Share on Pinterest

(*) Este post es un análisis de producto.

La gente detrás de K&F Concept me ha contactado gentilmente para ofrecer enviar y que pueda probar en uso el trípode de viaje que verán a continuación. Si me siguen tanto en el blog como en mi Instagram sabrán que me considero un fotógrafo en constante aprendizaje. Y aunque no comento mucho sobre el detrás de escena técnico de mis fotos en viaje, debo confesar que en eso de buscar un equilibrio entre viajar ligero de equipo y alcanzar un grado de profesionalidad en mis fotos hay una lucha (búsqueda) constante.

En esa búsqueda es que decido aceptar la propuesta y probar este producto de K&F, una marca que hasta hoy desconocía pero que de ningún modo iba a negarle la oportunidad de hacer el test para sumarlo a mi equipo de fotografía.

El trípode (me refiero cualquier marca en general), es una de las cargas que más se sienten en un viaje, por el hecho de ser un elemento nada práctico de transportar. Por ello para cualquier trípode a usar en viaje, uno piensa siembre en encontrar el buen equilibrio entre su peso y la calidad- fortaleza- rigidez del mismo. Debo confesar que hasta ahora (y tal vez por error) he priorizado un bajo peso por sobre la rigidez. Por lo que esta oportunidad podría servir para mejorar ese aspecto.

El precio de este trípode en la misma web de K&F Concept es de 169.99 euros. Es un precio que puede sonar razonable o incluso barato para quienes buscamos un trípode de cierta calidad. Ahora bien, lo que voy a detallar es mi impresión en cuanto a la relación precio calidad de este trípode a lo largo del post.

Para empezar voy a detallar algunas de sus características esenciales:

– Posee un cabezal giratorio (esfera) de 360 grados que brinda mucha practicidad a hora de situar la posición de la cámara. El cabezal giratorio también posee una graduación para girarlo de forma precisa en tomas panorámicas.

– Es de fibra de carbono, lo que se supone da gran resistencia y durabilidad soportando incluso cámaras de cierto peso.

– Sus patas extensibles tiene cuatro secciones cada una, lo que posibilita alcanzar una altura máxima considerable de 168 centímetros.

– Es plegable hasta 180 grados.

– Es práctico para cerrar y almacenarlo en una funda protectora que viene incluida y que se puede adaptar a la mochila en que llevemos nuestro equipo.

– Su altura máxima es de 1,68 metros, sin incluir el eje central alcanza 1,41 metros, y si quisiéramos utilizarlo en su altura mínima sería de 45 cm. Su capacidad de carga es de 12 kilogramos, así que si pensamos en equipos de fotografía vamos bastante sobrados.

– Otra de las características del trípode es que sus patas son desmontables, por lo que en unos pocos minutos lo puedes transformar en un monopod.

– También incluye un gancho en la barra central para añadir peso y ganar estabilidad en situaciones de viento. Así como otras características que también son usuales en muchos trípodes (como las patas de goma antideslizantes).

Ahora bien, todas estas características de marca sumarán mis impresiones. A simple vista el trípode se ve muy bien, robusto, con buenos materiales y terminación. En cuanto a su peso, diría que es lo suficientemente “liviano” para transportarlo en viaje y lo suficientemente pesado como para suponer que se trata de un trípode de calidad para nuestra fotografía de viaje.

En estas fotos que hice del trípode verán algunos de sus detalles, por ejemplo, su cabezal graduado para facilitar fotos panorámicas:

Sus patas con cuatro tramos para extender, y su material antideslizante:

Un trípode que al sujetarlo se mantiene de forma sólida y sin movimientos:

El sistema de trabas para los pies, que giran 180 grados:

Más detalles del cabezal, terminaciones:

El detalle de que incluye otra funda para proteger el cabezal cuando lo guardamos, otro punto a favor (especialmente para meticulosos):

Este es el gancho que quedará hacia abajo cuando abrimos el trípode, y que sirve para sumar peso y estabilidad si lo necesitamos:

Finalmente la funda de transporte:

Si quieren más detalles del trípode les recomiendo que sigan el enlace del tercer párrafo que va directo a la web del producto.

Luego de utilizar el trípode, además de abrirlo y cerrarlo varias veces, debo decir que es muy práctico y rápido para guardar o desplegar (y no tiene ninguna complicación). Los mecanismos de ajuste funcionan a la perfección.

Conclusión:  es un trípode que me ha gustado mucho en términos de uso para que sea mi nuevo compañero de viajes: se transporta fácil con ese bolso resistente; no solo aparenta, sino que además es sólido, y por lo tanto creo que tiene un precio acertado y un uso potencial que supera mis expectativas. Debo confesar que aún no lo he utilizado en su función monopod, pero para lo que yo lo requería cumple con creces. Por último y aunque no es lo importante, se ve bonito. De momento, examen aprobado.

(*) Este post es una revisión de un producto enviado de modo gratuito para su análisis en un post. La opinión sobre el producto es una crítica libre y no está determinada por ningún acuerdo previo ni de tipo comercial.

Share on Pinterest

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio al reservar vuelos con estos simples trucos

4. Envía tu consulta viajera

5. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *