Share on Pinterest

Al organizar mi reciente visita a las cataratas del Iguazú, lo primero que aparecen son las dudas sobre un montón de cuestiones: de frontera (las cataratas están en el límite entre dos países, Argentina y Brasil, y por lo tanto hay que organizar para verlas desde ambos lados), los cruces de esa misma frontera, la duración de la visita en cada uno de los lados y Parques Nacionales correspondientes, donde alojarse, como planificar los días, etc.

De todo ello, y de todas esas dudas surge como respuesta este post: algo así como una guía para planificar la visita a una de las maravillas naturales que hay en el planeta.

cataratas-iguazu-lado-brasil-3001

Para empezar a entender lo que implica conocer esta maravilla recomiendo primero leer el post Las cataratas que dan 275 saltos gigantes en la selva.  Allí encontrarás una introducción con descripciones y una selección de imágenes de ambos lados de las cataratas en donde se muestra y despliega la belleza desde distintos ángulos.

A continuación iré desglosando a modo de preguntas las dudas comunes (desde lo más básico) que surgen al visitarlas y las respuestas según mis vivencias.

¿Conviene visitar las cataratas solo desde uno de los países (Argentina o Brasil)?

No es lo aconsejable. Primero porque no cuesta nada planificar al menos dos días en cataratas y cruzar la frontera para ver las cataratas desde ambos lados. Segundo, porque visitar las cataratas desde los dos lados y desde cada país te ayudará a comprender la dimensión de esta maravilla, y a verla desde todos sus ángulos. Desde el lado Brasil se obtienen algunas de las mejores vistas panorámicas (las cataratas están físicamente en su mayor parte desde el lado argentino, pero se pueden ver como si se tratara desde una platea desde el lado Brasil).

cataratas-iguazu-lado-brasil-3029

(Las vistas desde el lado Brasil son como una platea a las cataratas)

Por otro lado, desde el lado argentino se pueden “vivir” las cataratas, caminar mayor cantidad de senderos que van por encima de las mismas cataratas, navegar en embarcaciones junto a los saltos de agua, o llegar a miradores en puntos que estremecen, en el borde mismo de la Garganta del Diablo. Se pude visitar y ver en cualquieras de los dos países, pero la visita no estaría completa si no lo hacemos en los dos lados.

¿A qué aeropuerto es conveniente llegar y en qué ciudad alojarse (Argentina o Brasil)?

En el lado argentino se encuentra la ciudad de Puerto Iguazú, en la provincia de Misiones. En el lado Brasil la ciudad de Foz de Iguazú, en el estado de Paraná. Ambas ciudades están casi sobre la frontera y junto al río Iguazú, unidas por un puente y un trayecto de unos diez minutos (a los que hay que sumar el tiempo en los controles fronterizos).

Más que un término de conveniencia, lo que hay que analizar es el punto desde el que salimos a visitar las cataratas. Por ejemplo, si planificamos un vuelo desde alguna ciudad de Brasil, nos resultará más conveniente en cuanto a tiempo y costo volar directamente al aeropuerto de Foz de Iguazú. En cambio si estamos en Buenos Aires, o en otra ciudad argentina, nos resultará más conveniente en cuanto a tiempos y costos volar al aeropuerto de Puerto Iguazú.

Ambas ciudades, la argentina o la brasilera, están ampliamente preparadas para el turismo y cerca de los parques nacionales, aunque Foz de Iguazú es una ciudad más grande. De cualquier modo, de que lado alojarse es casi indistinto, ya que es muy fácil pasar de un lado a otro y visitar los parques, y en ambas ciudades hay una oferta completa de hoteles de todas las categorías disponibles.

¿Cómo cruzo de un lado a otro según me encuentre en Foz de Iguazú o en Puerto Iguazú?

Es absolutamente fácil cruzar de un lado a otro, más en un cruce fronterizo acostumbrado a que los turistas pasen de un lado a otro a visitar las cataratas. Existen servicios de buses de transporte público que cada 20 a treinta minutos nos pueden llevar de una ciudad a otra pasando por los controles rápidamente.

Normalmente los controles para pasar desde Brasil a Argentina son más laxos que los controles para pasar a la inversa. Es decir, en caso de contar con un pasaporte extranjero, tendremos que sellarlo al salir y entrar en el puesto argentino, y probablemente no nos controlen ni sellen en los puestos de Brasil (para argentinos o brasileros será suficiente pasar solo con el documento de identidad). En todo caso, si entramos a Brasil para salir luego del país por otra ciudad (por ejemplo Río de Janeiro), tendremos que sellar nuestra entrada al país. La mecánica es la misma que en cualquier paso fronterizo.

cataratas-iguazu-1738

Si en cambio contratamos un tour de un día desde Argentina al Parque Nacional del lado Brasil (o a la inversa), probablemente el mismo guía o conductor nos dará las indicaciones, pero todo es sumamente fácil y ágil.

¿Cuáles son las diferencias y tiempos para visitar cada lado?

Las cataratas del Iguazú se encuentran en un río que sirve como límite de frontera entre ambos países, de ahí que sean una maravilla natural compartida. El límite político determina que el 85% de los saltos de agua se encuentren en lado argentino, mientras que el resto en lado brasilero.

Sin embargo, el emplazamiento de las cataratas en forma de letra “J” invertida, hace que las vistas más amplias y panorámicas sean desde el lado Brasil, y los senderos más amplios, pasarelas y miradores que se encuentren sobre los saltos o en el borde mismo de los saltos desde lado argentino. Ambos lados están protegidos como Parque Nacional (el Parque Nacional Iguazú en Argentina y el Parque Nacional do Iguaçu en Brasil).

En la imagen, una captura de la señalización del Parque Nacional Do Iguazu, Brasil:

mapa cataratas lado Brasil

En la imagen, una captura de la señalización del Parque Nacional Iguazu, Argentina:

IMG_3180

A grandes rasgos, el parque brasilero cuenta con senderos que se recorren en un plazo más breve (unas dos a tres horas), y luego hay opciones de turismo aventura o excursiones de pago.

Del otro lado, el parque argentino requiere más tiempo para recorrerlo, ya que los senderos peatonales son más extendidos y suman casi seis kilómetros en total. De hecho, no es mala idea contar con dos días para visitar el lado argentino, y aprovechar la promoción del segundo día a 50% del costo de la entrada normal (si la utilizamos, deberíamos sellar nuestras entrada a la salida del primer día).

En total podríamos dedicar tres días a visitar y disfrutar los parques, aunque dos días serían un mínimo recomendable y suficiente.

 

¿Qué más hay para hacer (además de ver las cataratas)?

Recorrer los senderos y disfrutar de las vistas a las cataratas es la actividad principal. Hay que entender que los saltos de agua son 275 y se extienden a lo largo de cientos y cientos de metros que hay que explorar caminando y visitando decenas de miradores. Incluso, en el lado argentino se cuenta con un mini-tren ecológico para llegar hasta la parte de la garganta del diablo.

cataratas-iguazu-1775

La navegación hasta acercarse a las cataratas (y empaparse), una de las actividades emocionantes para hacer.

Las distancias pueden ser grandes para ir de un salto a otro. Pero además, el parque es un ecosistema de selva semi-tropical donde observar fauna y flora: no será difícil observar mariposas, coatíes, o hasta monos o todo tipo de aves. Para actividades extra, se ofrecen en cada parque actividades en la modalidad de ecoturismo, senderos guiados, safaris fotográficos en la selva, o incluso, la navegación en el río acercándose a algunas de las cascadas.

¿Cuáles serían las recomendaciones generales?

Para ambos lados, las recomendaciones son similares: llevar repelente para mosquito, agua (en algunos puntos de los senderos del parque argentino pude ver lugares donde recargar nuestros envases o botellas con agua potable aunque también hay zonas de servicios donde comprar alimentos y refrescos).

Tratar de llegar temprano para hacer los paseos con tiempo relajado y encontrar menos gente por la mañana (fuera de los fines de semana), programar tiempos de descanso o picnics en las zonas habilitadas.

Importante: en los parques hay fauna salvaje que incluye monos y especialmente coatíes, que están muy “mal” acostumbrados a pedir comida y buscarla entre los turistas. En los senderos encontraremos las recomendaciones de no alimentarlos bajo ninguna circunstancia. Incluso, la fauna salvaje puede volverse agresiva ante el ofrecimiento de comida así que lo mejor será no atraerlos con comida y respetar las restricciones para alimentarlos.

Para finalizar, aquí tienes un vídeo de tres minutos con imágenes y sonidos de las cataratas que hice en mi visita:

Share on Pinterest

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio al reservar vuelos con estos simples trucos

4. Envía tu consulta viajera

5. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

2 Comentarios

  1. hola las cataratas son magnificas de ambos lados muy buena la reseña, recomiendo un impperdible que es del lado brasilero EL PARQUE DE LOS PAJAROS lleva mas de dos horas recorrerlo emplazado en la selva y veran todas las especies de pajaros maravillosos que tiene este lugar con los que se podra interactuar. Es un hospital y reserva para los animales ademas de un jardin que parece el paraiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *