Share on Pinterest

Sería poco probable que en un roadtrip por Estados Unidos no veas algunas de estas “cápsulas” de diseño atemporal por las carreteras. Su forma y aerodinámica parece de una época difícil de clasificar: poseen un aire vintage, pero al mismo tiempo futurista, están recubiertas de aluminio y parecen reflejar el paisaje inmediato en el que se encuentran.

Existe un espíritu y hasta cierta mística alrededor de esta línea de caravanas fabricadas en Estados Unidos desde hace décadas, hoy ya un objeto de culto en varios países del mundo, y que representa toda una filosofía de vida: la de explorar nuevos horizontes y despertar en lugares idílicos, dejarse llevar por la aventura, atardecer junto a un fuego que se mantiene dando calor hasta el amanecer, y luego de unos días encender el motor con tan particular remolque para buscar nuevos horizontes.

Las caravanas Airstream son un objeto de culto, y los modelos más antiguos cotizan por encima de los nuevos si están bien conservados: son un símbolo del sueño americano y de una época dorada donde las clases medias prósperas se largaban a disfrutar de las carreteras a mediados del siglo XX. Si soñaras con un viaje “a la aventura” por las carreteras de USA, esta podría ser la mejor casa itinerante para hacerlo, y esta la mejor ruta por recorrer uno a uno todos sus Estados.

Lo que es más que probable, será que todas estas imágenes terminen por inspirarte a un viaje en suelo norteamericano en una de estas idílicas caravanas:

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

Una foto publicada por Airstream Inc. (@airstream_inc) el

airstream-caravana-estados-unidos

Imagen PunkToad

Las caravanas Airstream tienen una larga historia asociadas al sueño americano. En el año 1920, el diseñador Wally Byam comienza a diseñar un remolque que sirva como “casa itinerante” respondiendo a la incipiente demanda. Viendo el potencial de este tipo de transporte (asociado a las mejoras de las condiciones de vida de la clase media) hacia 1929 se centra exclusivamente en la fabricación de las caravanas. Las terminaciones y cubierta con materiales de aluminio remachado y una forma aerodinámica es el sello distintivo de Airstream hasta la actualidad.

Desde sus comienzos, las caravanas de Wally Byan se ganaron el corazón de muchos consumidores dispuestos a pagar precios más elevados que productos de la competencia. El culto a estos modelos de caravanas es tal que existen desde la década de los 60 asociaciones que organizan encuentros Airstream en distintos puntos del país, y usuarios que se autodefinen como “airstreamers” y transmiten el amor por estos diseños de caravanas de generación en generación.

Son de hecho, un modelo y filosofía de vida: la de explorar la carretera y amanecer en lugares diferentes, la vida al aire libre sin renunciar al confort y hasta el lujo a pequeña escala.

Puedes también inspirarte y ver lugares increíbles y no tan conocidos en Estados Unidos

 

 

Share on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *