Share on Pinterest

Esta extensa guía está basada en mi primer experiencia de seis etapas en la Via Podiensis, el Camino a Santiago más famoso en territorio de Francia.

En esos seis días pude caminar 130 kilómetros entre Sainte-Eulalie-d’Olt y Cajarc, mayormente en el departamento de Aveyron. Esta experiencia que fui contando en mi Instagram, y que tantos siguieron con entusiasmo, ya puedo decir que fue uno de los grandes viajes y experiencias que hice en movimiento. Basado en ese viaje despliego en este post las respuestas a todas las dudas que me fueron acercando por mensajes, los consejos que quiero transmitirles, y la oportunidad de despejar todas las dudas que creo se presentan a la hora de organizar nuestras etapas para el Camino de Santiago. Además, quiero marcarles las diferencias que se presentan en el camino por Francia.

Fotos (*) Matías Callone / llegando a Estaing, uno de tantos pueblos hermosos en el Camino por Francia

Contenidos

Introducción a la Via Podiensis

(Camino de Santiago más usual en Francia). Cuando contaba sobre mi breve aventura por la Via Podiensis en Francia, muchos me preguntaron asombrados como era que el Camino de Santiago podía ir más allá de España, pensando que solo implicaba tramos en ese país. Así que haré una introducción muy básica. Como camino de peregrinación de siglos, el camino de Santiago (o camino a Santiago) se ramifica como un árbol por varios países de Europa. Tal vez la vía más famosa en territorio español sea el “Camino Francés” que atraviesa España desde Saint-Jean-Pied-de-Port hasta Santiago de Compostela. La Via Podiensis sería el tramo de Francia que conecta desde Le Puy en Velay hasta Sant-Jean-Pied-de-Port. Por lo tanto, sería una de sus principales extensiones, pero no la única. De hecho en Francia hay numerosas vias del camino de Santiago, y la de la Via Podiensis es solo una más, pero la más célebre.

Via Podiensis (Camino de Santiago)
La señalización del Camino de Santiago es bastante precisa en Francia, aunque en esta foto se trata de una señal un poco más informal.
Via Podiensis (Camino de Santiago)
Espeyrac es uno de los pueblos en donde termina una etapa de la Via Podiensis

La Via Podiensis también se conoce como Camino de Le Puy. Ahora bien, hay más caminos o tramos previos a Le Puy-en-Velay, por ejemplo, el camino Gebennensis es una nueva ramificación que se extiende por Suiza y Alemania. Así podríamos hacer una extensión y comenzar a caminar desde Ginebra, pasar por Le Puy-en-Velay, y seguir hasta Sant-Jean-Pied-de-Port para continuar por el Camino Francés hasta Santiago de Compostela. La Via Podiensis está indicada como sendero de gran recorrido GR 65 en todo su trayecto.

Ver esta publicación en Instagram

¿Saben que es el Camino de Santiago (en lo que hice de la Via Podiensis)?. Para mí no es un viaje. Es más. Y no hablo de lo que sería su costado espiritual o místico. El camino es una aventura de miles de personas en simultáneo. Un meta que se escabulle por senderos que no saben de monotonía, la posibilidad de caminar sin mapas, de olvidarse del teléfono. La camaradería y los saludos, las caras que se repiten y los saludos porque sí, los amigos temporales que te hacen un lugar en la mesa. El Camino es la superación día a día: de barreras personales, de metas cumplidas. Y el buen rollo como dicen en España, la buena onda o vibra (o el nombre que sea). Es pasarte días entre gente que le cuesta menos sonreír que en las ciudades y en el día a día. Es también una forma barata de viajar por Europa. Los albergues son "baratos", el transporte solo cuesta algunas ampollas y una tira de ibuprofeno. La comida se parece a la de casa si das con los albergues adecuados. El camino es disfrutar de comer sin culpa y tirarse en la cama (también sin culpa). Y sobre todo, respirar puro, escuchar las mañanas y disfrutarlas, conocer pueblos y lugares encantadores cada día, recordar que no es necesario tanto. Y no importa la meta ni es una carrera…es una forma de disfrutar la vida…. con ampollas (mi obsesión de estos días)…¿después de todo que seria de la vida sin ampollas?. Todo eso es el camino…y lo que me falte aprender. #CaminodeSantiago #viapodiensis #Aveyron #Lafrance

Una publicación compartida de 101 Lugares increibles (@maticallone) el

¿Cuantos caminos existen en Francia?.

La respuesta es varios (o muchos), al igual que sucede en España. En este mapa (*) puedes ver las vias principales que conectan con el Camino Francés por España. En color violeta está indicada la Via Podiensis (desde Le-Puy-en-Velay):

¿Y entonces, por qué razón la Via Podiensis es la más conocida?

(un poco de historia?. En el año 950 0 951 está documentado el itinerario realizado por el obispo de Le-Puy-en-Velay (de nombre Gotescalco) en peregrinaje a Santiago de Compostela, siendo el primer peregrino no hispano que realiza este recorrido. En aquel entonces no iba solo, sino acompañado de un cortejo que incluía desde artistas, hasta guardias armados que defendían el cortejo. Aunque ese itinerario es tema de discusión, hoy se sigue ese primer peregrinaje de modo aproximado. Y lejos de hacerlo con guardias armados, hoy son tantos peregrinos como senderistas quienes siguen y seguimos la ruta tras las pistas que dejaron tantos siglos de peregrinación basadas en ese primer viaje: santuarios, abadías, hospitales, puentes. Ya en el siglo XII hay una guía del Peregrino con algunas indicaciones.

Distancias y etapas de la Via Podiensis

¿Cuantos kilómetros recorre la Via Podiensis por Francia?.

Son en total 742 km desde Le Puy en Velay hasta Sant-Jean-Pied-de-Port. La distancia total desde Le Puy hasta Santiago de Compostela son 1506 km.

Ver esta publicación en Instagram

Estoy en el #Aveyron #Francia🇫🇷 y en las historias de estos días me verán caminar el Camino de Santiago más famoso en territorio galo. Voy a hacer un tramo de unas 5 etapas al menos…voy a atravesar pueblos y patrimonio. El sendero que seguiré es la #viapodiensis o también conocido como Camino de le Puy. Aveyron es lo que se ve en esta foto que hice hace apenas unos días cuando anduve en coche explorando. Ahora mis pies serán mi modo moverme y viajar….25 kilómetros diarios en promedio…y una primera aproximación al Camino para comprenderlo y entenderlo en su parte francesa. #CaminodeSantiago ¿hicieron algún tramo del camino? ¿Lo piensan o quieren hacer?… iré contando lo que pueda servirles en cuanto a consejos y experiencia (en historias y pronto en el blog)

Una publicación compartida de 101 Lugares increibles (@maticallone) el

¿Y en cuantas etapas o días se hace?.

En este punto quiero hacer una aclaración. El camino se hace en tantas etapas como uno quiera organizar. No hay un ritmo ni un número determinado. Lo ideal es hacerlo en el ritmo adecuado a cada uno. Sin embargo hay una serie de etapas de referencia para tener en cuenta. Para hacer los 742 kilómetros de la Via Podiensis hay un itinerario sugerido de 29 etapas, con un promedio diario aproximado de 25 kilómetros.

¿Puedo hacer algunas etapas?.

Por supuesto que sí. Uno puede escoger hacerlo completo, o hacer el tramo que uno escoja con total libertad. De hecho lo más usual es que muchos caminantes hagan este camino por tramos a lo largo de varios años, al igual que sucede con el Camino de Santiago. Es decir, por ejemplo, hacer en un primer año una semana (siete etapas), al siguiente año otras siete o las que sean y así. Cada cual le busca el ritmo y la forma más adecuada a sus tiempos, físico o lo que fuera.

Etapas más usuales.

No es que sean las más recomendadas porque hay muchas etapas muy bonitas. Pero muchos suelen empezar el camino en Le Puy y hacer el tramo hasta Conques. Este itinerario Le-Puy a Conques es uno de los más realizados. Sobre todo por quienes piensan en proseguir el camino en otros momentos del año, o en años siguientes.

Pueblos preciosos en cada etapa.

Lo que suma y mucho al encanto del Camino por Francia es la belleza de los pueblos que se atraviesan. Es literal decir que parecen de cuento muchos de ellos. Solo en las etapas que yo hice en el camino me pude cruzar con cantidad de pueblos en los que dan ganas de quedarse unos días. Entre los más bonitos y famosos están Estaing, Conques, Espeyrac. En detalle, puedes ver por ejemplo mis fotos y post sobre Conques. Pero hay otros tantos más, algunos reconocidos entre les plus beaux villages de Francia (una asociación que nuclea a los pueblos más bonitos de Francia). Otros apenas conocidos, son un placer de atravesar caminando. Antes de seguir con la guía, les dejo una serie de fotos de algunos de los pueblos más bonitos.

Via Podiensis (Camino de Santiago)Via Podiensis (Camino de Santiago)Via Podiensis (Camino de Santiago)Via Podiensis (Camino de Santiago)Via Podiensis (Camino de Santiago)Via Podiensis (Camino de Santiago)

Algo de historia de los pueblos. El camino va sobre todo por pueblos (y la mayoría de ellos son preciosos). Muchos de estos pueblos a veces son apartados, lejos de zonas urbanizadas o industrializadas. Creo que eso también suma mucho para hacer más bonito el camino. El tramo que va desde Le Puy, y se interna por el Aveyron (hasta Cahors), es precioso, y muchos de estos pueblos están catalogados entre los más bellos de Francia. Por ejemplo, el tramo que yo hice en concreto fue desde Saint-Côme-d’Olt hasta Cajarc, y es precioso, una colección de pueblos a cual más bonito, conservados casi sin cambios por siglos. Conques es una de las estrellas del recorrido, pero puedo afirmar que Estaing, Espalion, o pueblos menos conocidos como Faycelles, son una preciosidad. Por cierto, si quieren saber más sobre estos pueblos, de que se vive, o como transcurre la vida tranquila en estos lugares, pueden leer sobre mi experiencia pasando siete días en Faycelles, en uno de los descansos que hice de mis etapas.

Y por supuesto, también se atraviesan algunas pequeñas ciudades mucho más completas en cuanto a oferta de servicios. Es el caso de Figeac (siguientes dos fotos):

Via Podiensis (Camino de Santiago)Via Podiensis (Camino de Santiago)

O también se atraviesan paisajes preciosos en largos tramos con el que muestro en la siguiente foto. La mayor parte de las etapas suele ser atravesando colinas por lo alto, y rodeados de campiña:

Via Podiensis (Camino de Santiago)

¿Donde puede ver los detalles de cada etapa?.

Una web que yo fui utilizando para ver los detalles, distancia, el perfil de desniveles, e incluso los albergues de cada tramo fue la web Gronze.com. Les dejo el enlace a las etapas del Camino de Le Puy. Este tipo de información es muy útil para organizar cada etapa.

¿Se puede hacer en bicicleta?.

Claro que sí, se puede, y hay muchos ciclistas que uno se va cruzando en el camino. Con los que pude conversar un poco, me contaban que hacían unos 80, 100 o incluso más kilómetros a diario. Ahora bien, también pude hablar con alguien que lo había realizado tanto en bicicleta como caminando, y me dijo algo con lo que creo estaría de acuerdo: lo mejor en cuanto a vivir la experiencia más usual del camino es hacerlo caminando. Es la mejor forma de conectar con la magia del camino, hacer amigos y amistades, y sobre todo seguir el ritmo lento apropiado para el camino. Doy un ejemplo, en cada etapa diaria se atraviesan unos 3 o hasta 5 pueblos, además de iglesias, abadías. Si hiciéramos 100 kilómetros al día, todos estos puntos para detenerse se multiplicarían, o los pasaríamos muchos de ellos rápidamente de largo. Hay pueblos que realmente merecen detenerse para apreciarlos. Ahora bien, si en bicicleta atravesamos 15 pueblos en un día, la densidad de sitios que ver se multiplicará demasiado. Espero explicarme. Esto no lo digo en detrimento de una forma tan hermosa de moverse como lo es la bicicleta. También está la opción de hacer menos kilómetros diarios, y alivianar nuestra carga llevando el peso en la bici. Todo se puede evaluar y adaptar. Pero quiero decir que la esencia del camino es precisamente caminar.

¿Se puede hacer en auto?.

Esta pregunta me la hicieron varias veces en mis redes mientras contaba mi experiencia en el camino. Imagino que por razones variadas, o falta de tiempo en un viaje, o por dudas sobre las condiciones físicas, o incluso por problemas de movilidad. La respuesta es que sí se puede seguir el itinerario pueblo a pueblo y etapa a etapa por carreteras, pero no será exactamente el recorrido del camino. También se puede vivir el ambiente del camino alojándose en alberques o en hoteles en las etapas. Muchos de estos albergues aceptan huéspedes que no sean caminantes o peregrinos. Es un modo de compartir al ambiente que se respira en el camino.

Ver esta publicación en Instagram

Sigo en el camino, en la Via Podiensis (uno de los Caminos de Santiago esenciales dentro del territorio de #Francia🇫🇷 ). En las historias (que ya están en destacadas) les cuento mi insólita participación leyendo a unas 200 personas en la misa de la Abadia de Saint Foy en #Conques (aún me pregunto como llegué a eso). Camino entre 16 a 25 kilómetros diarios. Algunos me dicen de hacer 30 kms. Me di cuenta de que no será lo mío hacer ese kilómetraje diario. No me interesa ir rápido sino disfrutar. Y aunque solo tenga unos días (hago algunas etapas y termino el domingo) igual no me acelero. En la foto se puede ver un caminante ( no me atrevo a decir que todos los caminantes son feligreses) en el pequeño pueblo de Conques que tan buenos recuerdos me deja. El Camino por Francia tal vez para muchos sea un descubrimiento. Es hermoso y toda una experiencia caminarlo. #CaminodeSantiago

Una publicación compartida de 101 Lugares increibles (@maticallone) el

Los preparativos iniciales para el Camino de Santiago (Via Podiensis)

Consejos y preparativos iniciales. Lo primero que les voy a contar es que una vez que (en mi caso) decido hacer varias etapas del camino, me dispongo a leer webs con consejos del camino que suelen desplegar listados extensos de recomendaciones. Creo que eso fue una de las primera cosas que me abrumaban a la hora de empezar el camino. Por eso es que no voy a hacer un listado enorme de recomendaciones que nos abrumen, y hasta nos hagan desistir de avanzar con la idea de hacer el Camino de Santiago. Lo esencial que se necesita para empezar el camino es un estado físico mínimamente razonable (no es necesario un estado atlético, sino un cierto entrenamiento simplemente para caminar durante horas). Aunque resulte obvio, lo digo por el hecho de que muchos imaginarían arduas jornadas de entrenamiento previas, pero no, no es necesario tanto. El camino no tiene que ser un sacrificio con un plan arduo que nos asuste a la hora de encarar la idea. Se trata de disfrutar incluso hasta el “entrenamiento” previo.

¿Y cuanto peso debo soportar en el camino?.

Creanme que más que preguntarse que es lo que tienen que llevar al camino, deberían preguntarse que es lo que creen que deben llevar y que realmente no deberían llevar. El equipaje mínimo es primordial, y no debería superar los 8 kilos (ya explicaré más abajo como hacerlo y por qué es posible hacerlo con tan poco peso).

¿Necesito mucha planificación?.

Tampoco es necesaria una planificación exhaustiva (yo no la hice con demasiada anticipación ni mucho menos con organización exhaustiva). Ni pensar que tenemos que imponernos un plan de etapas a seguir a rajatabla. El mejor plan es la flexibilidad. Crean que he visto como algunos senderistas han ido tirando a la basura sus hojas impresas con planes de etapas que luego van modificando día a día. Tampoco hay que pensar el camino como una carrera rápida a seguir. Si cuentan con poco tiempo, no pretendan empezar el camino con un plan de jornadas exigente. Reduzcan la cantidad de etapas. Si el plan es hacer solo algunas etapas, dejen un margen para poder flexibilizar esa cantidad de etapas. Lo importante más que imponer un duro ritmo de etapas, es disfrutar del camino, eso es lo esencial. Y crean que si van a planificar un duro plan de etapas es muy probable que dejen de disfrutarlo antes de tiempo. 

Via Podiensis (Camino de Santiago)

Cosas que llevar sí o sí.

Aunque en el punto sobre “soportar el peso de la mochila” que está más abajo lo explico nuevamente, aquí voy a anticipar que es muy poco lo que necesitamos sí o sí. La ropa, que sea lo mínimo: un pantalón de senderismo de esos desmontables, otro pantalón bermuda (si vamos en primavera o verano), un abrigo liviano (polar o micropolar), una cortaviento impermeable, y no más de cuatro mudas de camisetas y de ropa interior. Se puede lavar en los albergues del camino la ropa. Además, en casi cada pueblo mínimamente importante encontraremos farmacias, tiendas de productos para senderismo, mercados y minimercados, boulangeries, tiendas de productos regionales. Diría que no hay prácticamente nada que no puedas conseguir en el camino. El criterio sería: “nunca cargues con algo que creas puedas necesitar, si lo puedes conseguir en el camino”.

Vestimenta.

Aunque hablé de este punto anteriormente. La vestimenta mínima recomendada es ropa liviana, pantalones desmontables en lo posible. Si no es temporada muy calurosa, utilizar calzado impermeable (Goretex o similar) es acertado. También muchos prefieren ir con calzado deportivo cómodo y liviano, y es una buena opción también, más allá de que puedan tocar jornadas de lluvia, o tramos con barro. Abrigos, lo mínimo necesario. No hay que olvidar que en el camino estaremos en plena actividad física y es más probable que tengamos calor aún con temperaturas de 10 o 15 grados en el día.

Seguro de viaje en el Camino de Santiago

Viajar seguro y con descuento. Siempre voy a recomendar que en sus viajes o bien cuenten con una cobertura de seguro de salud, o bien contraten un seguro de viaje, y más aún en un viaje como este. Si bien el Camino de Santiago no es una aventura de riesgo, si es una actividad de desgaste físico, y siempre es mejor ir a cubierto. Una de las compañías que tiene una web con un sistema fácil de contratación de seguro de viaje es Iati, que además dispone de un descuento de 5% para nuestros lectores al contratar el seguro desde este enlace >> Contrata seguro de viaje con 5 % de descuento

Siguiente foto: Cajarc, uno de los finales de etapa:

Via Podiensis (Camino de Santiago)

Resumen de preparativos.

Entonces, y en resumen ¿que es lo esencial en la preparación previa?, un estado físico mínimamente razonable, tener lista nuestra credencial para coleccionar los sellos de cada lugar (también lo explicaré más abajo), aprender desde el vamos a que nuestra carga necesita mucho menos de lo que imaginamos, una actitud de superación, voluntad, y sobre todo, muchas ganas de disfrutar del camino. 


¿En qué epoca es mejor hacerlo?.

Sin duda que lo mejor es evitar el invierno, o más extendido, evitar desde fines de noviembre hasta fines de marzo. La primavera en muchas partes del camino no suele ser muy “primaveral” en cuanto a temperaturas. Pero a diferencia del invierno cambiarán sobre todo las temperaturas mínimas, tendremos más días soleados, y un paisaje más verde y lozano que nos llenará de más energía. Las estaciones intermedias serán lo ideal no solo por el clima, sino por el equilibrio de caminantes sin masividad (lo que se traduce en hoteles menos ocupados). Los días pico de verano sería mejor evitarlos por el calor. Si bien hay muchos tramos de sombra, y alternativas de sombra en el camino. En picos de calor las temperaturas pueden estar por encima de los 30 grados. Tampoco digo que se deba desistir. En esas fechas es más importante levantarse bien temprano y aprovechar las primeras horas del día con más fresco. También habrá que proveerse de más agua, aunque hay puntos donde cargar agua potable en casi todos los pueblos del camino. Para decisiones más extremas, algunos caminantes me comentaron que en verano, si el pronóstico da mucho calor, algunos eligen hacer tramos o etapas por las noches, esto es caminando por ejemplo desde las 3 o 4 de la mañana para llegar a nuestro final de etapa antes del mediodía y del sol más abrasivo.

¿Donde consigo mi credencial para coleccionar los sellos en el camino?.

Uno de los puntos que más entusiasman en el Camino es ir coleccionando los sellos de cada etapa. Estos sellos del Camino de Santiago los hacen en los albergues, en las oficinas de turismo, en las Abadías o hasta en las iglesias a lo largo del recorrido. Para conseguir la credencial, una de las formas usuales es comprarla o bien en Le-Puy-en-Velay en la iglesia, o bien en algunas iglesias cercanas al camino, o en asociaciones de amigos del camino. Yo compré mi credencial en una iglesia en Aurillac (que por cierto no es parte del camino). Mi recomendación es que preguntes en oficinas de información turística sobre donde puedes obtener la credencial en un punto cercano. Lo mismo puedes comprarla en España antes de partir, consultando en iglesias, oficinas de turismo, o buscando info en la web.

Evitando las excusas para el Camino de Santiago

Esta sección creo que será muy incómoda para quienes se quieran anteponer excusas para el camino :).

No tengo la edad adecuada.

Si algo llamaba la atención a medida que avanzaba mis primeros días en el camino, es que la edad promedio de quienes realizaban etapas superaba los 60 años. He llegado a cruzar senderistas solitarios que avanzaban a paso lento, y podría estimarles la edad entre los 70 a 80 años. La edad no es una razón para desistir a hacer el camino o etapas del camino. Cada cual puede encontrar su ritmo, o completar etapas parciales (siempre hay hoteles cada pocos kilómetros). Lo importante no es la edad, sino el contar con un estado físico apto para caminar (y hacerlo de un modo razonable en relación a tu resistencia física, adaptando las distancias a ello). 

No aguantaría caminar tantos kilómetros a diario.

Puede que me repita en muchas de estas explicaciones, pero las etapas (que promedian entre 20 y 30 kilómetros diarios) son solo sugerencias. A lo largo de cada etapa suele haber varios pueblos en donde hay alojamientos. Y lo mismo también hay alojamientos en medio del paisaje rural. En promedio, hay alojamiento cada 5 kilómetros. Eso quiere decir que podemos programar hacer la cantidad de kilometros diarios que nos motive a hacer. Si queremos hacer diez kilómetros o quince al día, no hay ninguna razón par no poder hacerlo, solo se trata de ir programando nuestros alojamientos cada esa distancia. Si queremos hacer solo seis kilómetros porque estamos cansados, también se puede. Incluso me han comentado algunos senderistas que programaban dos noches de alojamiento seguidas en el mismo punto para descansar, o que hacían un día una etapa, y el día siguiente descansaban. Cada cual puede buscar su ritmo, y sobre todo su forma de disfrutar.

Via Podiensis (Camino de Santiago)

No tengo un buen estado físico.

Aunque este punto está relacionado con el anterior, se sorprenderán si les digo que no es necesario tener un excelente estado físico para hacer el camino. Por supuesto, hay que tener un mínimo estado físico, y eso solo lo podrías saber si antes de empezar el camino haces algunas caminatas extensas de prueba. Por ejemplo yo recomendaría hacer 15 días antes del camino (por ejemplo un fin de semana) dos caminatas, una sábado y otra domingo, de unos 15 kilómetros cada una. Al fin de semana previo al camino, hacer un sábado 20 kilómetros, y el domingo, 20 kilómetros más. Es una forma de medir nuestro cuerpo, de preparar nuestros pies a la caminata, etc. Por supuesto que si el punto de partida es un estado físico en el que no hacemos nada durante mucho tiempo, el entrenamiento previo debería empezar incluso varios meses antes. Pero no se trata de un entrenamiento para romperse o matarse con el esfuerzo. Lo que hay que entrenar para el camino es la resistencia “a paso lento”, no los esfuerzos acelerados. Incluso caminar y probar de hacer subidas breves, etc. Lo dicho, no crean que en el camino veía personas en un estado atlético formidable, ni mucho menos. Un estado físico mínimo razonable, voluntad y ganas de superarse día a día es lo esencial. 

Via Podiensis (Camino de Santiago)

No tengo tiempo para entrenar antes de hacer el camino.

Para entrenarse para el camino no es necesario disponer de horas cada día. A veces solo se trata de empezar a cambiar actitudes varios meses antes. Por ejemplo, empieza a desistir de utilizar ascensores, escaleras mecánicas, usa menos el coche y transporte público y empieza a caminar a todas partes o incluso a utilizar bicicleta para mejorar la resistencia del cuerpo. Por ejemplo, aunque pueda parecer muy básico, salir algo antes al trabajo y caminar (siempre que sea posible claro). En definitiva, poner nuestra cabeza en “modo caminante” en nuestra vida cotidiana, ya será un muy buen entrenamiento. 

No aguantaría llevar el peso de la mochila. 

En este punto van dos aclaraciones:

Punto uno: se puede ir con una mochila muy liviana. Uno de mis primeros aprendizajes al hacer mis etapas, fue que mi mochila llevaba exceso de peso. Mi espalda lo notaría cada jornada después de varias horas de caminata. Lo cierto es que en mi caso no había “diseñado” mi equipaje de un modo optimizado para el camino. Estaba en un viaje por Francia en el que de improvisto había decidido hacer algunas etapas del camino. Y cargaba con dos mochilas, y todos mis equipos fotográficos (que incluyen la cámara réflex, el drone, sus correspondientes baterías de repuesto, etc). Con todo eso más ropa para distintos climas, puedo asegurar que mi peso excedía totalmente lo recomendado. Para hacer el camino en temporada de primavera o en verano, no es necesario llevar más que un pantalón largo desmontable, otro estilo bermuda de senderismo, un abrigo, un impermeable, y mudas de ropa para cuatro días. Eso es todo, y repito, eso es todo. Agregar lo básico de higiene personal, un botiquín muy mínimo (hay farmacias en casi todos los pueblos así que no hay que llevar todo tipo de medicamentos y productos “por las dudas” porque todo lo puedes comprar cuando lo necesites), y creo que con eso bien podríamos rondar los 8 kilos. Es suficiente. Si la preocupación es como voy a lavar mi ropa, es bueno saber que en cada alojamiento Gite d’etapa o en los hoteles para peregrinos hay lugares donde lavar a mano nuestra ropa, lugares para tender al sol la ropa, o incluso lavadoras y secadoras. 

Punto dos: existen empresas que hacen la logística para trasladar nuestro equipaje o mochila de hotel en hotel, mientras caminamos por el camino con una mochila pequeña en la que solo llevar el agua, comida y poco más. Si no queremos hacer un sobreesfuerzo , asumiendo que acrecentaremos el costo diario (tampoco es mucho), bien se puede hacer el camino utilizando estos servicios que nos facilitan eso de viajar más que livianos, casi con lo puesto. De hecho hay empresas que se ocupan de organizarnos hasta las reservas de los hoteles, además de los traslados de nuestro equipaje.

Via Podiensis (Camino de Santiago)

No estoy dispuesto a dormir en albergues con habitaciones compartidas.

En algunos comentarios en redes o mi instagram me dejaban claro que muchos no están dispuestos a compartir una habitación. La verdad que en el camino los albergues no solo son un alojamiento barato, también son el modo de hacer posible económicamente una travesía que requiere varios días o semanas. Los albergues son sitios donde la gente llega con energía para poco menos que cenar, y tirarse a descansar. Son sitios tranquilos, donde la gente en general es respetuosa y cordial con el descanso de cada uno. Si no estamos dispuestos a utilizar albergues y habitaciones compartidas, igualmente siempre habrá hoteles con habitaciones privadas, y a precios relativamente razonables (desde 50 euros en adelante para dos personas).

Consejos para cuando ya estoy en el camino.

Momentos de crisis en el camino.

Crean que en varias jornadas se abarca todo un proceso mental, físico y hasta un ciclo de energía en el camino. Es probable que los primeros tres días sean relativamente fáciles, que el cuerpo no pase gran factura. La clave es que en el camino todo el peso, esfuerzo, sobrecarga muscular, se va acumulando día a día. Por eso es esencial no pretender hacer el camino como si fuera una carrera contrarreloj. Relaja siempre, toma breves descansos cada vez que sientas que tu cuerpo lo pide. También hay que permitirse descansos más extensos. En tramos de 24 kilómetros, con comenzar a las 8 de la mañana me terminaba pasando que se apoderaba de mí una especie de ansiedad por llegar. Hay que inmunizarse ante esa ansiedad. La mayoría de las veces mi etapa terminaba a las dos o tres de la tarde, con lo que casi siempre lo hacía más rápido de lo pensado y llegaba a la conclusión de que me había apurado sin sentido. Hay que permitirse los descansos, caminar tranquilo y disfrutar. Las etapas no consisten en llegar rápido a nuestro final del día, sino en disfrutar de todo ese recorrido. Aún con todo, es probable que algún día, sobre todo al final de etapa, sientas que el cansancio te gane, o que aflora algún dolor que da la sensación de que no podrás seguir el camino. Crean que una vez llegamos a nuestro final de etapa, vendrán horas de descanso y recuperación. Los momentos en que estemos agobiados o demasiado cansados no son los mejores momentos para tomar decisiones. Espera al día siguiente. Al despertar notarás como el cuerpo tras el descanso tiene una capacidad de recuperación asombrosa. De hecho me había pasado de no poder creer en la mañana como me había recuperado de mi “estado calamitoso” en un día anterior. Repito, mi estado calamitoso era, un cansancio total, sumado a mi exceso de peso en la mochila, y sobre todo, unas ampollas que por hacer mal las cosas no pude prevenir (por que sí las puedes prevenir). Si te sintieras agobiado en algún final de etapa, solo hay que descansar, reponerse y esperar a la mañana. La energía, y hasta nuestro ánimo será otro al comenzar el día. 

(Siguiente foto: la abadía e iglesia de Saint Foy en Conques, una de las maravillas arquitectónicas del camino)

Via Podiensis (Camino de Santiago)

¿Necesito reservar mis alojamientos?.

En el camino por Francia, el sistema de alojamiento es algo distinto a como es en España. Para empezar, el precio promedio es algo más caro que los albergues en España. Hablamos por ejemplo de una cama en habitación compartida en un Gite d´Etape (son los alojamientos para senderistas) tenía un precio a partir de los 14 euros. Esto incluye una ducha y baño compartido, un espacio común en donde normalmente se puede cocinar. También es normal que en todos estos albergues te hagan un precio por ofrecerte la cena y desayuno, quedando el precio total en alrededor de 35 euros. Si puedes permitírtelo vale la pena, porque la comida suele ser de calidad. En cambio el “desayuno francés” si bien era de muy buena calidad (el pan, dulces, etc), no me resultaba tan apropiado para afrontar una jornada en la que requerimos mucha energía. Yo siempre prefiero comer una fruta, proteínas, algo más energético. Y en la mayoría de albergues te ofrecen el clásico café con leche, pan, manteca, dulces. Reservas. Otro tema distinto con respecto a España es que la costumbre es reservar nuestro alojamiento al menos uno o dos días antes. Esto lo puedes hacer por teléfono, o por email (en caso de hacerlo por email si que es mejor escribir dos o tres días antes). Si la pregunta es si es recomendable o necesario, la respuesta es relativa, sobre todo según las fechas y suerte con que cuentes. Lo cierto es que los que se agotan suelen ser o bien los mejor valorados, o los más famosos, como por ejemplo el albergue de la Abadía de Conques, que es todo un clásico. Estos alberguen muchas veces cuentan con un cupo mínimo para quienes lleguen sin reserva por orden de llegada, en este caso hay que llegar temprano. Ahora bien, también es posible no reservar y arriesgar. Pero creo que es recomendable reservar por el hecho de que no está bueno llegar a nuestro final de etapa con todo el cansancio y encontrarnos con que en varios de estos albergues no hay lugar. También puede pasar que hagas el camino en días que no son de masividad de caminantes, pero que coincidas en tu recorrido con un grupo grande de senderistas que van reservando y ocupando todas las plazas de un albergue. Si quieres ir a lo seguro en los albergues mejor valorados, es mejor reservar. De cualquier modo hay siempre alternativas en el camino, albergues que están en zonas rurales, etc. En mi camino, me permití un día improvisar, y a decir verdad, terminé en la oficina de turismo preguntando por una plaza libre porque había varios que había pasado que ya estaban completos. Otro de los “riesgos” es que por no encontrar plaza en los albergues más baratos, termines pagando una noche de hotel bastante más caro.

Botiquín.

En el camino pude cruzar en cada pueblo de cierto tamaño una farmacia donde tienen algo así como un apartado para los caminantes con productos usuales. Por tanto si bien es recomendable llevar un botiquín mínimo, no hay nada que no se pueda comprar en el camino. La idea siempre es alivianar peso. Todo de hecho se puede comprar en el camino. No hay que olvidar que los negocios y tiendas viven en gran parte de los caminantes y están preparados para dar todas las soluciones.

Características de las etapas.

¿Cómo son los desniveles, hay muchas pendientes en ese tramo del camino?.

Yo solo puedo hablar por mi experiencia en etapas sobre todo en el Aveyron. El mayor ascenso que tuve fue de unos 400 metros apenas al salir de Conques. Por lo demás, fueron siempre desniveles razonables y menores a ese número. Según las gráficas con perfiles de etapas, las dificultades son intermedias, y muchas veces la dificultad de alguna etapa está más relacionada con la distancia a recorrer (más de 30 kilómetros) que con los desniveles. Incluso cuando bordeamos el Pirineo, el camino va acompañado de las montañas, pero no atraviesa mayores dificultades. La mayor dificultad espera en la etapa del cruce del Pirineo después de Saint-Jean-Pied-de-Port.

Via Podiensis (Camino de Santiago)

Nivel de exigencia.

Caminar una etapa puede que no sea demasiado desafío. El desafío en este tipo de caminos es el acumular exigencia física día a día, acumular cansancio, y la factura que nos va pasando día a día el cuerpo. Por eso es esencial aprovechar nuestros descansos, cenar y acostarse temprano para despertar temprano al día siguiente.

Variedad de caminos y superficies.

El sendero del Camino (GR 65) es un recorrido que atraviesa todas las variantes de superficies. Puede ser un tramo al costado de una carretera (son los menos), pero en general, son o bien tramos por caminos rurales, muy secundarios, o muchísimos tramos por senderos solo para caminantes y ciclistas entre campos, pastizales, zonas de bosque, etc. Hay que saber que el camino de Santiago por Francia no siempre utiliza el modo más directo de llegar de un punto a otro. Muchas veces se trata de seguir itinerarios que están diagramados en función de sitios de interés, que nos harán llegar hasta iglesias antiguas, pueblos, Abadías. O simplemente tramos que nos llevarán por caminos más rurales para alejarnos de zonas muy urbanizadas. Lo dicho, no es un camino para hacer rápido, sino para disfrutar e ir hilvanando los mejores atractivos de cada etapa. En cuanto a las superficies, hay tramos (la mayoría) sobre tierra, grava, o algunos tramos en caminos rurales asfaltados. Tampoco faltarán partes que a veces son con algo de barro, especialmente en días lluviosos. Por tanto, para quienes me preguntaban si es posible hacer el camino de Santiago por Francia en coche, la respuesta es que hay tramos que son imposibles por lo angosto, o porque son simples senderos para caminantes.

Via Podiensis (Camino de Santiago)Via Podiensis (Camino de Santiago)Via Podiensis (Camino de Santiago)Via Podiensis (Camino de Santiago)

Tiempos en bicicleta y caminando.

Así como la distancia promedio de etapa caminando es de 25 kilómetros (o 30), en bicicleta el promedio es de unos 80 o 100 kilómetros. Los tiempos para 25 kilómetros caminando son de unas seis horas.

Via Podiensis (Camino de Santiago)

Indicaciones y señalización.

En el camino la señalización es muy buena, no se necesitan ni mapas, ni teléfono, ni GPS. El sendero GR 65 está indicado al modo clásico con dos líneas (una roja y otra blanca). Y la señalización no es exagerada, sino que aparece siempre en los puntos en que pueda haber alguna duda, como desvíos, o cruces de caminos. Es una señalización suficiente para que jamás tengamos que perdernos ni precisar un mapa. Si en un tramo largo no hay desvíos ni cruces, no hay que esperar que aparezca la señal a cada rato, solo está señalizado cuando hay puntos que se puedan prestar a confusión. A lo largo de mis etapas jamás tuve un error, así que no hay que preocuparse por esto.

En estas dos fotos que siguen pueden ver la típica indicación del camino, con rayas rojas y blancas. La primer foto indica que hay un desvío hacia la izquierda (lo pueden notar porque la raya blanca de abajo es como una flecha:

Via Podiensis (Camino de Santiago)

La siguiente es una foto de dos rayas horizontales (una roja y una blanca). Indican que estamos en el camino correcto y que hay que seguir derecho sin desviarse hasta la siguiente indicación:

Via Podiensis (Camino de Santiago)

Idioma oficial del camino por Francia.

Obviamente que es el francés, y que la mayoría de caminantes son de esa nacionalidad. Es el idioma que predomina en las mesas de los albergues. Yo hice el camino en primavera, y no había demasiada variedad de turistas de otros países, más allá de alemanes, algún caminante con conocimiento de español, o algún senderista de fuera de Europa, casos muy poco significativos. Sin embargo, sin saber el francés, el idioma no fue una barrera para terminar sentado en una mesa entre franceses, en un clima siempre amable y alegre en el que se busca la forma de comunicarse. ¿Sentía que no podía disfrutar o hacer amistades en el camino por ello? De ningún modo. El no hablar francés no es una barrera u obstáculo para hacer el camino en Francia. Por otro lado, la alternativa en mi caso era mayormente el inglés, aunque no era precisamente un idioma muy hablado por los caminantes franceses.

Via Podiensis (Camino de Santiago)

Que tan amigable es la gente y el trato. Relacionado con lo anterior, el clima es más que amigable, un placer disfrutar días con gente que está alegre, disfrutando y con buena predisposición para saludar siempre, sonreir, o incluso invitarte a su mesa.

¿Hay gente todo el año? .

El camino se puede hacer todo el año. Pero claro que en invierno será una experiencia más bien solitaria, y no precisamente tan estimulante como hacerlo con mejor clima.

Nota final: este post es un extenso resumen de la que creo son todas las dudas, pero seguro falten más. Pueden dejarme en comentarios sus dudas (no lo duden) y responderé a la brevedad, además de que sus preguntas me ayudan a completar este post.

Recomendaciones y descuentos para Francia


Reserva tus vuelo a Francia aqui


Hoteles a muy buenos precios en Francia aqui (aprovecha los precios rebajados)


Alquila coche en Francia aqui hasta un 15% menos



Encuentra tours y excursiones organizadas en Francia aqui (en español)


Inspirate con las mejores rutas por Francia


Utiliza la Guia para viajar por Francia (con consejos e ideas)


Realiza tu primera reserva en AIRBNB con este descuento


Seguro de viaje con 5% de descuento para nuestros lectores aqui

Organiza por libre tu viaje por Francia

(*) Todas las imágenes pertenecen a Matías Callone / El mapa está publicado como contenido en Wikimedia bajo licencia  Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported (Autor Hk kng)

Share on Pinterest

8 Comentarios

  1. estuve en Santiago de Compostela ,visité la catedral , la casa de los peregrinos , el hotel donde concurrían los reyes, paseé con un trencito q te lleva a conocer la ciudad, con el campus de la universidad incluido. pero hacer el CAMINO,ni puedo soñarlo, de todos modos los FELICITO por el post, como siempre EXCELENTE y muy DIDACTICO.

  2. Matías que lindo y generoso tu post, rico en detalles e información más que eficaz y valiosa. Muchas gracias por ayudarme para hacer más cercana la realidad de este sueño 🌸⭐️😊

  3. Mati, cómo estás?
    Puede ser que te resulte extraña mi consulta pero, qué errores crees que cometiste para que se te hagan ampollas? Como se pueden prevenir?
    Gracias por la info de siempre!
    Saludos desde Argentina

    1. Hola Laura, no es extraña, de hecho lo voy a sumar al post. Errores con las ampollas fue la parte preventiva, desde utilizar cremas que vienen para prevenir ampollas, o como tantos me recomendaron, antes de salir a caminar cada mañana pasar vaselina en crema o líquida en los pies. Las ampollas pueden ser uno de los principales enemigos del camino, y con estas medidas simples ya se pueden evitar. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *