Share on Pinterest

Cinque Terre es una zona de costa de Liguria tan escarpada que si hoy estuviera despoblada sería difícil pensar en situar algún poblado en un lugar de tan difícil acceso, sin embargo desde hace siglos existen cinco pueblos de pescadores que algunos suelen considerar entre los más bonitos de toda la costa de Italia. Por ello es que siendo un punto de grandes reclamos turísticos que termino de conocer en uno de mis viajes (puedes seguir mis pasos en Instagram), voy a dedicar este post a compartir mi experiencia y consejos para visitar este destino (respondiendo a cada interrogante que imagino surge al planificar un viaje).

Foto: Vernazza

¿Qué es lo que hay por ver en Cinque Terre?. No se trata de una ciudad o un punto específico sino de una región en la costa dentro de un área protegida como Parque Nacional. Allí dentro están los cinco pueblos famosos y a visitar, pequeños pueblos en un entorno de paisaje imponente de montañas escarpadas que caen al mar de Liguria. Ellos son Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso al Mare. Pero a estos cinco también deberías sumar e incluir el poblado de Portovenere (que está a solo unos 20 minutos de distancia de Riomaggiore).

Te recomiendo que veas todas las fotos que hice de cada uno de los pueblos de Cinque Terre en un post especial con detalles de cada punto del recorrido.

Vernazza

Foto: la costa de Cinque Terre (y el pueblo de Vernazza)

¿Cuántos días se necesita para visitar Cinque Terre?. Conocer los cinco pueblos  es posible incluso en un día, pero no sería lo más recomendable porque será un recorrido muy acelerado. Mi consejo es quedarse al menos tres días y dos noches para poder disfrutar a un ritmo mínimamente relajado. Incluso pueden ser tres o cuatro noches como lo ideal, ya que hay senderos para hacer entre pueblo y pueblo, o la opción de disfrutar de la playa (especialmente en el pueblo de Monterosso) si es que vamos en temporada que permite un chapuzón. Quedarse unos días en Cinque Terre es la oportunidad de desconectarse, de disfrutar de un rincón del mundo donde se vive a un ritmo más relajado, disfrutar de los atardeceres junto al mar. Por otro lado también hay que aclarar que este es un lugar de mucho turismo en su temporada alta (especialmente julio y agosto). Por ello pasamos al siguiente punto.

¿Cuál es la mejor época para ir?. Sin dudas respondo que es la primavera y el otoño, especialmente en meses como mayo, junio, septiembre y octubre. El clima aquí será ideal, días templados y noches frescas, pero sobre todo estaremos a resguardo de la invasión de turistas de meses como julio y agosto. Invierno también es muy bonito de ver, pero claro que el clima será más riguroso incluso con el estado del mar que impide la excursión en barco en forma más frecuente.

¿Desde donde se visita Cinque Terre?. Para situarnos voy a compartir un mapa. Pero para tener una idea, algunos hacen la excursión a Cinque Terre desde ciudades como Milán, Pisa o Florencia (incluso en el día, aunque no se llegue a ver los cinco pueblos). Cinque Terre se puede combinar con un viaje por Toscana, o si estamos en la Riviera Italiana en la región de Liguria. Incluso se puede incluir dentro de un itinerario en ruta de 15 días desde Roma a Milán y Venecia.

¿Cómo llegar a Cinque Terre?. Para este punto hice un post especial con todas las opciones, tanto en excursión, como por tren, coche o hasta por libre. Por lo tanto te recomiendo seguir el enlace anterior para ver todos los detalles sobre como llegar en tren a la estación de La Spezia Central (en la ciudad de La Spezia), el punto desde donde puedes hacer la combinación al tren que te lleva por Cinque Terre. O también sobre como moverte en coche (que no es el modo más recomendado por el poco espacio que hay en cada pueblo) o en excursión en barco.

Aquí tienes dos excursiones organizadas para llegar (ambas en español):

Cinque Terre en excursión desde Milán

Cinque Terre en Excursión desde Florencia

Cómo moverse en Cinque Terre. Hay dos opciones que creo son las más utilizadas para conectar un pueblo con otros. Muchos eligen recorrer pueblo a pueblo contratando las excursiones en barco o ferry. Estas opciones permiten disfrutar de las vistas desde el mar y el sencillo de ferry puede salir entre 4 y 8 euros por tramo. Pero el modo quizás más práctico y rápido es hacer el recorrido en tren. Aunque resulte asombroso estos cinco pueblos escarpados están conectados cada uno por tren con su estación a pasos del centro histórico. Existe un pase que puedes contratar para moverte en el tren si limitaciones (tanto de uno como de varios días). El pase de un día en abril de 2018 tenía un costo de 16 euros, pero incluye la conexión a wifi en las estaciones, y el acceso a los senderos (que sino lo tendrás que pagar por separado). El tren Cinque Terre une Levanto con La Spezia y tiene paradas intermedias en cada pueblo con una frecuencia de media hora en las horas de más frecuencia, y de una hora en horarios más nocturnos (funciona desde la mañana temprano y hasta la medianoche). La opción en coche no es imposible, pero no es la más práctica por la falta de espacio donde aparcar en temporada alta o fines de semana y festivos. Pero además no puedes llegar nunca en coche a las zonas más turísticas, ni te será práctico ir de un pueblo a otro con estos inconvenientes. Una alternativa puede ser ir en coche y aparcar en alguna zona gratuita (si es que tienes suerte) normalmente en las carreteras, y caminar hasta un pueblo para luego comprar el pase en tren o en barco y moverse así de uno a otro. Pero en temporada alta será mejor ir en coche hasta algún parking en La Spezia cerca de la estación de tren, para proseguir desde allí en tren.

Corniglia - Cinque Terre

Foto: una calle del tranquilo pueblo de Corniglia (en el mes de abril)

Cinque Terre Card. Una forma de ahorrar al visitar Cinque Terre es comprar la tarjeta turística. Considerando que se trata de un parque nacional, encontrarás senderos para hacer, además de que el traslado entre un punto y otro es indispensable. Para ello esta tarjeta simplifica los costos (y permite ahorrar) ya que si la compras en su opción que incluye el pase en tren, el acceso a los senderos, y el uso de wifi harás un buen negocio (en el caso de que pienses en utilizar todo). Si no quieres hacer los senderos, tal vez te salga a cuenta comprar los tramos de trenes regionales por separado. Todo esto lo puedes averiguar y comprar en cada estación de tren.

¿Y como es cada pueblo para recorrerlo?. Lo que quiero explicar aquí es que cada pueblo está emplazado sobre terrazas y desniveles bastante pronunciados hacia al mar. En su mayoría son pueblos que se acceden por una carretera de montaña, y no puedes llegar hasta el centro de los pueblos, ya que son centros históricos de tránsito restringido y zonas peatonales que no admiten coches. Pero además, tampoco podrás acercarte demasiado al centro con el coche porque son áreas solo autorizadas a los residentes. Por lo tanto en los pueblos si vas en coche tendrás que aparcar en las zonas autorizadas o parkings y pagar por tu espacio (en el post sobre como llegar a Cinque Terre encontrarás más detalles). Esto ayuda a entender la razón por la que es tan singular esta región: los pueblos estuvieron bastante desconectados por tierra, y crecieron siempre mirando al mar.

Las diferencias entre los pueblos y donde alojarse. 

Vamos pueblo a pueblo para ver las diferencias, aunque anticiparía que no hay uno más bonito que otro, sino que eso es algo que tendremos que escoger según nuestro gusto. Si quieres ver sobre el alojamiento con más profundidad, te recomiendo que leas el post específico sobre Donde alojarse en Cinque Terre.

Riomaggiore: es uno de los pueblos más “escalonados” y con mayor pendiente, además de ser sumamente fotogénico. Este pueblo tiene una calle central y abrupta que termina en el puerto natural, un estrecho estuario donde hay botes. Es uno de los que tiene mayor oferta de hoteles, además de restaurantes y tiendas (aunque en ninguno hay que imaginar un centro demasiado grande, todos son a una escala “pueblo”). Es el pueblo que está más cerca de la Ciudad de La Spezia o de Portovenere. Hacia uno de los lados posee una pequeña playa de rocas.

Aquí puedes buscar alojamiento en Riomaggiore.

Riomaggiore

Manarola: muchos coinciden en que es uno de los más bonitos, pero en mi opinión eso es algo difícil de determinar cuando todos son bonitos. Este pueblo está emplazado también en una gran pendiente, podría decirse que en un modo similar al anterior. También está rodeado de viñedos. Uno de los puntos a favor de este pueblo son sus restaurantes, algunos situados como un mirador en una saliente hacia el mar que brinda una vista preciosa de todo el poblado. Es una opción interesante para hacer noche, sino todas, al menos incluirlo en alguna noche.

Aquí puedes buscar alojamiento en Manarola.

Manarola - Cinque Terre

Corniglia: es el pueblo en el “centro” de Cinque Terre, y el que tiene uno de los emplazamientos más apartados del mar (de hecho está sobre una colina en altura). Para llegar hay que subir una larga escalinata desde la estación de tren. Y lo mismo, para llegar al mar hay que descender por un sendero de varios minutos. Este pueblo también está rodeado de viñedos, y no tiene tanta masividad de turistas. Pero el ser más tranquilo que los otros también puede ser un punto a favor para alojarse, especialmente en verano y temporada alta.

Aquí puedes buscar alojamiento en Corniglia.

Corniglia - Cinque Terre

Vernazza: se puede decir que es uno de los puntos fuertes e imperdibles de un recorrido por Cinque Terre por ser uno de los que tienen un emplazamiento más singular. Vernazza sobresale sobre una especie de pequeña península que rodea un puerto natural. Está coronado por las ruinas de un castillo, y la vida del pueblo gira en torno al pequeño puerto. Además, si apenas asciendes por los senderos que salen del pueblo, las vistas son preciosas. Es animado con su pequeño centro comercial y posee una playa pequeña (pero con arena) y zonas de baño junto al mar un poco más grandes que en los pueblos anteriores.

Aquí puedes buscar alojamiento en Vernazza.

Vernazza

Monterosso al Mare. Este pueblo tiene una diferencia con respecto a los anteriores, y es que está en una especie de zona plana junto al mar (aunque claro que rodeado de montañas). Es el único que tiene playas de arena relativamente amplias por lo que muchos eligen alojarse en él por este punto a favor. Además al tener menos desniveles es más accesible para caminar, y posee un animado centro histórico con variados restaurantes y tiendas. De hecho también tiene una de las ofertas de alojamiento más amplia. Sin embargo yo recomendaría combinar unas noches de alojamiento aquí, con otras en alguno de los pueblos anteriores para experimentar el ambiente de los pueblos de Cinque Terre en su totalidad.

Aquí puedes buscar alojamiento en Monterosso al Mare.

Monterosso al Mare - Cinque Terre

La Spezia. Un punto alternativo para alojarse al visitar Cinque Terre puede ser la ciudad de La Spezia, que está muy cerca, y es una de las más grandes de la región. La oferta de alojamiento es muy grande y suele tener más variedad de precios. Además conectar con los cinco pueblos es muy fácil por tren y podrás hacerlo cada día. Desde la estación de La Spezia Central estarás en apenas unos minutos en Riomaggiore, el pueblo más cerca, o en Porto Venere, tanto en bus como en excursión en barco.

Aquí puedes buscar alojamiento en La Spezia.

Portovenere, Lerici y Tellaro (los otros puntos a explorar).

Cerca de Cinque Terre y de La Spezia hay varios pueblos y ciudades que no deberías pasar por alto si tienes varios días visitando esta región. Entre ellos el ya nombrado Portovenere, pero también el pueblo de Tellaro que está junto a Lérici es una joya tan bonita como cualquiera de los cinco. En este post puedes ver como es Tellaro en fotos y descripción de mi visita. Lerici también es una bonita ciudad con las características de la Riviera Italiana: casas y casco histórico colorido junto al mar, un imponente castillo y un puerto. Un paseo muy recomendable. Toda esta zona dentro del golfo de la Spezia se conoce como el Golfo de los Poetas, ya que allí pasaron escritores y artistas de la talla de Dante Alighieri, Mary Shelley, Cesare Pavese, Lord Byron, entre otros tantos notables.

Qué hacer en Cinque Terre. En cada pueblo encontrarás algunos puntos de interés, iglesias, miradores y en pueblos como Vernazza, una fortificación a la que puedes subir y disfrutar de las vistas. Entre Monterosso y Vernazza hay un sendero habilitado para caminar (toma entre hora y media y dos horas y si tienes el pase de la Tarjeta Cinque Terre no tendrás que pagar). Entre Manarola y Riomaggiore está el sendero Via dell’Amore, de apenas un kilómetro, es uno de los tramos de costa imperdibles. De hecho si empiezas por Riomaggiore, caminando hasta Manarola ya evitarás un tramo de tren.

 

Share on Pinterest

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio al reservar vuelos con estos simples trucos

4. Envía tu consulta viajera

5. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *