Share on Pinterest

Esta es la ruta que hice en mi reciente viaje por la Selva Negra (que pudieron seguir en mi Instagram). Un recorrido que quiero compartir como una idea de viaje ideal para hacer en 4 días (y que por supuesto se puede extender a más días con las sugerencias de más pueblos bonitos y recomendados que también van a encontrar al final del post).

¿Qué es la Selva Negra?

Empiezo por decir que es una de las regiones más bonitas de Alemania. La Selva Negra (Schwarzwald en alemán) se llama así por la frondosidad legendaria de sus bosques, por momentos tan densos que se vuelven “oscuros” al no dejar pasar demasiada luz. Para empezar a situarnos, la Selva Negra es una región montañosa que está al suroeste del país, pegado a la frontera con Francia y Suiza. Es un lugar de naturaleza, ciudades y pueblos, con partes muy urbanizadas pero también con rutas escénicas y caminos secundarios con son una delicia para cualquier viajero que busque tranquilidad, belleza y encanto.

¿Y qué me espera si hago esta ruta?

Precisamente encontrar caminos en donde uno se siente como inmerso en una maqueta perfecta de colinas verdes, bosques y pueblecitos con las típicas casas de fachadas entramadas alemanas (que parecen salidos de un cuento). Todos los caminos que propongo nos llevarán por paisajes rurales de colinas y montañas, entre granjas y graneros típicos. Y kilómetro a kilómetro iremos uniendo los pueblos y ciudades con más encanto. Seguir esta ruta será una oportunidad de conocer una región con una enorme identidad cultural, visitar balnearios con aguas termales que son una delicia, caminar cascos antiguos de ensueño, o conocer ciudades de impronta medieval. Y por supuesto, degustar también la famosa tarta de la Selva Negra (de aquí nace este pastel de leyenda). Además, en algunos tramos atravesaremos una de las primeras rutas escénicas turísticas de Alemania.

Ver esta publicación en Instagram

Estoy ahora mismo en viaje contando en historias y en esta foto que estoy en una región de #Alemania conocida como la Selva Negra. Antigua zona de bosques tan densos que se hacían oscuros….de ahí el nombre. Entre bosques habia (una vez) pueblos de casas entramadas. De ahí a un cuento de los hermanos Grimm estamos a un paso. Claro que hoy los pueblos hay que buscarlos entre muchas ciudades, autopistas y hasta algunas zonas industriales. Pero si nos salimos de las autopistas…quedan caminos preciosos…y ese encanto pasado revive en pueblos como #Gengenbach (el de la foto) y tantos más. Tres días más les iré contando (sigan en las historias si les gusta este tipo de destinos) y pronto todo en el blog para que conozcan y si está en planes puedan organizar el viaje. #deutschland #deutschlan #blackforest

Una publicación compartida de 101 Lugares increibles (@maticallone) el

En concreto visitaremos: una ciudad balneario con pasado de esplendor como Baden Baden, un pueblo que muchas veces está considerado el más bonito de Alemania (Sasbachwalden), la ciudad de los relojes de Cuco o Cucú (Triberg), un casco antiguo de película (Gengenbach), o una ciudad con esplendor medieval (Frigurgo de Brisgovia) entre otros puntos. Todo esto recorriendo algunos tramos de la famosa ruta B 500, diseñada a principios de la década del 30 como la primera carretera turística de Alemania (aunque no pudo completarse al comenzar la guerra es uno de los recorridos más bonitos a hacer).

La ruta pueblo a pueblo.

Antes de seguir, quiero aclarar que en mi caso la ruta comienza desde el aeropuerto de Karlsruhe-Baden-Baden , ya que mi modo de llegar a esta región fue desde el aeropuerto de Girona en España (que por cierto tiene vuelos directos a este aeropuerto). Otros modos de llegar a la Selva Negra bien podría ser con conexión por vuelo a la ciudad de Stuttgart, o incluso desde países vecinos (no olvidemos que es una zona de frontera). Por ejemplo muy cerca de la Selva Negra está la ciudad de Zurich en Suiza, o el aeropuerto de Mulhouse, en Francia. O incluso la ciudad y aeropuerto en Estrasburgo. Desde cualquiera de estas ciudades podrás alquilar coche y proseguir el camino para estar en poco tiempo en la famosa región de Schwarzwald. (Por cierto aquí tienes mis consejos para alquilar coche por primera vez).

Por tanto la ruta se puede adaptar a cualquiera de sus puntos de llegada, pero en mi itinerario el orden fue el siguiente:

Llegada a aeropuerto de Karlsruhe-Baden-Baden > 1. Baden-Baden > 2. Sasbachwalden > 3. Lago Mummel + Gengenbach > 4. Schiltach > 5. Triberg > 6. Titisee > 7. Friburgo de Brisgovia

Distancia a recorrer: son 271 kilómetros (casi cinco horas de conducción continua).

Nota: Para hacer esta ruta en un coche de alquiler te será muy fácil y útil encontrar precios con este comparador gestionado por Rentalcars (ya gestionamos más de 1000 reservas de lectores del blog en los últimos meses) . En los resultados puedes encontrar rebajas de hasta un 15% (solo hay que seleccionar destino, fecha para recoger y entregar el coche, y el comparador ordenará los resultados con el mejor precio).

Este comparador realiza una búsqueda simultánea en las agencias de alquiler de coche más reconocidas y prestigiosas del mercado ahorrando mucho tiempo. Además es muy fácil gestionar tu reserva, o incluso anularla.

¿Cómo organizarse para hacer esta ruta?

Tiempo y días recomendados. Para hacer estos siete puntos de la ruta, yo recomendaría un mínimo de cuatro noches y tres días completos en la Selva Negra. No hay que olvidar que esta ruta teórica tendrá mil pausas y tal vez desvíos (por el simple hecho de descubrir en el camino más sitios que ver). Ahora bien, siendo estos puntos los esenciales de la Selva Negra, los días podrían extenderse bastante (porque podríamos sumar más puntos en la ruta como los que voy a nombrar más abajo), o incluso porque decidimos ampliar nuestro viaje y conocer también la región francesa de Alsacia (todo está muy cerca y ambas regiones son un sueño para explorar en coche pueblo a pueblo).

Alojamiento. Una de las preguntas que más me hacen en el caso de decidir hacer rutas que recomiendo en el blog, es acerca del alojamiento. Lo cierto es que no hay una sola forma de organizar el alojamiento. En esta ruta por la Selva Negra, las distancias no son demasiado grandes. Por tanto o bien podríamos decidir alojarnos todo el tiempo en un punto base al que volver cada día (un punto intermedio podría ser alojarse en Gengenbach), o por ejemplo, elegir estar dos noches en un punto, y otras dos noches en otro. En esta situación mis recomendados serían alojarse en Baden-Baden las primeras dos noches, y luego otras dos noches hospedarse en Friburgo de Brisgovia.

Razones para visitar cada pueblo de la ruta:

Los voy a describir brevemente ya que los encontrarán en más detalle en la guía para visitar la Selva Negra en el blog:

1. Baden-Baden: Es la ciudad más elegante de la Selva Negra. Legendaria por sus balnearios y spa, este destino de turismo termal tuvo su época dorada en la Belle Epoque. Si tengo que recomendarles algo, es que caminen toda esta ciudad y sus parques (no es tan grande y todo tiene un nivel de detalle precioso). Además, es el lugar donde visitar balnearios y tal vez cerrar el viaje con tres horas (al menos) en algunas de sus propuestas de relajación (sería un final de viaje perfecto). Entre los complejos más recomendados, el balneario Friedrichsbad es una experiencia más que singular: es el más antiguo de la ciudad, con más de 100 años funcionando con su edificio de estilo romano. Este balneario es nudista y tiene días mixtos y días en que ambos sexos van por separado por sus diferentes espacios (debería hacer un post aparte sobre este spa, que si se animan a olvidarse de la ropa, es una experiencia que gustarán repetir). El otro gran balneario es el Caracalla Spa. Tiene dos niveles, uno el más tradicional (con ropa) y piscinas variadas, y el segundo nivel solo para nudismo.

2. Sasbachwalden. Este es el que muchos mencionan como el pueblo más bonito de Alemania. Se puede recorrer en poco tiempo caminando ya que no es grande. Aquí pueden ver mi post sobre el pueblo de Sasbachwalden

Sasbachwalden

3. Lago Mummel + Gengenbach. En camino a Gengenbach podríamos desviarnos para conocer el Lago Mummel. La verdad es que no es el lago impresionante que uno esperaría, pero es un paisaje característico de la Selva Negra y el camino da una idea de la zona de bosques de esta región. Gengenbach es otra maravilla, un casco antiguo precioso (y pequeño) pero que entra entre los imprescindibles de ver.

4. Schiltach. En Alemania los cascos antiguos se llaman Altstadt. Y en este pueblo encontrarán un ejemplo perfecto de parte histórica con casas de fachadas entramadas (lo pueden ver en fotos en este post que hice sobre mi paso por Schiltach). Es una preciosidad la arquitectura, el denivel de las calles, y las vistas. Y aunque es pequeño, vale mucho la pena llegar hasta él.

Schiltach

5. Triberg. Esta ciudad no tiene demasiada gracia a nivel arquitectónico, ni tampoco es de lo más encantador de la Selva Negra. Sin embargo se llega a ella por varios motivos: porque es uno de los principales puntos donde se fabrican y venden los relojes de Cuco (o Cucú). Y también porque allí está la cascadas de Triberg, una de las bellezas naturales de la Selva Negra. También se promociona en Triberg el reloj de Cucú más grande del mundo. A veces uno llega a estos puntos como el reloj "más grande" preguntándose que tanto hay de eslogan turístico: tal vez sea muy bonito para llevar a los niños (en caso de que viajáramos con ellos). En cambio no me resultó la gran cosa visitarlo, más allá de ver su mecanismo interior de grandes dimensiones.

6. Titisee. Este es un pueblo muy turístico (y pequeño) junto a uno de los principales lagos de la Selva Negra. Es un lugar donde se realizan excursiones en barco por el lago, o la oportunidad de algunas compras de suvenirs (si es nuestro gusto). Mención especial para el complejo de aguas que hay en cercanías: el parque acuático Badeparadies Schwarzwald. Es un complejo de spa, aguas termales y piscinas impresionante, uno de los más grandes de Europa. También cuenta con zonas textiles, y zonas nudistas (el tema del nudismo en Alemania es toda una característica de su cultura, y creo que da para desarrollar el tema).

7. Friburgo de Brisgovia. Ya no pueblo, sino una ciudad, su ambiente universitario y su centro antiguo medieval reconstruido tras la guerra son la razón para visitarla. Además posee una imponente catedral de estilo gótico con una torre de 116 metros de altura. Es una ciudad compacta y muy pintoresca ideal para caminar (se puede conocer a grandes rasgos en una mañana. En este post puedes ver mi paso por la ciudad con fotos y recomendaciones.

Friburgo de Brigovia

Sumar más días en la Selva Negra: como les decía, la propuesta de cuatro días es el mínimo ajustado para recorrer y disfrutar de la Selva Negra. Pero hay tanto más que recomendar. Por ejemplo en este post encontrarán otras ciudades de la Selva Negra con un gran patrimonio digno de conocerse. Entre ellos les menciono algunas que yo no pude llegar a conocer pero que vale que tengan en cuenta: Bad Urach, Herrenberg, Calw,  Altensteig. Y como también les decía, la Selva Negra es ideal para un viaje combinado que también incluya una ruta por la vecina región francesa de Alsacia.

No duden en sumar dudas o preguntas en comentarios 🙂 que responderé en poco tiempo.

Share on Pinterest

4 Comentarios

  1. Bonitos comentarios sobre la Selva Negra.
    Si es cierto que esta zona tiene mucho que ver,pero siempre veo (leo) que no habeis visitado, (los que venis por aqui) ni comentado que existe,una de las ciudades mas bonitas y con muchisima historia en esta region.
    Se trata de Villingen-Schwenningen,ciudad conjunta desde 1972 con aprx.80mil habitantes.
    Yo opino y con mucho respeto a las ciudades o pueblos citados que son muy bonitos,que quien no ha visto Villingen, no conoce la Selva Negra.
    Podeis creerme pues llevo viviendo casi 60 años en la Selva Negra y la conozco bastante bien

    1. Hola Francisco, claro que lo creo!. Siempre quedan pendientes en cada viaje, y saber de estos lugares me lleva a marcarlos en el mapa para la próxima ocasión que espero siempre la haya. ¡Muchas gracias!

    1. Hola, hay una forma de conectar algunos de estos pueblos y ciudades por tren. De hecho me comentaron que existe un pase de tren para recorrer la Selva Negra, aunque yo no lo hice, te animo a que busques más info sobre ello. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *