Share on Pinterest

Si realizamos una ruta en coche por Italia (por ejemplo esta ruta entre Roma y Venecia), deberíamos detenernos al menos unos días en Florencia, la ciudad más poblada de la región de Toscana. No sólo porque es la ciudad más poblada de la región, sino además, porque es un centro cultural con un pasado dorado (en los tiempos bajo el dominio de los Medici) que ha dejado huella imborrable hasta la actualidad: la ciudad es una colección de esculturas a cielo abierto, obras monumentales, museos con algunas de las mejores pinacotecas del mundo, y la belleza urbanística de postal junto al río Arno.

Firenze curb

Recorrer Florencia supone sumergirse en una de las etapas artísticas más notables de la humanidad, el Renacimiento y sus huellas en un centro histórico reconocido como Patrimonio de la Humanidad.

Lo que sigue es un abordaje recomendado y organizado para hacer día a día en Florencia según nuestra cantidad de tiempo disponible en la visita. Empezando por lo esencial, hasta sus rincones más curiosos e incluso escapadas a pasos de la ciudad (si es que disponemos de más días), una inmersión en el arte, la arquitectura, y las vistas de esta ciudad que encanta y enamora.

1. Qué ver en Florencia en un día (lo imprescindible para la primer jornada). 

Si solo disponemos de un día en la ciudad (a pesar de que recomiendo dedicarle al menos tres días) al menos deberíamos programar un abordaje intenso. Un día en la ciudad requiere preparar nuestros pies para caminatas, escalinatas, y más caminatas, para aprovechar al máximo posible. Un día en Florencia hace ineludible comenzar en el entorno de la catedral Santa María del Fiore. Caminar en los alrededores y divisar las siluetas de la catedral y su cúpula emergiendo con su monumentalidad entre las casas y tejados es una de las memorias visuales que más recuerdo de mi experiencia allí. Cuando nos acercamos a la catedral, es inevitable sorprenderse con las dimensiones colosales de su cúpula renacentista.

Sunrise on the Duomo

La Catedral es la sede episcopal de la archidiócesis de Florencia, una de las obras maestras del gótico y del primer Renacimiento. Cuando mencionaba lo de caminar por callejuelas del entorno y apreciar su silueta, me refería a entender la importancia de uno de los emblemas más grandes de la cristiandad, con su cúpula de 100 meros de 114 metros de altura exterior, y su diámetro de 45 metros. Al igual que destaca la cúpula, otros emblemas del conjunto son el campanario de 82 metros (Campanario de Giotto), o el Baptisterio de San Juan.

nombres / names

En los tiempos en que fue contruida la catedral, Florencia quería emular la grandiosidad de obras similares en ciudades toscanas vecinas como Pisa o Siena. Y vaya que lo lograron. Subir la cúpula a través de las escalinatas es una experiencia que dimensiona la catedral, y que bien se puede emprender en la mañana, un tiempo breve para una obra que se tomó 16 años para concretarse hacia el año 1436. Construida sin el soporte de un armazón de madera, fue la mayor cúpula octogonal construida hasta entonces, y aún hoy guarda algunos récords (como seguir siendo la la mayor cúpula de albañilería del planeta). La mañana quedará en nuestra memoria al ascender hasta lo alto y ver la ciudad desde la linterna-mirador. Aún hoy asombra la altura, y por supuesto, las vistas hacia todos los ángulos.

Les dessous du Dôme

Aunque es difícil decidir no visitar un museo como la Galería Uffizi en un día en la ciudad, lo mejor será dejarla para una visita posterior (o para el segundo día, como veremos más adelante). En mis viajes siempre suelo dedicar el primer día a entender espacialmente la ciudad y sus atractivos de un modo general. Y esto implica dedicarnos a caminar la ciudad.

florencia-calles-italia

(Una calle estrecha de Florencia) copyright: Gabriele Maltinti via Shutterstock

Deberíamos seguir un itinerario a pie hasta la Piazza della Signoria, la más importante de Florencia, y en torno a la cual se encuentra el Palazzo Vecchio. Es el epicentro de la actividad de la ciudad, y así sigue sucediendo desde hace siglos.

Uffizi

La Piazza es el corazón de la Florencia medieval, y estaremos muy cerca de nuestro siguiente punto, el Ponte Vecchio en el río Arno. Del Palacio Vecchio destaca su torre de 95 metros de altura, otra muestra de poder local en forma de construcciones ambiciosas. Hay otros edificios notables como la Loggia dei Lanzi, el Tribunal de Mercancías, todos construidos hacia el siglo XIV. Pero también engalanan el espacio una colección de estatuas y esculturas, copias de obras originales de Donatello (sustituyendo a las originales por su alto valor), o el mismo David de Miguel Ángel (una copia en el lugar de la original en el que estuvo hasta ser trasladada al interior del Museo Galería de la Academia, que veremos más adelante), la Fuente de Neptuno, la primera fuente pública de Florencia, la escultura Hércules y Caco, la estatua ecuestre de Cosme I, entre otras.

Florence - Firenze - 2009

La Piazza della Signoria es un auténtico museo de esculturas al aire libre, una pausa que puede incluir un refresco en algunas de las terrazas del lugar, para proseguir camino al Ponte Vecchio y el río Arno.

El puente medieval más famoso de Florencia (tal vez de toda Europa) atraviesa el río protagonizando mil postales. Lo que hoy vemos es una de las versiones sobrevivientes a tantas inundaciones, la construcción en piedra de 1345 sobre tres arcos sobre los que se asientan tiendas y comercios con siglos de historia (sobre todo joyerías).

ponte-vecchio-florencia (2)

Copyright: muratart via Shutterstock

ponte-vecchio-florencia

Copyright: Boris Stroujko via Shutterstock

La leyenda cuenta que sobre el puente no se aplicaban impuestos, lo que impulsaba la actividad de los comercios sobre este pasaje. El puente pudo sobrevivir a la destrucción de la retirada de los alemanes en la Segunda Guerra Mundial, según se cuenta, por orden expresa de Hitler, por lo que caminar sobre él parece un privilegio de la historia.

Ponte Vecchio

Hasta aquí hemos caminado el corazón de la ciudad. Si aún no está muy entrada la tarde, sobre todo en verano, tal vez tengamos tiempo de pasarnos por la Plaza de la República, o seguir rumbo desde el Ponte Vecchio hasta la Basílica de Santa Croce.

santa-croce-florencia

(Basílica de Santa Croce) Copyright: Efired via Shutterstock

Santa Croce es la iglesia franciscana más grande del mundo edificada en 1252, un símbolo del arte florentino con obras de Giotto, Donatello, Brunelleschi, Bronzino. Es un espacio en relación intensa con la historia de Florencia, un punto capaz de reunir a grandes artistas, religiosos, intelectuales y políticos, lugar de retiro o descanso para varios Papas, o el lugar más apreciado de poderosas familias y corporaciones históricas locales. Además es un panteón de glorias italianas, incluyendo la tumba de artistas de la talla de Miguel Ángel entre tantos.

Ya al atardecer de un agitado día en Florencia, el primer panorama no estaría completo sin dirigirnos hasta Piazzale Michelangelo. Es el punto de vista panorámico más famoso de la ciudad, y desde donde se sacan las clásicas vistas fotográficas hacia el Arno, el Ponte Vecchio, y el mar de tejados de la ciudad, interrumpido por las torres, iglesias y cúpulas.

Para llegar a este mirador deberías ver el post Este podría ser el mejor mirador de Florencia 

Firenze Panorama on Piazzale Michelangelo / Sunset

La Piazza es relativamente reciente, construida en 1869 en una colina hacia el sur del centro, del otro lado del Arno. Lo mejor es llegar poco antes del atardecer, para apreciar las tenues luces de la puesta de sol sobre la ciudad con una vista privilegiada. Tal como su nombre lo indica, la plaza está dedicada a Miguel Ángel, y guarda copias de algunas de sus obras más famosas, incluyendo un David en bronce que protagoniza la plaza. Sobre las escalinatas que miran a Florencia, muchos turistas se agolpan cada tarde, simplemente a disfrutar de ese momento único. Les recomiendo no perderse un atardecer, al menos en uno de los días de nuestra estadía.

2. Qué ver en Florencia en tres días. (la estadía mínima recomendada)

Día dos: un día en el museo Galería Uffizi.

La propuesta para este segundo día va a puro arte ,un encuentro con obras maestras en una de las mayores colecciones de arte del mundo (y a su vez, una de las más antiguas). Es por supuesto uno de los puntos imperdibles de una visita a Florencia: la Galería Uffizi. Puede que seas un amante de la pintura, y te resultará imperdible, y aún si no lo fueras, el museo es un encuentro a través del arte con la historia y el legado de la ciudad de Florencia que merece su dedicación. Hablamos nada menos que de la principal pinacoteca de Italia.

Galleria degli Uffizi

El edificio o Palacio que ocupa este museo fue construido en el siglo XVI para albergar oficinas de administración que complementaran los espacios del Palazzo Vecchio. Desde entonces, parte de los espacios fueron utilizados para albergar piezas de arte de la familia Médici, una colección que fue creciendo a lo largo de siglos, hasta ser donada en el siglo XVIII al pueblo de Florencia. Así nace uno de los primeros museos modernos del planeta: desde el año 1765 está abierto como un museo de forma oficial, y desde entonces así ha funcionado.

En total son dos pisos que siguen un orden cronológico, un museo no tan grande como otros famosos museos de arte europeos, pero que lleva su tiempo y requiere su dedicación. La variedad de exhibiciones y salas es muy amplia, pero la parte más famosa es la dedicada al Renacimiento italiano, con obras emblemáticas. Por ejemplo, la sala dedicada a Botticelli alberga algunas de las obras maestras de este período, entre ellas la obra La Primavera y El nacimiento de Venus. También hay salas dedicadas a la pintura europea no italiana con obras de Goya, El Greco, Rembrandt.

galeria-uffizi-florencia

Copyright: T photography via Shutterstock

Entrada: 11 euros. (por internet se puede sacar una entrada de 20 euros que permite reducir el tiempo de espera, aunque igualmente tendremos un tramo de espera y cola para ingresar. Ver Tickets para la Galería Uffizi). La entrada incluye la visita tanto para las exhibiciones permanentes como para las temporales. También hay visitas guiadas gratuitas que se incluyen en el precio del ticket, puedes ver la información de las visitas guiadas y reservar.

Tiempos de espera. Las colas para entrar no son ninguna broma, especialmente en días de verano y temporada alta. Es importante contar con cierta paciencia e ir preparado para esperar. Esta es la misma razón por la que no recomiendo dedicar una visita al museo en un único día en Florencia, lo mejor es dejarlo para el segundo día y programar una jornada completa. Entre el ingreso y la visita al museo, puede tomar unas siete horas. En Florencia la mayoría de los museos tienen un horario de cierre a las 18 horas. Además, es probable que después de la visita al museo terminemos cansados como para tener más ganas de caminar, y nos quedará la tarde para descansar en algunas de las terrazas en el centro de la ciudad.

Recorrido: primero se visita la segunda planta y luego la primera (ambas tienen forma de U).

Entrada gratuita: solo para mayores de 65 años o menores de 18 con residencia en la UE.

Días abierto y horarios: los lunes el museo permanece cerrado, al igual que otros museos de la ciudad.

Puedes hacer una visita virtual al Museo Uffuzi a través de Google Cultural Institute desde tu ordenador.

 

Día tres: 

Llegando a nuestro tercer día en Florencia ya tenemos un panorama de la ciudad, y una visita al principal museo y pinacoteca. Pero la historia de de Florencia y su legado tiene mucho más que exhibir.

Si aún no hemos visitado el interior del Palazzo Vecchio será una buena oportunidad regresar a él a lo largo del día (después de todo pasaremos más de una vez por la Piazza della Signoria en nuestra estadía). Allí encontraremos salas como la del Cinquecento, un enorme espacio para utilidad pública con exquisita decoración, la sala más grande de Florencia. El recorrido por el palacio es también un paseo por la suntuosidad y belleza de la época de esplendor del Renacimiento. Está abierto de 9.00 a 23.00 horas en temporada alta de verano de viernes a miércoles (de abril a septiembre), solo cierra a las 14.00 el día jueves. El resto del año abre de 9.00 a 19.00 horas de viernes a miércoles, y los jueves hasta las 14.00.

Firenze: Palazzo Vecchio

En la imagen, el interior del Palazzo Vecchio

Sin embargo, el punto central de la propuesta para el día tres será la visita a la Galería de la Academia (Galleria dell’Accademia) para tener un encuentro cara a cara con el David de Miguel Angel, una escultura que terminará por deslumbrarte. El museo se encuentra en la Via Ricasoli 60.

Visita a la Galleria dell’Accademia. Este museo es otro de los ineludibles de Florencia y el segundo más visitado de la ciudad. Nace de la mano de la Academia de Bellas Artes y la iniciativa de ofrecer a sus estudiantes material de estudio. El gran protagonista de esta colección es la obra maestra David de Miguel Angel, la escultura de 5 meros de altura que anteriormente estaba en el exterior de la plaza. Además hay una colección de pintura y escultura que abarca varios siglos, y obras como Madonna del Mare, de Botticelli, Venus o Cupido de Pontormo, entre tantas notables.

Sin título

Entradas. Suele haber largas colas, al igual que en otros museos de Florencia. El ticket tiene un valor de 8 euros, pero menores de 18 o mayores de 65 entras gratis. Lo puedes comprar en este enlace.

Como evitar colas: lo usual es esperar hasta tres horas si son días de temporada alta y mucho turismo. La compra anticipada se pude hacer via online (ver enlace en el punto anterior), o en algunos puestos en la ciudad. Pero estas entradas hay que comprarlas al menos 24 horas antes. Estos tickets anticipados tienen un costo mayor, unos cuatro euros por encima del valor en el mismo museo, aunque resulta medio insólito pagar más por comprar un ticket anticipado, es la forma de ganar algo de tiempo para entrar. Creo que a la hora de ganar tiempo, vale la pena. Otra opción si vamos en un viaje un tanto improvisado, es presentarse al museo en horas de la tarde y cerca de la hora del cierre, tal vez unas dos a tres horas antes. Seguramente las colas serán menores, aunque el costo será disponer de poco tiempo para el museo, pero lo suficiente como para apreciar al menos la obra más famosa de Miguel Ángel, y una de las esculturas más famosas del mundo. La otra opción es presentarse bien temprano a las siete de la mañana para estar en primeros lugares de la cola.

Horarios. está cerrado los lunes, y abre de martes a domingo de 8.15 a 18.50.

 

3. Visitas extra para más de tres días en Florencia.

Día cuatro.

Nuestra estadía en la ciudad está bastante completa en cuanto a lo imprescindible, pero hay más para ver en una ciudad que parece inabarcable por su riqueza de propuestas. Aquí van algunas sugerencias:

Museo Opera del Duomo. Aquí se exhiben esculturas y piezas originales que fueron trasladadas desde la Catedral principal, además de herramientas y maquetas de la obra de construcción de la Catedral principal de la ciudad. Está situado detrás de la cúpula de la Catedral. También en este espacio funcionaba el taller donde Miguel Ángel pudo realizar el David.

Palacio Pitti. Situado en la ribera sur del río Arno, y a pasos del Ponte Vecchio, este palacio perteneció a un poderoso banquero florentino del que toma el nombre. Luego de pasar por distintos propietarios, incluyendo a la duquesa consorte de Cosme I de Médici, fue donado en el siglo XX al pueblo italiano, por lo que es una de las galerías de arte abiertas al público más grandes e importantes de Florencia.

De hecho, es el complejo museístico más grande de la ciudad y mantiene en lo que era una residencia real, el ambiente y aspecto de una colección privada (sin dejar de ser un espacio público que funciona como un museo). El estado del museo es formidable, e impacta tanto por sus colecciones con obras de Rafael, Tiziano, Rubens, entre otros, como por sus espacios.

Iglesia de Santa María Novella. Para algunos es una de las iglesias más importantes de Florencia. Está situada en la parte antigua de la ciudad muy cerca de la estación de trenes. La iglesia fue terminada en el año 1420 aunque tuvo varias remodelaciones a lo largo de los siglos. Destaca su aspecto, en su exterior por estar considerada la obra más importante del Renacimiento florentino, recubierta con mármol blanco y verde, y en su interior por su decoración y reconocidas obras de arte. Como curiosidad, en uno de los espacios fue ambientado uno de los relatos del Decamerón de Boccaccio (VIII 9). También dentro de la iglesia se encuentra la farmacia más antigua de Europa con más de 4 siglos en funcionamiento de forma continua.

Basílica de San Lorenzo. Ubicada en la plaza homónima, es otra de las obras de culto católico destacadas de la ciudad, un gran complejo arquitectónico. En su interior es posible apreciar la Sacristía Vieja diseñada por Brunelleschi, y la Sacristía Nueva de Miguel Angel.

– El Jardín de Bóboli. Sin salir de la ciudad de Florencia, podremos disfrutar de un jardín que en su mayor parte fue diseñado y construido en el siglo XVI y XVII. Se encuentra junto al río Arno y junto al Palacio Pitti, el mismo del museo, perteneciente a la familia rival de los Médici. Sin embargo fueron los Médici los que terminan comprando el palacio y jardines para remodelarlos hasta su aspecto final.

jardin-boboli-florencia

Copyright: SJ Travel Photo and Video via Shutterstock

El paseo actual incluye un itinerario para apreciar los espacios del jardín, el teatro, la fuente de Neptuno, estatuas, y grutas, un estilo de decoración al aire libre presente también en las Villas Mediceas en las afueras de Florencia (ver más abajo las escapadas para hacer desde la ciudad). El Jardín de Bóboli está abierto al público desde el año 1766.

Para finalizar nuestro paseo organizado por la ciudad, una vista de Florencia desde la Piazza de Miguel Angel:

que-ver-en-florencia

Maëlick

Escapadas desde Florencia para días extra. 

Las siguientes propuestas son ideales para hacer desde la ciudad de Florencia, y razones suficientes para proyectar más de cuatro días en la ciudad. No hay dudas de que la región de Toscana es demasiado tentadora y tiene mucho por aportar a nuestros sueños viajeros.

Lo recomendado es que luego de unos días conociendo Florencia con intensidad, bien podríamos alquilar un coche (en el enlace encontrarás un comparador de coches de alquiler, donde al buscar se ordenarán los resultados con los mejores precios buscando entre las principales agencias de alquiler). Gestionar una reserva es muy fácil, y conducir por Toscana aún más. Aquí tienes además 8 consejos para recorrer en coche pueblos en la región de Toscana a nuestro aire.

Siena

Las propuestas de escapadas desde Florencia son:

– Una ruta para hacer en coche por pueblos bonitos de Toscana.

– Visitas a ciudades cercanas de interés como Pisa, Siena, o incluso a alejarse un poco hasta la belleza de los pueblos de Cinque Terre.

Visitas a alguna de las Villa Mediceas. (Villas y jardines Médici en Toscana, 12 de ellas reconocidas como patrimonio de la Humanidad). Este es otro encantador paseo posible muy cerca de Florencia, y por la zona de campiña y colinas toscanas tan particular.

Villa Reale al atardecer

Las Villas Mediceas son numerosas, y muchas funcionan como museos con sus jardines suntuosos y palacios muy bien conservados. Es un paseo ideal para hacer en un día, incluso combinando dos o tres Villas en el mismo día.

Share on Pinterest

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio al reservar vuelos con estos simples trucos

4. Envía tu consulta viajera

5. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *