Share on Pinterest

Petra es un lugar increíble, y uno de los sitios que pude conocer en mis viajes junto al blog y que llegó a deslumbrarme sin reparos. Esto quiere decir que para mí es uno de los puntos del planeta que poner en la lista de “sitios que ver una vez en la vida“.

Se trata de una ciudad que es una escultura gigante tallada en las rocas y que al recorrerla supera cualquier expectativa viajera.  Pero además, es fascinante cuando llegas a Petra a través de un desfiladero para sentirte desde el vamos en una aventura al mejor estilo explorador Indiana Jones. O como te puedes pasar horas caminando por la ciudad troglodita entre los cañones y montañas de arenisca en el que están tallados templos, tumbas, y viviendas por cientos de metros: una auténtica metrópolis antigua.

¿Pero que tan fácil o difícil es llegar y visitar Petra?.

Seguridad. Ante todo y para empezar debo decir que Jordania es un país estable y seguro dentro de la región, un país que lleva décadas implementando una diplomacia equilibrada, que busca atraer turistas y tratarlos bien, y que hace un culto de la hospitalidad. Por ejemplo, Jordania cuenta con uno de los sistemas de salud o educación más desarrollados a nivel de la región, y eso hace que atraiga (en el caso de la educación) estudiantes de países vecinos. Claro que todo esto en medio de una región convulsionada, para que negarlo. Pero Jordania logra convertirse en un oasis en el que es posible encontrarse con infinidad de turistas en cada atractivo (y son muchos).

Como moverse dentro de Jordania (y llegar a Petra): 

Jordania es un país muy apropiado para viajar por libre, así como también hay una amplia oferta de viajes organizados en donde todo estará diagramado y no hay que preocuparse por nada.

Si vamos por libre, las opciones serán

Rentar un coche (*) (en el enlace podrás obtener un descuento de hasta 15% a través de Rentalcars), o simplemente moverte en autobuses. Lo puedes hacer de este modo con anticipación. Otra alternativa es alquilar en agencias locales, a veces a mejor precio, pero siempre con el riesgo de la disponibilidad.

Ir en autobús. Hay compañías de autobuses que van desde Ammán, algunas muy orientadas al turista extranjero y con excelente servicio, pero también las hay más económicas y utilizadas por los locales. De cualquier modo, en unas tres horas o poco más estarás en Petra.

Llegar a Petra es bastante fácil y no requiere tanto tiempo, porque el país es relativamente pequeño y las distancias no suman tantas horas.

Por ejemplo, aquí tienes en el mapa la distancia y la ruta entre Amman y Petra:

La ruta más directa son unas tres horas de conducción continua, y unos 235 kilómetros.

Estado de rutas: hay una autovía que recorre el país de norte a sur en buen estado y segura. Y si pensamos en un roadtrip más completo y a otros destinos las carreteras de una sola mano no tienen el estándar de rutas al nivel “impecables”, lo cierto es que con una recomendación de manejar prudente será suficiente. Hay muchos turistas recorriendo el país por libre, así como también cantidad de agencias de viaje llevando turistas de un lado a otro.

Distancias: el país es relativamente pequeño, y en solo unas tres a cuatro horas prácticamente puedes llegar a cualquier parte.

Donde alojarse: Como Petra es un sitio “apartado” y hasta escondido, es de esperar que no haya una gran ciudad cerca. Sin embargo el turismo ha ido desarrollando una ciudad pequeña y de servicios en cercanías a Petra. Esa ciudad se llama Wadi Musa.

>> Aquí tienes un enlace para encontrar alojamiento (y ver precios) en Wadi Musa – 42 hoteles (*)

En mi caso, el alojamiento fue en el Petra Guest House Hotel, un hotel que está muy bien, y sobre todo, sobre el acceso a el complejo arqueológico de Petra (es recomendable buscar un hotel cercano al acceso, sobre todo si deseamos participar en el espectáculo nocturno Petra by Night)

Como visitar Petra: lo recomendable es dedicar al menos dos días para recorrer Petra. Si bien un día es suficiente para hacer una caminata básica por la mayoría de atractivos, hay numerosos senderos para realizar que regalan vistas inmejorables. Existe la modalidad de sacar tickets por un día, por dos y por tres.

Una vez en Petra no estaremos tan lejos de otra joya del país ineludible: el desierto rojo de Wadi Rum, es otro de los atractivos y uno de los desiertos más bellos del mundo.

>> Aquí tienes mi experiencia y fotos en el desierto de Wadi Rum

* El recorrido a Wadi Rum y a Jordania fue parte de un viaje para bloggers organizado por VisitJordan.

(*) Este post contiene enlaces de afiliado, lo que significa que puedes contratar servicios a terceros siguiendo esos enlaces sin que implique ningún costo extra. Ante cualquier duda consulta la Política de Privacidad en el apartado afiliados.

Share on Pinterest

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio al reservar vuelos con estos simples trucos

4. Envía tu consulta viajera

5. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *