Share on Pinterest

Francia es un país para viajarlo muchas veces. Es lo primero que me gusta aclarar. No hay forma de conocerlo medianamente en un solo viaje: para ideas, tenemos los clásicos (París, Mont Saint Michel, la Costa Azul, Provenza), pero también la Francia profunda, su campiña y pueblos escondidos, sus senderos, paisajes y su patrimonio multiplicado por todo el territorio. La cantidad de opciones se multiplican casi de modo exponencial. Cuando me preguntan que recomiendo de Francia (entre lo que conozco) mi respuesta es “mucho”, y casi se me hace imposible dar una recomendación con precisión sin empezar a hacer una lista de recomendaciones. Por tanto, antes de pensar nuestro viaje a Francia, hay que tener un buen despliegue de cantidad de opciones y regiones para ver, y elegir según nuestros gustos personales más que esperar que nos digan que es lo que hay que ver.

Este post es un intento por ordenar los planes e ideas, por brindar todo lo que necesites para inspirarte a recorrer (con cantidad de propuestas, regiones y destinos).

Así pueden ser las partes antiguas en pueblos en Francia.

Para ello, quiero ir poco a poco empezando por lo más clásico, y siguiendo por ideas alternativas, las preguntas frecuentes, las recomendaciones basadas en mi experiencia. De todo eso vamos en este post.

Consejos iniciales

Hice viajes a Francia varias veces en distintas ocasiones. Puedo decir que he visto algunos de sus clásicos (París, Costa Azul o incluso varias de sus ciudades importantes), pero también rutas menos usuales para visitantes extranjeros, explorando el valle del Lot, parte del Auvergne, el Dordogne, Pirineo, Alsacia… Un panorama variado al que por supuesto le falta mucho (de hecho este post lo iré completando con nuevos viajes). Francia es un país que en sus ciudades más grandes hasta los pueblos más pequeños tiene un patrimonio increíble por exhibir. Viajar el país probablemente te sorprenda mucho más saliendo de París. De ningún modo digo que París no sorprenda, pero casi todos sabemos que esperar en la Ciudad Luz, y no tanto lo que nos depara explorar caminos rurales, pueblos y paisajes menos conocidos de Francia. Si me siguen por mi Instagram, sabrán que explorar rincones poco conocidos para mí es adictivo por la cantidad de satisfacciones y estímulos kilómetro a kilómetro por el país galo. Por tanto mis primeros consejos para Francia van por pensar en un viaje en el que no intentemos ver muchísimo en poco tiempo, ni abarcar un enorme territorio. Lo mejor será ser selectivos, acotar regiones, preferentemente escoger regiones cercanas, y pensar que aún si viajáramos un mes por Francia, no será tiempo suficiente para recorrer todo (a menos que quisiéramos realizar un viaje alocado).

Los esenciales de Francia (un listado de los imprescindibles para un primer viaje) .

Si es el primer viaje que realizan a Francia lean estas recomendaciones o repasen este listado de imperdibles, caso contrario (si ya conocen todos estos destinos), pasen al punto 2.

París. Aunque es obvio mencionarlo, París es para muchos el punto de entrada a Francia, y el primer punto de contacto. París es la elegante ciudad capital que tantas veces vimos en películas, pero hay que saber que París es una mancha urbana enorme, y lo que la mayoría de visitantes conocemos es apenas el corazón histórico y turístico. En el blog ya hice una gran guía para quienes visitan por primera vez París. Si van una segunda vez a París tal vez le interese este listado de 25 cosas inusuales que hacer en París.

Las ciudades. Aunque no es mi predilección las ciudades (ya sabrán si me siguen en redes que lo mío son los sitios apartados, los pueblos y la naturaleza), hay una gran ronda de ciudades esenciales de Francia más allá de París. Lyon, Toulouse, Marsella, Nantes, Niza, Estrasburgo. Todas cuentan con un interesante patrimonio y gama de actividades para dedicarles dos a tres días.

El Mont Saint Michel. Este increíble islote a merced de las mareas con sus construcciones medievales recibe más de 3 millones de visitantes cada año. En este post puedes ver una selección de fotos e info para entender por qué vale la pena visitarlo.

Castillos del Loira. El valle del Loira es otro de los destinos más visitados de Francia. En el blog hay una ruta por castillos del Loira que puedes organizar para hacer incluso saliendo desde París. Esta región tiene un patrimonio bestial disperso a lo largo del valle no solo en torno al río Loira, sino también en valles de ríos afluentes. Es uno de los paisajes culturales más emblemáticos de Francia (y está a solo una hora de París).

Provenza. Una de las zonas de campiña más conocida de Francia es la región de Provenza. También en el blog hay una ruta para explorar Provenza a través de sus pueblos más bonitos. Es la tierra del perfume, de los campos de lavanda, del buen clima mediterráneo (si evitamos el invierno). Hay paisajes preciosos, museos, pequeños pueblos a puro encanto, gastronomía regional. Una región y viaje que bien podrías comenzar desde Marsella.

Costa Azul (Riviera francesa). Otro de los clásicos de Francia, la Riviera Francesa con sus elementales (Cannes, Niza) pero también con otros pueblos sobre la costa como Antibes, o incluso playas y calas apartadas. En el blog hice una ruta para explorar pueblos con encanto de la Costa Azul, pero además una completa guía para organizar tu viaje a la Costa Azul.

Bretaña Francesa. La región de Bretaña al noroeste de Francia abarca un territorio histórico, una enorme península rodeada en gran parte por el Atlántico. Allí encontraremos una buena colección de pueblos con encanto, ciudades regionales como Nantes, Vannes, Lorient, o Saint-Brieuc. En el blog hay una propuesta de ruta para hacer por Bretaña Francesa.

La otra Francia (los pueblos, castillos, campiña).

Las regiones administrativas de Francia pueden explorarse a su vez como destinos turísticos. Así como podemos hablar de un viaje por Bretaña, Normandía, Valle del Loira, Borgoña, etc, también podemos concentrarnos dentro de cada región en áreas más pequeñas con una enorme identidad cultural que muchas veces coinciden con la organización territorial en departamentos. Así podremos hablar también visitar la zona del Dordogne, el Lot, o de Alsacia. O incluso para “complicarnos” más la gama de opciones, hay regiones administrativas que hoy ya no existen pero que conservan su identidad y nomenclatura para promoción turística. Un ejemplo podría ser el área del Perigord.

Les hablo de la Francia por los pueblos, del encanto rural, y de los destinos que por ser menos masivos o conocidos, se salen de lo tradicional. Una oportunidad para explorar a través de sus caminos secundarios, o apartada de las grandes ciudades. Hay auténticas joyas más y menos conocidos, incluso algunos rincones apenas conocidos fronteras afuera. De estas “subregiones” voy a mencionar algunas de mis recomendaciones, lugares y post que hay en el blog que pueden servir de inspiración.

Ruta por el Dordogne. Aunque este valle modelado por el río Dordogne no es desconocido, sí se puede decir que muchos turistas que visitan Francia desde el exterior lo pasan por alto. Esta zona es preciosa para recorrer en coche, explorar pueblos que parecen “colgados” sobre los bordes acantilados que miran al río. Por si fuera poco en la zona están algunos de los pueblos más bellos de Francia, o incluso la ciudad con mayor densidad de edificios patrimoniales (Sarlat la Caneda). Les comparto mi ruta por el Dordogne en detalle.

Ruta por el Lot. En Francia, los valles que acompañan el curso de los ríos en zonas apartadas esconden pueblos que se conservaron de un modo que asombra con su aspecto de varios siglos atrás. Así como sucede en el Dordogne, se puede entender lo que nos espera encontrar en el valle del Lot. Si sigues esta ruta junto al río Lot entre Cahors y Calvignac encontrarás algunos de los pueblos más bonitos de Francia.

Ruta por el Pirineo entre Andorra y el Mediterráneo. Como siempre me gusta unir pueblos y sitios con encanto poco conocidos, mi recomendación es que vean esta opción de ruta que empieza en Andorra y termina en el Mediterráneo acompañando un tramo por el Pirineo francés.

Ruta por Alsacia. La región de Alsacia es una de las que más fans cosecha entre mis seguidores (según me van comentando). Por sus pueblos, por su ambiente en navidad, su colorido en verano. Es una de las regiones más pintorescas y con más encanto. En el blog está la guía para viajar por Alsacia, así como la ruta por pueblos de Alsacia.

Explorar los pueblos más bonitos de Francia. La belleza, encanto y atractivo de muchos pueblos franceses es tal, que existe una asociación que nuclea a los pueblos más bonitos de Francia (Les plus beaux Villages de France). Muchos de estos pueblos, sumados a otros que fui marcando en un mapa integran una idea de ruta que pude elaborar para el blog. Pueden ver el post con todo el itinerario por muchos de los pueblos más bonitos de Francia.

Rincones curiosos de Francia. Hay mucho que hablar de sitios curiosos y poco conocidos de Francia. Por ejemplo a mi me gusta explorar pueblo, y por ello me puse a investigar sobre pueblos bonitos y con encanto cerca de París. O también hice una selección de 7 pueblos medievales franceses poco conocidos. Lo mismo hice para saber de castillos curiosos dispersos por el territorio francés. En otro posts con listados que pueden servir como inspiración hay una selección de lugares curiosos de Francia (pueblos o paisajes con alguna singularidad).

Como moverse por Francia.

Viajar Francia por libre. En el blog y en mis viajes casi siempre elijo este estilo de viaje: organizado por libre, a mi aire, usualmente en un coche de alquiler explorando rutas y caminos. Deben saber que si me piden recomendación, esta es para mí la mejor forma de viajar y explorar con libertad, improvisando en el camino y descubriendo lo que a veces ni teníamos previsto. Lo que hago usualmente (o lo que hice en mis varios viajes) es llegar a alguna ciudad importante cercana a la región a explorar, estar unos días allí para conocer esa ciudad, y luego alquilar coche para seguir por la ruta.

Ver esta publicación en Instagram

Empiezo un viaje (ultra- slow). Se trata de hacer que un viaje no se parezca a un viaje, sino a vivir un lugar. Si miran las historias de mi insta verán que estoy en camino a la France …pero sobre todo a la del interior…la de pueblos "perdidos" en tiempo y espacio. Me voy a instalar un tiempo en una región de la Francia profunda (la que me da mayores satisfacciones explorando rincones y paisajes). Y les voy a ir contando lo que encuentre y lo que ya tengo marcado en el mapa que es mucho, pero sobre todo pueblos y castillos, valles y ríos. No quiero saber demasiado ni de autopistas ni de urbes. Y les prometo intentar transmitirles esa tranquilidad, además de ideas y rutas posibles. (La foto es de un viaje anterior en la region de Dordogne, en el pueblo de #Domme, aunque hoy estoy en Beziers esperando mi tren)

Una publicación compartida de 101 Lugares increibles (@maticallone) el

Alquilar coche. Mi consejo para alquilar coche en Francia es hacerlo en ciudades importantes, y especialmente en aeropuertos. Allí es donde está la mejor oferta, disponibilidad y precio. Otra recomendación es alquilar el coche con cierta anticipación para obtener mejor precio (al menos unas dos semanas). Donde alquilar coche. Yo lo hago a través de la web en todos mis viajes (aquí puedes alquilar coche directamente desde el blog en un buscador gestionado por Rentalcars, y si es tu primera vez alquilando coche, aquí puedes ver mis consejos). Si te preguntas o piensas en la idea de alquilar el coche en un punto o ciudad y entregarlo en otra diferente, esto puede hacer que el costo se eleve demasiado (ya que nos cobrarán el costo de acarreo para volver el coche a su punto de origen). Una alternativa más recomendable es pensar en diagramar recorridos circulares con el mismo punto de partida y llegada. Por citar un ejemplo, en mi viaje por el Dordogne y el Lot hice el alquiler de mi coche en Toulouse (la ciudad grande más cercana) devolviendo el coche en el mismo punto. Mi otra recomendación para recorrer Francia por libre es largarnos a la ruta con GPS (puede ser el mismo google maps del teléfono) y configurarlo para evitar las autopistas. Esta simple configuración nos hará viajar más lento, pero disfrutando de los caminos secundarios o rutas nacionales que atraviesan los paisajes más bonitos.

Ideas de rutas por Francia. Si bien muchas de las rutas las fui nombrando y enlazando en párrafos anteriores, en el blog hay un post específico para viajar en coche por Francia con todas las ideas de rutas y consejos. Hay una buena cantidad de itinerario, en su mayoría propuestas que hice pensando en explorar esa Francia menos conocida y que según me van comentando quienes las hacen en mis redes, vuelven siempre fascinados.

Viajar en tren por Francia. La otra alternativa para viajar por libre en Francia es el tren, una idea romántica, y que afortunadamente en el país es posible realizar contando con excelente conexión y servicio. La red de trenes es casi una telaraña que conecta gran parte del país (vale decir no todos los pueblos, pero sí casi todas las ciudades importantes y regiones están atravesadas por líneas de tren). Ahora bien, también vale aclarar que el tren no es la forma más barata de viajar (lo es el bus, y en segundo término el avión si reservamos con anticipación). Pero el tren sí es una forma hermosa, cómoda, práctica (las estaciones casi siempre están a un paso del centro de cada ciudad), y muy atractiva de viajar por Francia. Donde comprar los tickets: para reservar tus tickets de tren puedes hacerlo desde la web de la SNFC, la empresa estatal de ferrocarriles franceses. Los tickets ya no necesitan imprimirse ya que si te registras como usuario y te descargas la app, puedes contar con sus tickets en el teléfono, y con el código QR que te figurará en la app, hacer el chequeo para todos tus viajes tanto en las estaciones como en el tren. Como organizar los viajes en tren: Lo ideal sería ir haciendo trayectos cortos de un destino a otro. Si los destinos son muy lejanos es probable que (a menos que sea entre ciudades muy importantes), tengas que hacer combinaciones y tener tiempos de espera en alguna estación. Como les decía, la red de trenes es una gran telaraña, pero no siempre hay trenes directos de un punto a otro.

Hacer excursiones organizadas en Francia. Si lo tuyo no son los trenes, ni alquilar un coche, entonces la opción que queda sería organizar tu viaje por libre, peor contratando algunas excursiones organizadas. Esto es, en vez de comprar un paquete de viaje todo armado desde nuestro país de origen, ir contratando nosotros mismos excursiones para hacer en el día (o incluso de varios días) saliendo desde puntos determinados de Francia. ¿Qué tan difícil es esto?. Es muy fácil, les puedo recomendar por ejemplo mirar todas las excursiones por Francia para hacer desde esta web (Civitatis). Son tours generalmente en español, y pueden visualizar comentarios de otras personas que ya realizaron los tours y las puntuaciones. Además están ordenados por ciudades como punto de partida. Encontrarán que hay cantidad de tours que se hacen con una duración de varias horas o en el mismo día, así como también tours más completos y de varios días (Por ejemplo, hay entre otros un tour para visitar los castillos del Loira desde París en dos días). La ventaja de hacer estos tours es que nos olvidamos de toda la organización la logística, y por tanto, de las preocupaciones de viajar por un país que no conocemos si es que eso nos da preocupación. Por ejemplo, podríamos llegar a París, conocer parís durante tres días por libre, y después proseguir viaje haciendo alguna o varias de esas excursiones.

Alojarse en Francia.

El alojamiento en Francia es uno de los rubros que pueden abultar nuestro presupuesto de viaje ya que de por sí no es un país barato en este rubro si comparamos su precio promedio con otros países europeos. Cuando me preguntan cuanto hay que calcular de alojamiento en Francia, me vuelve a nacer la necesidad de explicar que no hay algo así como un gasto promedio estimado. En Francia como en cualquier país el presupuesto puede variar desde el lujo hasta lo más asequible (que serían los hotales y hostels). Pero también están las variables de la temporada, si viajamos fines de semana, días festivos, etc. O también el tipo de destino en relación a la temporada, porque está claro que si queremos alojarnos en Niza en pleno agosto, los precios se dispararán. Por tanto es muy difícil estimar un gasto promedio. Mi recomendación es reservar con cierta anticipación si viajemos a destinos que están en su temporada alta. Así como permitirnos improvisar si viajamos en fechas menos masivas, o se viajamos a destinos que no saben de masividad, como zonas rurales inusuales. Reservar en hoteles: en mis viajes dejo poco lugar a la improvisación porque mi estilo es siempre hacer base en algún lugar (simplemente porque me resulta agotador eso de estar cada día buscando donde alojarse, además de cambiar de lugar todo el tiempo). Por tanto lo que hago es elegir un sitio “estratégico” dentro de mi itinerario, y allí “planto bandera” unos días para explorar el entorno o seguir rutas. Para encontrar mi hotel utilizo buscadores de hoteles (como cualquier mortal). Tampoco es que haya mucho truco a la hora de buscar. Simplemente buscar las prestaciones acordes a nuestros requerimiento. Eso sí, en enlaces como el anterior (a Booking) a veces es posible encontrar algunos precios rebajados o ofertas especiales (siempre con cierta anticipación). Alojarse con AIRBNB. Para quienes no lo conozcan aún, esta web pone en contacto a quienes alquilan casas completas o habitaciones con quienes buscan alojamiento. Primero, si es tu primera vez y no estás registrado en Airbnb puedes hacerlo a través de este enlace para obtener 25 euros de descuento en tu primer reserva mayor a 65 euros., un sistema de referidos en el que quien recomienda y quien utiliza el descuento sale beneficiado (precisamente con descuentos mutuos). Pero lo cierto es que lo recomiendo porque utilizo mucho en mis viajes AIRBNB para buscar mi casa “base”.

Comunicarse en Francia.

Muchas veces me preguntan como hago para comunicarme en Francia. Debo decir primero que no sé francés, y eso no es motivo para que haya realizado variados viajes por Francia. Mi lengua viajera usual en otros países sería el inglés, pero en Francia y en zonas de interior no es muy útil el inglés. Sin embargo no lo encuentro ningún obstáculo. Para rutas y orientación muchas veces indicar en un mapa (de los de papel) o simplemente usar nuestro teléfono y servicios como google maps es suficiente. Lo mismo para hacer compras, crean que no hay ninguna complicación mayor.

Comer en Francia.

La gastronomía francesa está considerada una de las más completas y variadas del planeta. Y no les debe costar creer y creerme que esto es así. Pero más allá de íconos de la mesa francesa como la baguette, el paté, los quesos o los vinos; hablar de una gastronomía francesa en general es algo bastante poco representativo: las variantes regionales son enormes. Por ello es que mi recomendación es que según que región visiten, indaguen de antemano y en específico sobre ese destino: se puede hablar de la cocina del valle del Loira, de la cocina vasca, de la cocina del Rosellón, entre otras. La Gastronomía francesa está incluida en el Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, y creo que ese dato es bastante ilustrativo. El buen comer en Francia debe ser parte de nuestro viaje. Aunque no es lo mismo la comida diaria de un francés en su hogar, cuando un francés recibe un invitado, los pasos usuales de una comida suelen ser el Apéritif (aperitivo de bebida alcohólica), Entrée (un primer plato ligero), un plato principal (normalmente de carne o pescado), y finalmente una tabla (Fromage) selección de quesos que precede al postre (Desset, e incluyo sus traducciones al francés porque bien nos podría servir para un primer día en restaurantes. También hay que tener en cuenta que los horarios de cocina son bastante estrictos, y en restaurantes como en casa lo habitual es entre las doce y la una y media de la tarde. Para la cena entre las ocho y las diez y media. Y crean que a menos que estemos en lugares muy turísticos, no respetar esos horarios nos hará quedar con el estómago vacío.

Clima y temporadas de viaje. Francia. Es sabido, es el país que más turistas recibe cada año. Su patrimonio cultural, su variedad de regiones, clima, su gastronomía, su cultura y sus íconos globales son un imán irresistible. Eso sumado a su ubicación estratégica en el corazón de Europa hacen de Francia un destino primordial en el Viejo Continente. Francia se visita en todo el año con más y menos abrigo. Si hablamos de clima ideal para explorar (que no es lo mismo que disfrutar de sus playas) es probable que los mejores meses para conocer la parte mediterránea y centro del país sean el final de primavera (mayo y junio) y el comienzo de otoño (Septiembre y primera mitad de octubre). En cambio para visitar la parte más al norte sí recomendaría el verano, ya que las temperaturas suelen ser más atemperadas. París puede resultar muy calurosa en verano si coincidimos con las semanas de ola de calor veraniega. En cambio puede ser agradable el resto de verano y las temporadas intermedias. Y el invierno, no es inusual que nuestro viaje coincida con días cercanos a cero grado o directamente con nieve. Todos los destinos de veraneo en verano estarán bastante abarrotados y masificados, además de que los precios se dispararán.

Por último, los dejo con un listado resumido de recomendaciones y consejos para Francia.

Recomendaciones y descuentos para Francia


Reserva tus vuelo a Francia aqui


Hoteles a muy buenos precios en Francia aqui (aprovecha los precios rebajados)


Alquila coche en Francia aqui hasta un 15% menos



Encuentra tours y excursiones organizadas en Francia aqui (en español)


Inspirate con las mejores rutas por Francia


Utiliza la Guia para viajar por Francia (con consejos e ideas)


Realiza tu primera reserva en AIRBNB con este descuento


Seguro de viaje con 5% de descuento para nuestros lectores aqui

Organiza por libre tu viaje por Francia
Share on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *