Share on Pinterest

Si hay una travesía a pie para hacer en la Costa Brava, ese es el Camí de Ronda. Este camino atraviesa todo el litoral de esta famosa zona costera española entre Blanes y Portbou. Pero antes de describir este camino hay que entender como es la Costa Brava: este paisaje costero combina zonas de playas extensas, ciudades de veraneo, pero también alterna zonas montañosas donde predomina la naturaleza silvestre y los paisajes costeros abruptos.

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

Calella de Palafrugell

(*) Imágenes Matías Callone

Hacer el camino de ronda es precisamente la opción para caminar y conectar pueblos, ciudades y paisajes a los que no se puede llegar en coche en muchos casos. El premio será descubrir calas y playas escondidas y es estado completamente virgen. El camí de ronda es un sendero lleno de historia conectando todo este tramo de litoral mediterráneo. Tan antiguo que tampoco se sabe en que siglo tuvo su origen (se estima que es un sendero milenario como mínimo). Sin embargo su nombre hace referencia a su función defensiva por parte de carabineros y guardias civiles que hacían sus “rondas” de vigilancia del contrabando. Hoy es un paseo puramente turístico que se puede hacer por tramos o completo como una auténtica aventura y desafío.

En este post les voy a mostrar en fotos la belleza de mi recorrido por el tramo de camí de Ronda entre las ciudades de Palamós y Calella de Palafrugell en la provincia de Girona (este último es un precioso pueblo marinero que inspiró la canción “Mediterráneo” de Serrat), tal vez uno de los tramos más bonitos (aunque claro que no es el único bonito). Con el estilo del blog, creo que nada explica mejor esta belleza que las fotos, así que aquí vamos (más abajo explico detalles del sendero):

Distancia: 11 Kilómetros

Mi caminata empieza muy cerca de Palamós (Punta de Sant Esteve). La primera buena sorpresa es encontrarse con esta pequeña y antigua aldea marinera en una cala preciosa, Cala S’Alguer.

Cala S'Alguer

El camí de Ronda atraviesa este pequeño punto detenido en el tiempo en donde la mayoría de casas hoy se alquilan a turistas (eso de cumplir el sueño de una casa que da al mar).

Cala S'Alguer

El sendero sigue para encontrarse con la última playa extensa del sendero (luego prosigue por paisajes más abruptos y rústicos), se llama Cala de Castell:

Calella de Palafrugell

Una vez cruzamos esta playa, empieza la parte de ascensos y descensos que no son nada insalvable, pero si requieren un pequeño esfuerzo para encontrarse con este paisaje que es una postal de la Costa Brava:

Palamos-Palafrugell (Camino de Ronda)

Se llama cala Foradada, y está junto al sitio arqueológico del poblado ibérico Cala de Castell (uno de los asentamientos previos a la dominación del Imperio Romano en la península Ibérica). Las calas y lugares escondidos en este rincón son tan preciosos como imponentes:

Calella de Palafrugell

Aunque a estas playas encerradas entre acantilados es más fácil llegar en kayak que a pie, se puede disfrutar de las vistas fantásticas:

Palamos-Palafrugell (Camino de Ronda)

Palamos-Palafrugell (Camino de Ronda)

Palamos-Palafrugell (Camino de Ronda)

El paseo continúa en ascenso y ya en zonas protegidas y completamente silvestres. Hay bosques y la costa desde lo alto se disfruta con estas vistas:

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

La próxima cala accesible para bañistas será Cala Canyers, es fácil intuir que es un buen lugar para un chapuzón si estamos en temporada de calor:

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

Y muy cerca de la anterior (solo hay que hacer un pequeño tramo de sendero) sigue esta cala que parece una piscina natural, Cala dels Corbs:

Cala dels Corbs

Cala dels Corbs

Cala dels Corbs

Cómo habrán notado, estamos en el tramo donde empieza a haber una cala tras otra a cual más bonita. Después de otro breve tramo de unos diez minutos de sendero es el turno de la más extensa Cala Estreta, una auténtica belleza:

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

Y las siguientes Cala Bona, y Cala Cap d’en Planes. Estas calas más apartadas son asiduas también por naturistas pero no son playas nudistas estrictas, sino mixtas.

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

Siguiente Cala, casi al lado de todas las anteriores y en donde también es usual el naturismo, Cala del Crit:

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

El último tramo antes de llegar a la zona urbanizada en torno de Calella de Palafrugell (y la cala El Golfet) es de costa de roca y sin playas con arena. Incluso es casi imposible bajar hasta el mar por lo acantilado, así que es un tramo para hacer bonitas fotos de la Costa Brava:

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

Antes de entrar a la zona urbana de Calella, hay un sendero que se interna un poco por la zona rural:

Palamos a Calella (Camino de Ronda)

Y finalmente se llega a Calella de Palafrugell:

Calella

Cómo había dicho, la distancia de este tramo del Camino de Ronda es de 11 kilómetros. Si bien tiene varios desniveles, no sobrepasan los 100 metros, lo que hace que sean relativamente fáciles con un mínimo estado físico.

El tiempo estimado para hacer este sendero es de unas 3 horas.

Este sendero continua en la etapa 2 en el tramo que va desde Calella de Palafrugell hasta Tamariu >> Ver la etapa 2

Calella de Palafrugell

Si están pensando en recorrer la Costa Brava, no se pierdan esta idea de ruta por 8 pueblos costeros imperdibles.

(*) Todas las imágenes pertenecen a Matías Callone y están bajo licencia Creative Commons.

Share on Pinterest

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio al reservar vuelos con estos simples trucos

4. Envía tu consulta viajera

5. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

2 Comentarios

  1. Excepcional artículo con una fotografías magníficas. Felicidades, transmites perfectamente la pura esencia de la Costa Brava más virgen y salvaje. Nos permites un par de comentarios?

    Los tramos del artículo no están señalizados como sendero, no es difícil seguir el camino pero si no se está acostumbrado a andar a veces puede ser un poco engorroso.

    Este tramo de Camí de Ronda es un camino de montaña justo al lado del mar (no se trata de un paseo marítimo como en otros lugares de la Costa Brava) Con sol y meteorología favorable es muy agradable pero con tiempo adverso o viento de Levante y tramuntana (llevantada) puede llegar a ser extremadamente peligroso.

    Reiteramos nuestras felicitaciones por este fantástico artículo. Un saludo!!!

    1. Hola, Gracias por el comentario. Es cierto que a mí me tocaron días fantásticos, pero imagino que un día ventoso o adverso no es un sitio para ir a hacer sendero y disfrutar. Es cierto que hay un tramo (las últimas fotos) en que no está señalizado, de hecho está el sendero, pero sería el “no oficial” imagino, y está tan marcado por senderistas que hasta creo haber seguido allí por error. Pero siempre se trata de ir con mucha prudencia y sentido común ni más ni menos. Para el resto es un paseo formidable y lleno de vistas y paisajes que valen la pena. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *