Share on Pinterest

En mis viajes a Italia (es un país el que viajé en varias ocasiones) he podido recorrer varias zonas del país: desde Roma, Venecia, gran parte de la Toscana, parte de la Riviera italiana o islas como las Eolias. Basándome en tantas preguntas que me llegan durante mis viajes (últimamente sobre todo en mi Instagram, pero también en el blog) voy a compartir muchas respuestas y consejos para organizar un viaje a este país:

No querer ver todo en un primer viajeItalia es un país relativamente fácil de organizar en recorridos por su forma alargada, por lo que se trata de elegir una región (norte, centro o sur) y simplemente diagramar itinerarios costeros o circulares por puntos de interés. Pero lo cierto es que querer abarcar todo el país en un solo viaje puede resultar poco menos que agotador y nos dejará la sensación de pasarnos todo por alto para seguir un ritmo acelerado. Mi consejo: es mejor concentrarse en una región o no pretender ver todo en la primera vez.

Modos de transporte. El transporte en el país es variado y completo. Sin embargo hay algunas cuestiones a tener en cuenta según nuestro presupuesto: en mí opinión una forma bonita de recorrerlo es en tren, pero no suele ser lo más económico. Si planeamos desplazarnos de una región a otra, para nuestro bolsillo lo mejor será reservar billetes de avión con anticipación para encontrar muy buenos precios (comprar vuelos a último momento suele ser bastante caro).

En coche y por libre. Otra opción recomendable de explorar Italia es con coches de alquiler. Anticiparse a reservar al menos un mes será una forma de asegurarnos mejores precios y disponibilidad y solo necesitaremos contar con nuestro carnet de conducir en regla (siempre es recomendable contar además con el carnet internacional). Conducir en Italia es genial porque permite la libertad de detenernos o desviarnos en todos los lugares que nos resulten atractivos, y pueden creerme que habrá cantidad de sitios tentadores e inesperados donde detenerse.

Pueblos y más pueblos bonitos. Como sabrán quienes me siguen en redes, soy muy asiduo de explorar regiones a través de sus pueblos más tradicionales y mejor conservados. Es una forma de adentrarse en el pasado pero también en la Italia profunda. Para facilitar las cosas existe en Italia una asociación de “los pueblos más bonitos de Italia”(I borghi più belli d’Italia) que nuclea a estos pueblos seleccionados bajo requisitos estrictos de conservación patrimonial. Visitar algunos de estos sitios siempre será garantía de llegar a un punto recomendable y que no suele tener desperdicio. Para aún hacer más fáciles las cosas, en el blog hay publicadas ideas de rutas por estos pueblos organizados por regiones, por ejemplo esta ruta por pueblos bonitos del noroeste italiano, o esta otra ruta por los pueblos más bonitos del sur de Italia.

Ideas de rutas. Para más ideas de itinerarios, les recomiendo que miren esta selección de las mejores rutas temáticas para hacer en coche por Italia. Encontrarán algunas rutas clásicas para hacer en 15 días, otras menos tradicionales, y algunas muy originales, todas diagramadas con mi afición por los mapas y lugares sumados a los conocimientos de regiones interesantes del país.

Uso de GPS. En Italia pude conducir en la región de Liguria y el norte de Toscana, además de otra experiencia anterior en coche por Toscana. Mi recomendación es utilizar GPS (con el del teléfono es suficiente) para llegar a un itinerario evitando confusiones. A veces la señalización no resulta tan clara o es insuficiente y eso puede salir muy caro en cuanto a tiempo.

Radares vigilan (y hay más de los que imaginas). En cuanto al modo de conducir, mi impresión es que en Italia nada funciona mejor para respetar las normas que la cantidad de radares y controles de velocidad automatizados en las rutas. Sin embargo las velocidades máximas no se respetan de un modo tan estricto como en otros países europeos occidentales (especialmente más al norte).

Caminos rurales preciosos, pero con algo más de precaución. Otra curiosidad (al menos para mí) en Italia, es que los caminos rurales no suelen estar en un estado “impecable”. Puede que esto varía de región en región pero las rutas en mis experiencia solían estar irregulares, o con parches, o incluso algún que otro pozo pequeño espaciado. Si vamos en caminos rurales o que no sean rutas nacionales de importancia, conducir con lentitud y precaución, después de todo estamos de paseo.

La otra Italia. Italia tiene puntos que son íconos internacionales para el turismo que pueden estar muy saturados de visitantes gran parte del año. Creo que son obvios pero voy a mencionar algunos: Venecia, Roma, Florencia, La Costa Amalfitana, la Riviera Italiana, Cinque Terre. Pero para quienes viajen por segunda o tercera vez a Italia hay una ronda extra de lugares absolutamente interesantes y atractivos que son pasados por alto para el turismo masivo. ¿Un ejemplo? en mi último viaje me dediqué a explorar por pueblos de Lunigiana (al norte de Toscana) donde se puede encontrar pueblos preciosos y muy conservados o singulares (ya que vamos de ejemplos, Bagnone es un increíble pueblo medieval “colgado”), o decenas de castillos enmarcados por montañas nevadas. Y todo sin turistas a la vista más que algunos italianos de paseo. No es que me molesten los turistas (si yo también lo soy aunque pretenda no serlo), pero me refiero a que estas zonas parecen casi vírgenes en términos viajeros, y son una bellísima sorpresa.

Comunicarse. Para los hispanohablantes el idioma italiano nos resultará más familiar que extraño y la comunicación será bastante fácil con un mínimo de buena predisposición. Sin embargo no está de más (esto aplica a cada país) aprender un poco de italiano básico, saludos, preguntas usuales de viajeros, para caer simpático ante los locales. Demostrar interés por utilizar su idioma siempre es una forma de caer bien.

¿hay fotos que salen lindas solas?. Esta foto es de ayer en #riomaggiore desde el ángulo más sacado. Es la foto mas sacada de uno de los pueblos mas famosos de #Cinqueterre y una de las fotos posibles para captar el pueblo abarcando un buen panorama (porque de hecho no hay muchos puntos posibles para captar el lugar siendo todo tan estrecho). Sin embargo…yo quise insistir buscando un ángulo algo diferente. Así me fui por escalinatas a prueba y error hasta meterme en un lugar entre huertos (para traerme mi foto esperando el anochecer). Pero esa se las prometo para la próxima ocasión. RIOMAGGIORE es como un anfiteatro de casas colgadas en una ensenada natural que servía de puerto natural a los pescadores. El turismo ha hecho del pueblo un modo de subsistencia casi central. A la parte más histórica sólo llegan peatones y son puro escalinatas que suelen subir más turistas que locales. Pero a los huertos algo abandonados creo que llegan algunos intrépidos …y otros como yo buscando ángulo fotográfico 😛

Una publicación compartida de 101 Lugares increibles (@maticallone) el

Preparado para los sabores italianos. La gastronomía italiana es un mundo aparte dentro del viaje. Es aconsejable llevarse un presupuesto pensado solo para disfrutar con el paladar. Cada región tiene sus platos tradicionales, pero en todas hay una riqueza de ingredientes, platos y sabores dignos de ser disfrutados. Lo mismo puede suceder con la variedad de pastas, o los modos de preparar clásicos como la pizza. Una ruta por Italia será una tentación permanente, sobre todo por los olores tentadores que brotan desde muchas ventanas y restaurantes.

Alternativas de alojamiento. El alojamiento en general puede resultar caro, especialmente en puntos de masividad turística, o en sitios con playa en temporada de verano. Por ello es bueno reservar. Pero también es una alternativa pensar en alojarse en zonas que pueden estar fuera del epicentro turístico, pero bien comunicadas (una forma de ahorrar mucho en alojamiento). Por ejemplo, Venecia es un destino caro y saturado de visitantes todo el año. Pero el presupuesto puede adaptarse mucho si elegimos alojarnos en Mestre, una ciudad conectada en pocos minutos por tren con Venecia. Esto podría aplicarse a muchos destinos. Por ejemplo, la ciudad de La Spezia es una alternativa para quienes viajan a Cinque Terre (y por cierto aquí tienes la guía para viajar a Cinque Terre). Otra opción muy recomendable y que yo utilizo es rentar habitaciones o incluso apartamentos o casas enteras con Airbnb.com (le alquilas en directo a tu anfitrió). Si es tu primera vez y no estás registrado en Airbnb puedes hacerlo a través de este enlace para obtener 25 euros de descuento en tu primer reserva mayor a 65 euros. Es un sistema que recompensa a quienes recomiendan Airbnb como en mi caso, y a quienes se registran (ambos nos beneficiamos, y todos contentos pero vuelvo a aclarar que lo recomiendo porque es un servicio que utilizo mucho en mis viajes, y nunca tuve malas experiencias de momento).

El problema de aparcar el coche. Un tema importante a la hora de conducir en Italia es saber que el parking suele ser bastante complicado en ciudades con cascos históricos, o en zonas turísticas (como la Riviera Italiana). Aparcar es todo un tema en muchos puntos Italia, por la falta de espacios, las zonas restringidas de circulación, etc. Muchas veces es sumamente aconsejable reservar hoteles con parking incluido para evitarse dolores de cabeza. y en ciudades como Florencia, o Roma, directamente dejar el coche a un lado y moverse en el transporte público local. El coche es recomendable para viajes por pueblos o rutas por regiones, pero si pensamos en hacer varios días en alguna ciudad en particular, el coche no será de gran utilidad.

Si necesitas traslados en las principales ciudades (Aeropuerto-hotel-aeropuerto). Sobre todo en ciudades como Roma, Florencia, Venecia o Milán (las más visitadas) podrías necesitar utilizar servicios de traslados en coche confiables (*). Especialmente podrás contratar (utilizando el enlace anterior) traslados entre tu hotel y el aeropuerto en las ciudades nombradas de un modo confiable a través de la web de Civitatis.

El encanto de la gente. La gente en Italia es muy amable, especialmente en pueblos y ciudades más pequeñas la gente es más abierta a la conversación (aunque esto aplica a todos los países del mundo). El ambiente en general en Italia es más informal y distendido.

Evita autopistas si quieres conocer (en lo posible). Las carreteras nacionales en Italia (no las autopistas con peajes) suelen ser mucho más lentas y en muchos casos no permiten más de 70 kilómetros por hora de velocidad. Sin embargo si disponemos de tiempo, recomiendo utilizarlas, no solo porque son gratis, sino porque es como recorrer Italia por sus venas, internándonos en las ciudades y pueblos. Las autopistas nos ahorran tiempo de viaje pero son como viajar con los ojos cerrados a la esencia de Italia.

Todo tiene su encanto. Italia es un país complejo y con muchas diferencias, incluso culturales como las sabidas costumbres o modos de ser entre el norte y sur. Sin embargo de lo que conozco me sería imposible decir que una región sea menos prioritaria que otra. Todo tiene su encanto en un país con una gran personalidad y estilo propio. No hay nada prescindible, en todo caso hay que seleccionar y descartar pensando siempre en que nos enamorará tanto como para volver.

Hoy se llovió todo a escala “lluvia a baldes ” … Mi casa estos días (que pueden ver en las stories) es mi refugio. Pero a la tarde me salí hasta el pueblo. Lo que me gusta de hacer base y de quedarse en el pueblo como uno más es que me puedo imaginar un habitante del lugar. Camine bajo la lluvia, cruce ese puente…entré en una tienda y en la conversación aprendí algunas palabras italianas para comprar queso. La señora se reía de mi suerte climática después de preguntar si estaba de vacaciones. De allí me fui a caminar el entorno del castillo y me salí por rutas rurales de una sola mano hasta visitar dos pueblos más en el auto. Así siguen mis dos semanas italianas viviendo el lugar y tratando de sentirme uno más (las fotos con lluvia me encantan…Pero no estaría mal un poco menos de diluvio)

Una publicación compartida de 101 Lugares increibles (@maticallone) el

– En cuanto a los tiempos ideales para viajar por Italia, diría que no alcanza una vida. Pero si se trata de dosificar días y destinos, aquí tienes un ejemplo de plan para recorrer mucho de lo esencial de centro y norte de Italia (a grandes rasgos) en una idea de ruta para 15 días. En cambio si quieres armarlo más a medida, aquí tienes una guía para Italia con ideas y planes según la cantidad de días de tu viaje. No olvides que no puedes abarcarlo todo en un país tan inmenso en cuanto a destinos (y variado).

En algunos destinos mejor reservar alojamiento. Para los puntos esenciales como Venecia, o incluso Roma, Florencia, lo mejor es reservar hotel con cierta anticipación. En la temporada alta de verano (mediados de junio hasta comienzos de septiembre) el nivel de turismo en estos puntos puede ser una saturación. Por ello mi recomendación sería viajar en meses de temporada intermedia: mediados de abril a comienzos de junio, o septiembre hasta comienzos de noviembre tendrán un clima templado perfecto, y mucho menos gente (además de mejores precios).

Si viajas a Roma, no solo hay que ver lo imprescindibles. No te pierdas la cantidad de sitios curiosos que hay en la Ciudad Eterna (aquí tienes unos ejemplos). Roma es mucho más que sus imperdibles. Por otro lado, para evitar los retrasos y esperas en muchos de los atractivos más concurridos puedes seguir estos consejos.

 Aquí puedes buscar alojamiento en Roma (*)

Si viajas a Florencia. Es una ciudad que requiere cierta planificación y organización, sobre todo porque hay museos esenciales que tienes días que están cerrados. Aquí tienes una guía para organizar la visita a esta ciudad según la cantidad de días. No pasarás por la ciudad si no visitas y subes a la cúpula de Santa María del Fiore, o si te no vives un atardecer en su mirador más bonito.

Aquí puedes buscar alojamiento en Florencia

Si viajas a Venecia. Es una ciudad para caminar y perderse sin rumbo. Pero no está de más organizarse un poco. Aquí tienes una guía con lo que hay que ver en Venecia según la cantidad de días. Y si vas sobrado de tiempo, es fascinante conocer aquellos puntos más curiosos y no tan usuales de Venecia.

Aquí puedes buscar alojamiento en Venecia

Si viajas a Toscana. Hay mucho publicado en el blog. Por ejemplo, como llegar a Toscana desde Roma, o directamente una guía para organizar tu viaje a Toscana. Y ya si vamos de itinerarios por pueblo, una ruta por una selección de los pueblos más bonitos de Toscana.

Aquí puedes buscar alojamiento en Toscana.

Si buscas ideas alternativas. Italia es una fuente inagotable de inspiración viajera y bellezas a veces no tan conocidas. No te pierdas esta selección de más de 50 sitios curiosos de Italia dispersos por todo el territorio. O la opción de enamorarte de sus pueblos más “escondidos”. Hay regiones que solo por estar opacadas por otras más famosas, muchos turistas pasan inmerecidamente por alto. Por ejemplo, la región de Le Marche se conoce como “la otra Toscana” por sus colinas y pueblos patrimonio de la Humanidad.

Si visitas islas. Italia es también una buena cantidad de islas por recorrer, algunas enormes, otras pequeñas. O también bonitos archipiélagos como las Eolias, con sus paisajes volcánicos. Pero también la bella Cerdeña, con playas que para muchos son las más bonitas del Mediterráneo por sus aguas turquesa, o la singular Sicilia con su encanto inigualable.

Aquí puedes buscar alojamiento en Sicilia / Alojamiento en Cerdeña

Excursiones organizadas. Si no viajamos con nuestro coche (o de alquiler), entonces tal vez sea una buena idea trasladarnos en tren y por libre entre una ciudad y otra, y desde algunas de estas ciudades, contratar excursiones organizadas (*) para hacer en el día. Por ejemplo, estas son algunas de las excursiones más usuales para hacer desde cada ciudad:

Si quieres ver más excursiones y actividades organizadas por destinos italianos puedes mirar directamente en este enlace y elegir las opciones en cada una de las principales ciudades.

– Seguridad. En Italia, creo que como en muchos países europeos, todo se trata de un mínimo de sentido común especialmente en las grandes ciudades y zonas de mucha gente: no descuidar pertenencias es suficiente para no tener inconvenientes en nuestro viaje.

(*) Este post incluye enlaces saliente en los que puedes contratar servicios de terceros que recomendamos bajo el sistema de afiliados, sin ningún costo extra para nuestros lectores.

Share on Pinterest

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio al reservar vuelos con estos simples trucos

4. Envía tu consulta viajera

5. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

8 Comentarios

  1. Hola planeamos viajar a Italia en Octubre de este año, desde Milan a Roma durante 15 dias aprox, luego tengo intención de visitar Belpasso (pcia. de Catania) y a lo largo de la costa Amalfitana ,aunque no tengo tantos dias , me alcanzaran 5 ? en esta ultima región ?, de ahí nos iríamos hacia Dinamarca , gracias.

    1. Hola Alicia, yo creo que el plan de viaje está bien diagramado. Costa Amalfitana en cinco días puede estar bien para ver sus principales ciudades.
      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *