Share on Pinterest

San Francisco fue uno de los puntos fuertes de mi viaje conociendo la Costa Oeste de EE.UU. Después de llegar a Los Angeles y estar un tiempo allí, fue el turno de hacer la ruta Pacific Coast Highway  para llegar a San Francisco y quedarme unos días ahí. Lo que voy a hacer en este post es contarle lo que hice en la ciudad, y describirlo de modo que quede optimizado para recorrer San Francisco en tres días (recomendando alojarse en San Francisco al menos cuatro noches, para estar tres días completos en la ciudad).

Foto: Matías Callone

¿Dónde alojarse en San Francisco?.

Antes de empezar con las actividades para hacer, voy a hablar brevemente del alojamiento. San Francisco es una ciudad relativamente cara para alojarse. Incluso más que otras ciudades de la Costa Oeste. Por ello es que mi primer recomendación es buscar y reservar alojamiento con cierta anticipación.

A continuación voy a dejar algunos enlaces para ver precios y reservar alojamiento. Agradecería que usaran esos enlaces para reservar con total confianza y por varias razones: son enlaces a la web de Booking.com, web que también utilizo muy a menudo para reservar en mis viajes. Además si reservan desde de los enlaces estarán colaborando con el funcionamiento del sitio y todo esto, sin ningún costo extra para ustedes (*).

Hospedarse en Downtown: Para empezar, la mayor oferta de alojamiento en San Francisco está en el Downtown, o la zona céntrica, histórica y financiera. Es una ciudad que tiene un sistema de transporte público razonable y bastante bien comunicado, por lo que desde el Downtawn, no solo estaremos cerca de los principales atractivos, sino además, conectados con los puntos que puedan estar algo más alejados. Aquí puedes buscar alojamiento en Dowtown San Francisco.

Hospedarse en Union Square: Si buscamos alojamiento de un modo más específico, el área en torno a la plaza Union es el centro neurálgico de la ciudad, con una de las mayores colecciones de tiendas, centros comerciales, boutiques de lujo, galerías de arte. Es el epicentro mismo de la ciudad. Aquí puedes buscar alojamiento en Union Square.

Marina District: esta zona se encuentra a medio camino entre el área financiera y el Golden Gate. Es una zona más tranquila, y muy característica e histórica a un paso de la costa de la bahía de San Francisco. Aquí puedes buscar alojamiento en Marina District.

Las tres zonas anteriores, son todas animadas y seguras para alojarse. Hay otros barrios que tienen cierto auge actual, como el área de South of Market (SOMA). Aunque este es un área muy amplia, y puede tener algunos puntos más y menos recomendables para alojarse. Por tanto mi recomendación es que sobre todo y de ser posible, apunten a la zona de Union Square y el Downtown. Una vez tenemos nuestro vuelo y alojamiento, también hay opciones para resolver nuestro traslado desde el aeropuerto al hotel, y una vez instalados, simplemente dedicarnos a disfrutar de la ciudad a lo grande.

¿Y qué hacer en San Francisco en tres días?

Para responder esto, vamos día por día con mis recomendaciones.  Si bien hice un post con los imperdibles de San Francisco, a continuación voy a detallar un plan de actividades día por día, organizadas según mi experiencia y mi paso por la ciudad.

Día uno. Un paseo variado

El mejor comienzo para la ciudad es utilizar su mítico servicio de tranvías para unir el centro de la ciudad, con el área de los muelles turísticos de Fisherman’s Wharf. Para ello hay que dirigirse (en lo posible bien temprano) al lugar donde comienza el recorrido de tranvía más turístico de la ciudad.

El paseo en el tranvía. De las tres líneas activas del tranvía, la que recomiendo utilizar es la línea Powell/Hyde, que tiene su comienzo en la plaza Ghirardelli, para finalizar en un punto muy cerca de Fisherman Wharf (el área de ocio sobre los muelles). Esta línea no solo es un museo a cielo abierto, sino además un paseo que nos dará un panorama perfecto de la ciudad, vistas a la bahía, y unas bajadas por calles de enorme declive que será toda una experiencia antes de bajarnos en el final del recorrido. Para empezar el recorrido tienes que dirigirte exactamente a este punto del mapa (en la intersección de Market St & Powell St). El boleto lo puedes comprar en el lugar (siempre hay que contar con efectivo) y tiene un costo de unos 7 dólares, aunque también existe el pase diario a 21 dólares (el recorrido tiene unas 20 paradas en las que puedes bajar y volver a subir las veces que quieras si cuentas con el pase). Hay muchos puntos de interés en todo el recorrido, incluyendo por ejemplo la famosa calle Lombard Street en una de las paradas. Por tanto si pensamos el paseo como una actividad de todo el día en donde bajar en distintos puntos, volver a subir, y utilizarlo varias veces, el pase diario es una opción recomendable (no hay que olvidar que si pagamos el boleto simple para un solo sentido, y una vez que nos bajamos al volver a subir tendremos que volver a pagar). Si es fin de semana, es probable que haya bastante cola, sobre todo en las paradas de inicio y fin de recorrido. A veces es mejor subir en algunas de las paradas intermedias para hacer menos cola.

Fisherman’s Wharf. En el final del recorrido estaremos en Fisherman’s Wharf, un área de ocio con varios mueles en donde es especialmente famoso el Pier 39. En toda esta área hay muchos puntos de interés gastronómico, restaurantes de mariscos y platos típicos (como los tazones de pan masa madre, un pan ahuecado que hace de plato para tomar una sopa), algunos museos de franquicias como el Museo de la Cera o el Ripley. Toda el área de Fisherman’s Wharf es ideal para pasear y caminar varias horas, descansar y hacer alguna comida, visitar museos, o incluso hacer desde allí alguna excursión. Por ejemplo, desde el muelle 43 1/2 de Fisherman’s Wharf sale el paseo en barco de una hora por la Bahía de San Francisco. O en el Pier 41 con bastante frecuencia sale el ferry al barrio de Sausalito, que en media hora nos hace el cruce a la bahía para llegar al famoso barrio de bohemios y artistas que está cerca de uno de los extremos opuestos del Golden Gate.

Más planes para el final de día. Si hacemos el paseo en el famoso tranvía en la línea Powell/Hyde, contamos con el paseo diario para hacer varias paradas y paseos en el recorrido, llegamos hasta Fisherman’s Wharf, hacemos el almuerzo en algunos de los tantos restaurantes en el muelle, paseamos el área (que es bastante grande) y hasta hacemos una excursión embarcado en la bahía, se puede decir que tendremos una jornada completa con una excelente primera experiencia en la ciudad: un recorrido panorámico, uso del tranvía, vistas de los barrios y desniveles de la ciudad, paseo por una de las zonas de ocio más animadas (los muelles), paseo por la bahía, y una vista desde el agua al Golden Gate. Será una jornada a puro San Francisco. Para la noche, programaría una buena cena para descansar nuestras piernas.

Nota: el bus turístico de San Francisco puede ser una buena alternativa como medio de transporte, tanto para uno como para dos días. También está la opción del San Francisco explorer pass (que incluye el bus turístico), un pase para varias atracciones que recomiendo en el caso de que planifiquemos una visita de varios días en la que vamos dispuestos a conocer numerosos atractivos (optimizando muy bien nuestro tiempo).

Antes de seguir al día dos…este es el mapa con todos los atractivos que nombro para estos 3 días en San Francisco.

Día dos. Golden Gate y los barrios

Para el segundo día será el momento no ya de ver vistas panorámicas del Golden Gate embarcado, sino directamente caminar sobre este mítico puente.

Golden Gate. En la mañana nos dirigiremos en transporte hasta el comienzo del Golden Gate, donde también hay algunos paseos, y un pequeño museo a cielo abierto que cuenta algunos detalles de la construcción de esta maravilla de la Ingeniería. Como llegar al Golden Gate: si por ejemplo nos alojamos o estamos cerca de Union Square, la forma más práctica de llegar al Golden Gate es en un autobús de transporte urbano. Más concretamente el número 5 desde Market Street para luego hacer un transbordo con el autobús 28 en Fulton St & Park Presidio St. Si usamos los autobuses con un mismo ticket podemos hacer las combinaciones dentro de los 90 minutos del primer uso. Mejor que explicarlo, es utilizar apps para transporte tan simples como el propio Google Maps, en donde por gps nos darán todas las indicaciones. Para la parada en el Golden Gate no tendremos mucha dificultad, ya que además de verlo, notaremos que mucha gente baja en el lugar. Allí encontraremos un pequeño parque con vistas muy buenas hacia el puente, o la estatua al ingeniero Joseph Strauss, responsable de diseñar la obra. Desde allí es posible subir a la parte peatonal del puente y directamente caminarlo. Es un paseo infaltable, y si están bien físicamente hasta lo pueden cruzar completo para apreciar las vistas desde el otro lado de la costa. Para regresar, una buena alternativa sería utilizar nuestra app de mapa para encontrar el transporte que nos lleve a nuestro siguiente punto del día. La opción dos, es que si el día anterior no hicimos el tour de Sausalito, este puede ser el momento de llegar hasta esta pequeña ciudad del otro lado de la bahía, pasear y almorzar allí, para luego regresar en el ferry de Sausalito hasta la terminal de Ferry de San Francisco, y una vez allí dirigirnos para terminar la tarde en Chinatown + Little Italy.

Chinatown y Little Italy. Dos barrios turísticos y muy emblemáticos de la diversidad y cosmopolitismo de San Francisco son el barrio chino y la Pequeña Italia. Ambos barrios están muy juntos, y son perfectos para caminarlos sin demasiada complejidad. A esta actividad podríamos dedicar la tarde del segundo día. Para el barrio Chino, en el blog hice un post (el enorme barrio de SF que te hace sentir en Asia) con variedad de fotos y descripción. Para el barrio Italiano, no hay mayores tips que encontrarlo por su cantidad de oferta gastronómica de pizza, pastas y helados.

Para finalizar el día dos, después de un paseo por el Golden Gate, una posible visita a Sausalito más los barrios mencionados nos dejará como mínimo muy cansados para ver tanto más. Por la noche (y previo descanso en el hotel) un plan podría ser regresar a cenar al área de Fisherman’s Wharf, y tal vez si da el tiempo visitar la fábrica de chocolates Ghirardelli donde también se puede degustar chocolate y tomar un café para terminar el día.

Día Tres. Alcatraz, miradores y museos.

Para el tercer día voy a nombrar varias opciones para que puedas elegir y completar tu jornada:

La cárcel de Alcatraz. Para ir a la mítica Cárcel, tal vez la más famosa de Estados Unidos situada en la isla y roca en medio de la bahía, no hay otro modo que hacer la excursión en barco. Creo que no habrá plan más imprescindible que visitar la mítica cárcel en este tercer día. Para hacerlo nuevamente tendremos que dirigirnos a los muelles de Fisherman’s Wharf, en concreto al muelle 33, donde desde el embarcadero parten excursiones con bastante frecuencia cada día. La excursión a Alcatraz se puede hacer en unas tres horas. El cruce es bastante breve, y una vez en el edificio de la cárcel podremos hacer el tour guiado y autoguiado, para finalizar en la curiosa tienda de souvenirs antes de hacer el retorno al muelle antes del mediodía. Con las audioguías habremos pasado por muchos de los espacios de la cárcel, incluyendo algunas de las celdas, y hasta el patio de recreo que tiene vistas notables hacia la ciudad y su skyline. La entrada ronda los 38 dólares, y hay una opción que podría ser también ideal para el primer día en SF, de un tour San Francisco al completo + Alcatraz.

También puedes ver el post sobre como es la visita a Alcatraz

Twin Peaks + Painted Ladies. Si a la mañana visitamos Alcatraz, la alternativa para la tarde podría ser conocer las famosas casas Painted Ladies y el barrio de Haight Ashbury, una de las zonas residenciales de casas victorianas más fotografiada de la ciudad.  En el blog ya hice un post con mis fotos sobre estas casas coloridas y la zona. En la misma dirección si vamos desde el centro, pero más alejado, está el también famoso mirador de Twin Peaks (enlace en inglés), dos montes gemelos a modo de colina que son una zona de parque en donde en plan de paseo podremos llegar hasta 280 metros de alto, con vistas panorámicas a la ciudad y la bahía. Es para muchos el mejor mirador de San Francisco.

Museos de San Francisco. Aunque San Francisco no es una ciudad capital, en cuanto a oferta de museos puede rivalizar incluso con varias capitales del mundo. Hay cantidad de opciones, para grandes, para niños. Por ejemplo el museo interactivo del Exploratorium es uno de los recomendados para ir con niños. O incluso el museo de la Academia de Ciencias es una visita muy impresionante y recomendable, en un edificio moderno y con propuestas que asombran  como una cápsula de cristal que encierra un microclima tropical, una piscina de mareas, un planetario, acuarios. También en una ciudad legendaria por sus tranvías no podía faltar el Museo del Cable CarMuseo de Arte Asiático, o incluso, el Walt Disney Museum, gestionado por la familia del famoso animador, que aborda su vida a través de objetos personales, dibujos originales, y mucha historia y detalles de tintes biográficos.

Consejos finales y apuntes de mi viaje:

– El clima en San Francisco es muy variable, e incluso en verano, requiere contar con un abrigo y hasta algún impermeable. Es probable que las noches sean algo frescas incluso en el mes de agosto.

– Si vamos solo por un día o poco tiempo, existe la opción de contratar un tour organizado de San Francisco al completo en cuatro horas y con transporte. Es una oportunidad de conseguir un panorama rápido en poco tiempo y después utilizar el resto de las horas del día para visitar sitios puntuales.

– Ante cualquier plan, mi recomendación es no perderse de caminar los barrios y calles. La arquitectura de la ciudad, sus barrios victorianos y residenciales, son sumamente pintorescos. Igualmente nunca hay que descartar utilizar el transporte público, especialmente cuando los increíbles desniveles de las calles terminen por cansarnos si es que llevamos mucho tiempo caminando

– Algo que es notable en San Francisco, es la cantidad de homeless (o personas sin hogar) que se ven en las calles, especialmente en áreas céntricas. Se ven caminando por las calles o sentados en las aceras, uno de los costados algo más tristes de la realidad de Estados Unidos y sus desigualdades (que en SF quedan muy expuestos y a veces resultan hasta difícil de entender cuando sabemos que se trata de una de las ciudades y estados más ricos del país).

– San Francisco es una ciudad con mucha personalidad y estilo propio. Por ello es que recomiendo visitarla y dedicarle al menos estos tres días, tanto como una de las ciudades imperdibles no solo de California, sino también de todo Estados Unidos. Es una ciudad única.

– A diferencia de ciudades como Los Ángeles donde el transporte público es muy poco práctico e incluso está poco desarrollado (parece una ciudad en la que si no tenés un coche estás en problemas), en San Francisco el transporte público sí es bueno, y es una buena alternativa para moverse a todas partes. Así como en LA recomiendo planificar el contar con un coche para moverse, en San Francisco el coche no es necesario.

– Una de las visitas típicas que se suelen hacer desde San Francisco es el Parque Nacional Yosemite. Normalmente se hace en un coche de alquiler, y haciendo una o dos noches de alojamiento en Yosemite. Pero también hay una opción de excursión a Yosemite organizada por agencia (en inglés) para hacer en un día completo desde San Francisco. Otra excursión organizada posible en el día es el tour en el día a Muir Woods (un bosque de sequoias) y viñedos.

(*) Este post incluye enlaces de afiliados para reservar servicios externos, sin ningún costo extra para lectores.

Share on Pinterest

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio al reservar vuelos con estos simples trucos

4. Envía tu consulta viajera

5. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *