Share on Pinterest

Cuando haces una escapada a Marruecos, es muy probable que llegues a uno de estos destinos: Tánger, Rabat, Casablanca, Marrakech, Fez. Cuando organizas un viaje de más días, es más que probable que una de las ciudades anteriores sean tu puerta de entrada a este país (que está tan cerca y lejos de Europa en el mejor de los sentidos). En todas las ciudades puedes pasar una, dos tres noches, caminar, y entonces empezarás a ver en hoteles y agencias de excursiones los anuncios “una noche en el desierto”. Y allí se despertará tu curiosidad.

Lo voy a decir sin reparos, es una de las experiencias más bonitas que pude realizar en Marruecos (una de ellas, porque hay tantas) y una de las noches en naturaleza más bonitas que pude vivir: hacer una acampada organizada en el desierto de Erg Chebbi (en el área en torno a Merzouga al sur del país, y casi en la frontera con Argelia). Merzouga podría considerarse la capital turística del desierto del país (que para muchos es el más bonito de Marruecos). Estoy hablando de entrar en contacto con el Sahara, y hacerlo en uno de sus arenales más fantásticos no solo de Marruecos, sino también del planeta entero.

El arenal de Erg Chebbi es accesible desde ciudades como Merzouga, la base donde se asientan la mayoría de hoteles y agencias de excursiones. Esta ciudad ha crecido a la par de la fama del diamante en bruto que significan las dunas. Se trata de auténticas “montañas” de arena dorada, casi como rascacielos en color naranja con formas onduladas y curvas que parecen una obra de arte. El tamaño de las dunas, su escala, y su color, esa combinación de tamaño (son rascacielos de arena) con su color dorado a rojizo, observarlas en el momento en que sale o se pone el sol, todo es un espectáculo hipnótico, encantador.

Como es la experiencia de una noche en Erg Chebbi paso a paso.

1. Te instalas en un hotel cercano a Erg Chebbi. Los hay a apenas kilómetros de las dunas como el que pude alojarme y que es cuento más abajo, pero también hay muchos hoteles en torno a Merzouga, la que tiene más oferta hotelera (o hasta en Erfoud un poco más alejada). Viajar a Merzouga se puede hacer en tours con todo organizado, o por libre y en bus. Sin embargo la mayoría de quienes persiguen esta experiencia lo hacen en tours, especialmente saliendo de ciudades como Fez o Marrakech (un viaje que se dice pronto pero toma unas cuantas horas).

Una vez en el hotel, puedes hacer una primera noche de descanso, o simplemente dejar las maletas allí para ir a las puertas de Erg Chebbi y vivir la experiencia “noche en el desierto” sin escalas.

Mi alojamiento en el desierto en Merzouga: Auberge Sand-Fish.

A través de una recomendación de mi primer alojamiento en Fez, pude contactar con un sitio fantástico donde alojarme en Merzouga llamado Auberge Sandfish. Este Auberge tiene algo que lo hace muy especial por su ubicación. Está cerca de Merzouga pero situado en el desierto (solo hay que combinar con el hotel para llegar, hasta nos pueden ir a buscar a Merzouga). Cuando llegas no puedes creer lo bonito y tranquilo que es el entorno, simplemente, vives el desierto con intensidad. Te encontrarás alojado en un paraíso en medio de la arena y con las gigantescas dunas de Erg Chebbi de fondo.

La construcción principal del hotel está hecha con métodos y materiales tradicionales, y su aspecto y estilo es encantador:

erg-chebbi-merzouga-noche-desierto-03

erg-chebbi-merzouga-noche-desierto-05

erg-chebbi-merzouga-noche-desierto-01erg-chebbi-merzouga-noche-desierto-02

La vista a las dunas desde el hotel es para contemplar:

erg-chebbi-merzouga-noche-desierto-04  erg-chebbi-merzouga-noche-desierto-06

La posibilidad de vivir un atardecer en el hotel antes de hacer la experiencia en el desierto, o después de volver de la noche en el campamento en Erg Chebbi para descansar, se hace irresistible:

erg-chebbi-merzouga-noche-desierto-07

Tan solo alojarse y pasar una o varias noches en el Sandfish fue para mí toda una experiencia. Y además del lugar, hay un plus que me ha hecho sentir tan cómodo como para agregar noches: el personal siempre está dispuesto a hacerte sentir como en casa.

De hecho, hay variadas formas de alojarse en el Sand-fish (en el bivouac, que posee tiendas preparadas para noches placenteras entre las dunas, o dos habitaciones completas en el edificio principal del hotel). A su vez poseen el campamento en el desierto y ellos mismos se encargan de organizar una noche en Erg Chebbi en su propio campamento, y otras actividades.

Nota: lo que voy a contar es mi experiencia en la noche en el desierto realizada desde el hotel Sand-Fish.

La noche en un campamento en las dunas de Erg Chebbi paso a paso:

2. Te preparas para el desierto. Ya dejas tus cosas en el hotel, y entonces esa misma noche (o la siguiente si quieres descansar) puedes hacer la experiencia por la que has llegado hasta Merzouga, que la organizan desde el mismo hotel. No necesitarás demasiado. Algo de abrigo porque después del atardecer puede descender bastante la temperatura. Protector solar, cámara de fotos, batería extra, trípode si es que eres fotógrafo exigentes, energía para subir las dunas, y sobre todo estar dispuesto a pasar una noche inolvidable. Todo eso dentro de una pequeña mochila y de nuestra cabeza.

3. Llegas a las puertas de Erg Chebbi, el desierto de dunas más bonito que pude ver en lo que llevo viajado. Cuando te acercas a la puerta de Erg Chebbi (fueron solo diez minutos desde el hotel) entiendes por completo la razón por la que este desierto es único y deslumbrante. En el camino estabas impresionado y encantado con la belleza de las dunas que ibas pasando, pero de repente vez a lo lejos una muralla de arena color naranja a dorado que te deja una expresión de asombro en el rostro. Todas las dunas que habías visto antes de llegar a la puerta de Erg Chebbi quedan en una escala más pequeña. Una vez estás en el límite comienza la auténtica aventura. Para mí fue el camino a una de las mejores noches en naturaleza de mi vida.

A lo lejos, la muralla de arena (con dunas de hasta 150 metros de altura):

Caravanas en Erg Chebbi

Caravanas en Erg Chebbi

4. En caravana hasta nuestro campamento bereber. Es uno de los tramos más fascinantes de la aventura: avanzar en una caravana de camellos entre las dunas hasta llegar al campamento, todo esto antes de que se ponga el sol y con un color naranja intenso en los médanos, con increíbles constrastes de luz y sombra.

erg-chebbi-merzouga-noche-desierto-11

No sólo hay que sumar lo fantástico que puede resultar ir en una caravana de camellos, sino además, la sensación emocionante de internarte en Erg Chebbi en la hora dorada de luz natural. No podrás creer lo que tienes ante tus ojos, avanzas y si miras hacia otras direcciones ves más caravanas que proyectan las sombras de los camellos en la arena. Todo parece la puesta en escena para una película. Es inolvidable.

Caravanas en Erg Chebbi

Caravanas en Erg Chebbi

5. Llegas al campamento. Casi siempre son administrados por agencias u hoteles, pero la atención y el servicio que sigue suele estar en manos de descendientes bereber o beduinos que se encargarán de que todo sea una grata experiencia. Las tiendas poseen los métodos constructivos tradicionales, lo que le da un aspecto más auténtico a toda la experiencia. El campamento consta de una serie de carpas de construcción tradicional en forma de círculo, o cuadrado con un gran “patio” de arena en el medio.

Campamento bereber en Erg Chebbi Marruecos

Una vez terminas la travesía en camello (de una hora a hora y media, o más), puedes descender y dejar tus pocas pertenencias para comenzar a olvidarte un poco del resto del mundo que conocías.

Campamento bereber en Erg Chebbi Marruecos

Campamento bereber en Erg Chebbi Marruecos

Campamento bereber en Erg Chebbi Marruecos

Probablemente del entusiasmo no aguantes demasiado rato antes de partir a ascender una de las dunas gigantes antes de que la luz del día se termine. La mayoría de campamentos están al pie de una de las dunas gigantes y subirla para ver la puesta de sol se hace irresistible. Consejo: simplemente te quitas las zapatillas, y si la noche no es muy fría no te las vuelves a poner hasta el otro día. Sentir durante horas los pies descalzos sobre la arena tibia es un placer.

En la foto que sigue, yo sentado en el desierto y reflexionando mucho :)…

Atardecer y noche en Erg Chebbi, Marruecos

A medida que oscurece la arena parece dorada:

Atardecer y noche en Erg Chebbi, Marruecos

Atardecer y noche en Erg Chebbi, Marruecos

6. La noche en el desierto. Una vez que fotografías y disfrutas el atardecer desde las dunas, desciendes de nuevo al campamento. Nos estarán esperando para la cena preparada en el mismo lugar por nuestros guías. La oscuridad y el silencio se vuelven conmovedores. No hay electricidad (algo obvio), y en el campamento encienden velas. Y aún con todo lo oscuro que uno podría imaginarlo, el cielo con sus estrellas y la luna permiten ver con claridad las siluetas gigantes del paisaje.

Atardecer y noche en Erg Chebbi, Marruecos

Comienza una noche inolvidable. La velada continúa con la cena caliente sentados en almohadones en la arena. Algunos campamentos brindan una velada de música bereber con una banda o grupo con instrumentos autóctonos. A cierta hora, ese es el sonido de fondo que se escucha en el desierto: tambores, guitarra, canto. Es un momento sublime.

Atardecer y noche en Erg Chebbi, Marruecos

Los camellos que nunca duermen, ni se quedan quietos para una foto nocturna:

Atardecer y noche en Erg Chebbi, Marruecos

Nuestro anfitrión preparando el fuego:

Atardecer y noche en Erg Chebbi, Marruecos

Antes de decidir ir a acostarse, nuestros guías-anfritriones nos ofrecen dormir en la carpa (una tienda por grupo de personas, ya que suele haber hasta diez tiendas en las que entran unas cinco personas), o directamente sacar los colchones afuera y dormir bajo las estrellas. Yo no dudé demasiado en elegir al segunda opción. En un rato tenía mi cama montada sobre una alfombra y con dos mantas espesas para resguardarme del fío, además de una sábana limpia que te entregan para poner debajo. Simplemente te tiras sobre el colchón, tomas la manta, y miras al cielo hasta sentirte insignificante y afortunado de estar allí.

7. Ganarle al amanecer. Puedes quedarte durmiendo, pero la mayoría en el campamento elige (elegimos) ganarle en tiempo a la salida del sol, subir nuevamente una duna y ver desde lo alto el amanecer. Despertarse y subir la duna antes del desayuno es algo duro, pero vale la pena. El sol asoma tímidamente y los colores de las dunas despiertan para volver a hacerte sentir en un sitio de ensueño.

amanecer en Erg Chebbi

amanecer en Erg Chebbi

Cuando ya asoma el sol, las dunas parecen encenderse:

amanecer en Erg Chebbi

amanecer en Erg Chebbi

8. Una mañana entre dunas. Has despertado en uno de los lugares más increíbles de tu vida, estás cansado pero no lo sientes. Es tiempo de desayunar, y en poco, volver en caravana de camellos hasta el punto de inicio. Lo tachas de la lista de sueños que cumplir en la vida. Caminar en camello por el desierto al atardecer, dormir bajo las estrellas, amanecer en lo alto de una duna…

*Todas las fotos pertenecen al autor del post (Matías Callone) y las puedes compartir citando al autor, y enlazando al álbum original en Flickr

Share on Pinterest

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio al reservar vuelos con estos simples trucos

4. Envía tu consulta viajera

5. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

8 Comentarios

  1. Joder, amigo, que viajazo, enhorabuena, eso es viajar.
    Y que buen blog, aunque no lo estropees con el cuadro de suscribirse, es un incordio que no merece la pena.
    Con feedly me llegan todas tus novedades.
    Que sigas disfrutando

    1. Javi, gracias por el comentario, el cuadro de suscribirse supuestamente esta puesto para que aparezca en una primera visita, pero pronto lo voy a corregir para que no sea molesto, un saludo!

  2. Muy buena experiencia Matias..! Gracias por compartirla…
    Cómo fueron tus gastos en el desierto??… y cómo llegar hasta Merzouga en colectivo?? es posible?

    Juan

    1. Hola Juan, muchas gracias por el comentario y leer el post.
      Las opciones en cuanto a gastos son demasiado variadas como para explicarlas. Se de gente que ha conseguido precios increíbles en temporada baja por lo barato que son. Pero en resumen, la forma más barata de ir es en autobús hasta Merzouga. Hay buses que hacen el recorrido Fez-Merzouga, o Marrakech Mersouga en ambos sentidos. Las dos empresas más grandes son Supratours y el otro es CTM (ambas tienen web con los horarios). El precio de Fez a Merzouga ronda los 150 dirhams (es muy barato porque es una distancia larga). Una vez allí puedes instalarte en un alojamiento en Merzouga y ahí averiguas los tours al desierto (en realidad te los van a ofrecer mil veces). Los precios pueden variar según tu nacionalidad, porque saben muy bien que tienen que cobrar a cada nacionalidad, así funciona. A ello hay que sumar el regateo, el precio por grupo….en fin, hay muchas variables, pero puedes pasarte una noche en el desierto por 20 euros en versión “low cost”, o por 80, o por más si vas en una modalidad de lujo….Se trata mucho de averiguar y negociar. Un saludo!

  3. Nuestra experiencia empezó con una reserva de la excursión Desde Marrakech ”viaje de 3 días en el sur de Marruecos realmente soñar … yo y mi novia, nos acompañaron a ver todos los sitios de interés, pueblos históricos y un sueño del desierto, con la cortesía agradable y amabilidad de Mohamed ! Las largas distancias no se sentían gracias a la profesionalidad de una ruta calibrado a la perfección. Noche en el desierto con camellos paseo inolvidable. Gracias de nuevo Moha!!! YALLA YALLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *