendario por su microclima y sus aguas termales (de hecho allí existen baños termales desde tiempos romanos). Baden-Baden es un vestigio de la Belle Epoque en pleno siglo XXI, recuerdos de su esplendor como balneario de renombre a comienzos del siglo XX. Pero ello no significa que sea una ciudad “quedada en el tiempo”. Parece más bien una ciudad nostálgica y orgullosa de su pasado, pero adaptada a los cambios de la actualidad.

Baden-Baden

Tip para alquilar coche (y descuento): si programas explorar en coche Alsacia o la región de Selva Negra, casi seguro que necesitarás un coche de alquiler. Desde el blog gestionamos más de 1.500 reservas de coche de alquiler con Rentalcars desde este buscador. Si lo utilizas, al igual que si contratas cualquier servicio desde el blog, no tendrás ningún costo extra. Son servicios que yo también utilizo en mis viajes, y al contratar desde estos enlaces también colaboras con el blog ya que dejan pequeñas comisiones por cada recomendación (y en resultados puedes acceder a descuentos de hasta el 15%). Por último mi recomendación siempre es que procures alquilar tu coche en los aeropuertos ya que allí están los mejores precios.

Tren y buses. Hay conexiones por bus desde el aeropuerto hasta Baden-Baden, así como también una estación de tren en Baden-Baden que conecta con Estrasburgo, y otras ciudades de la Selva Negra, además de la posibilidad de hacer conexiones con Alemania y Francia.

Desde Estrasburgo. Muchos llegan a visitar la región vecina de Alsacia en Francia (también hice una guía para visitar Alsacia), y desde allí hacer una excursión a Baden-Baden. Esto por supuesto puedes hacerlo o bien por libre, o en excursión organizada y en el día (con guías en español).

Baden-Baden

Baden-Baden

¿Cuántos días quedarse en Baden-Baden?

En este punto voy a hacer unas aclaraciones. Si vamos con la idea de tener un pantallazo de la ciudad, hasta con medio día podría ser suficiente. No es una ciudad grande, y todas su área turística es peatonal y apta para caminar en algo más de una mañana. Si lo que queremos es disfrutar de algunos de sus balnearios, entonces sí recomiendo quedarse un día completo, o incluso hacer noche allí.

Las visitas a estos balnearios spa, para disfrutarlos, llevan al menos unas cuatro horas entre que llegamos, y estamos en su interior. Baden-Baden es también una buena opción para hacer base y recorrer la parte más al norte de la Selva Negra, por lo que incluso podríamos quedarnos dos o tres noches allí.

Para recorrer la Selva Negra recomiendo dedicar al menos tres días, y un ideal de cinco días completos para hacerlo a un ritmo más completo y relajado (cinco días sería el mínimo para hacer la ruta que recomiendo y enlazo desde el segundo párrafo del post).

Alojarse en Baden-Baden.

Seguro se preguntarán de las opciones para alojarse en una ciudad que presume del turismo de lujo. Aunque los precios promedio pueden ser más elevados que otras regiones de Europa, siempre hay opciones para todo tipo de presupuestos y requerimientos. Hay una amplia oferta de alojamientos (más de 200 opciones que pueden ver y comparar precios desde este enlace). Por cierto, un hotel que tiene una buena ecuación entre criticas de usuarios y precios es el Hotel Quellenhof Sophia. La recomendación es anticiparse en tiempo para la reserva, ya que hoteles como el mencionado suelen estar muy demandados.

Baden-Baden
Baden-Baden

Alojarse en un Airbnb en Baden-Baden. Otra opción es dar con un buen apartamento o habitación de alquiler. Si se registran por primera vez en AIRBNB pueden aprovechar este descuento de hasta 31 euros para tu primer reserva. Hay algunas alternativas disponibles en Baden-Baden, aunque no siempre con la mejor ubicación.

Baden-Baden

La mejor época en Baden-Baden.

Por supuesto que el mejor clima es en primavera y verano, sobre todo si programamos disfrutar al aire libre de sus jardines, o espectáculos de verano. Ahora bien, es un destino que gracias al turismo de bienestar y termal, se puede visitar y disfrutar todo el año.

De hecho en pleno invierno disfrutar de sus spas, picinas cubiertas en los balnearios, y de sitios termales históricos como el Friedrichsbad (que explico más abajo) es todo un acierto para engañar el frío del invierno europeo. Otro buen momento para visitar la ciudad es en el mes previo a la Navidad, cuando todo está decorado, además de que hay mercadillos navideños, algo que es extensible a la región de la Selva Negra y a Alsacia.

Baden-Baden Baden-Baden

Que ver y hacer: los edificios y sitios que llamarán tu atención en Baden-Baden

Balnearios y termas.

Sin duda que la calidad terapéutica de las aguas termales son una de las razones de ser de Baden-Baden. Entre las más nombradas están las termas de Caracalla, o el legendario balneario Friedrichsbad (que funciona desde hace más de 100 años y fue considerado uno de los más lujosos de Europa). Más abajo les cuento de las singularidades de estos balnearios y por qué no deberían perdérselos según mi experiencia. Por cierto, además de los balnearios actuales en funcionamiento, se pueden visitar las ruinas del balneario romano debajo de la Plaza del Mercado y justo debajo del balneario Friedrichsbad. Es un paseo 2.000 años hacia atrás, y con ruinas muy bien conservadas.

El suntuoso Casino Kurhaus.

Entrar al casino requiere vestirse de traje. Es uno de los casinos palacio más legendarios y lujosos de Europa. Más que una sala de juegos, es un espacio que tiene un gran valor arquitectónico además de un lujo acorde con los visitantes que por siglos llegan a Baden-Baden. Por eso es que no solo se puede visitar como un cliente del casino, sino también como un turista aprovechando las visitas guiadas al casino. Así podrás apreciar la ostentación en su decoración, como si estuvieras dentro de un lujoso palacio francés. Además, te contarán historias sobre personalidades que pasaron por las salas del casino. También el casino de Baden-Baden es un espacio de actividades, conciertos, bailes. En cercanías del casino encontrarás una galería ornamentada que es otro de los íconos de Baden-Baden. Se llama galería Trinkhalle, y es recomendable caminar por ella y apreciar sus frescos o columnas.

Baden-Baden Baden-Baden Baden-Baden Baden-Baden Baden-Baden

Museos.

Hay varios museos notables en una ciudad que presume de su arte. El Museo Frieder Burda exhibe por ejemplo una de las mejores colecciones de arte moderno del mundo. Pero hay una buena lista de museos para confirmar que bien podríamos quedarnos más días por la ciudad: el museo Municipal, el Museo Fabergé.

Jardines y parques.

El esplendor, prolijidad y belleza de los jardines públicos de Baden-Baden es otra buena razón para caminar por la ciudad. Uno de los paseos más notables es la alameda Lichtentaler (Lichtentaler Alle). Este parque se extiende por más de dos kilómetros a orillas del río Oos. Es gratuito así que solo se trata de dedicar un buen rato a caminar y disfrutar de su belleza con más de 300 especies de árboles. En mi caso pude visitarlo en la primavera, y la belleza de sus flores se multiplica con un colorido inusual.

Baden-Baden Baden-Baden Baden-Baden Baden-Baden Baden-Baden

La iglesia Stiftskirche.

Esta iglesia es la que más destaca por sobre la ciudad, por su envergadura, su torre, pero también por su historia. Fue la primera iglesia de la ciudad y data del siglo XV. En su interior hay una gran colección de sepulturas de las personalidades nobles de la región (margraves de Baden). Sobre todo impresiona su torre en estilo barroco (construida a posterior).

Baden-Baden

Un viaje a las termas del pasado (Termas Friedrichsbad).

El balneario y las termas más legendarias de Baden-Baden son las llamadas Friedrichsbad. Y si no somos asiduos a las termas y spa alemanes, puede que visitar este balneario sea una de las experiencias más auténticas (empezando porque no se usa ni traje de baño ni toalla). De hecho decidir hacerlo ya es toda una etapa de la visita, porque ello implica estar dispuestos a despojarnos de todas nuestras pertenencias en un vestuario antes de entrar (y eso incluye quitarnos toda la ropa).

Esas tres horas (que de mínimo dura la experiencia) será la oportunidad de disfrutar recorriendo estancias dentro del suntuoso edificio, en donde nos sentiremos básicamente como un emperador romano tomando un baño. Y entre las estancias (por ejemplo) nadaremos en piscinas bajo cúpulas suntuosas con una arquitectura pensada para deslumbrarnos con su elegancia.

Baden-Baden

¿Cómo es la experiencia del balneario Friedrichsbad?.

La experiencia en este balneario que funciona en continuo y sin cambios desde el año 1877 está basada en los baños romanos, e irlandeses (en las etapas de aire caliente). Se recorren a lo largo de tres horas unas 17 estaciones diferentes (habitaciones con distintas modalidades de baños). Todo este recorrido será reparador para nuestro cuerpo (y "relajante para nuestra alma" según lo anuncian).

¿Por qué razón no se usa bañador?. Diría que esto es puro pragmatismo y practicidad alemana. El bañador es incómodo para estar en habitaciones de baños húmedos y mucho calor. Y crean que en pocos minutos uno se olvida que está sin bañador, para prestarse a disfrutar.

Experiencia en el Friedrichsbad. Tal vez muchos piensen que estar desnudo durante tres horas recorriendo las distintas etapas de este balneario y spa sea el centro de esta experiencia, o intimidante. Y nada más lejos de la realidad. Dejar la ropa atrás es el paso previo a tres horas para que nuestro cuerpo se relaje y disfrute, y sobre todo, que rápidamente nuestra cabeza olvide que estamos sin ropa en apenas unos minutos.

Una vez pagamos nuestra visita en el acceso (el pase básico es de 25 euros para las tres horas), nos darán una pulsera electrónica que utilizaremos para ingresar y marcar nuestro tiempo tanto al entrar como al salir. Esa misma pulsera nos sirve para abrir los casilleros en donde dejaremos todas nuestras pertenencias y ropa. Las siguientes tres horas solo llevaremos con nosotros esa pulsera. Desde el casillero hasta la siguiente etapa en la ducha, será el único momento en que llevaremos una toalla que nos suministra el mismo balneario, además de un calzado (chanclas) que también nos brindan allí (no es necesario llevar absolutamente nada).

Una vez llegamos a la ducha, empieza la experiencia. Se suceden las 17 etapas, y están todas muy bien señalizadas para seguir ese orden de habitación en habitación: duchas, baños húmedos, calor en seco, piscinas termales a distintas temperaturas, más duchas, e inmersiones en agua fría, masajes (algunas etapas son opcionales y se pagan por anticipado), una sala de relax y lectura, y hasta una siesta en una habitación oscura en donde no hay que dudar en relajarse y hasta dormirse un rato. Cada etapa y hasta el orden está todo diseñado para brindar al cuerpo el proceso perfecto de relajación, además de reparación.

Baden-Baden

Datos prácticos del Friedrichsbad: está abierto de 9 de la mañana hasta las 22 horas. Hay días en donde los espacios son mixtos, y hay días que los espacios están separados por sexo (Días mixtos: miércoles, jueves, viernes, domingos / Días separados por sexos: lunes, martes y sábados). ¿Recomiendo visitarlo?. Si dejamos nuestro pudor a un lado, sí, definitivamente lo recomiendo.

La posibilidad de disfrutar de espacios suntuosos con todo el aire de esplendor de los años dorados de Baden-Baden es de por sí toda una experiencia (es como disfrutar de un auténtico templo de aguas termales), o nadar en piscinas bajo cúpulas inmensas, además de la experiencia de vivir un spa alemán "al estilo alemán" (sin ropa).

¿Qué sucede si quiero ir a un balneario en Baden-Baden y no me animo a estar sin bañador?. En este caso la opción a elegir entre varias será por ejemplo el moderno balneario Caracalla (quiero aclarar que esto no es una mención relacionada con ninguna publicidad, solo que ambos balnearios son los más famosos y mencionados de Baden-Baden y fueron parte de mi visita a la ciudad).

Baden-Baden

Este balneario hermano del Friedrichsbad (pertenecen a la misma empresa) están muy cerca uno de otro. De hecho cuentan con un parking subterráneo para dejar nuestro coche a un paso de ambos spa.

El Caracalla es la versión más moderna (y apto para todas las edades, ya que el Friedrichsbad es a partir de 16 años), con espacios luminosos con enormes ventanales al exterior y variados. A la vez, el Caracalla también se divide en dos niveles, la planta baja es la parte con bañador y apta para todas las edades, y la parte alta en la segunda planta, que se paga como un plus al ingresar, es el área sin bañador (o textil free), con variados saunas a diferentes temperaturas, hidromasajes, solariums.

Qué ver cerca de Baden-Baden.

Sobre todo les vuelvo a dejar el enlace al post con el detalle de la ruta para explorar la Selva Negra. Hay muchos pueblos y ciudades cercanas de mucho interés, especialmente cercano está Gengenbach, que es uno de los pueblos más bonitos de la Selva Negra y Alemania.

Share on Pinterest