Share on Pinterest

París fue uno de mis primeros viajes. La visita que hice a la ciudad fue en cuatro días y en base a esa experiencia me gustaría compartir y organizar lo que hay que ver (optimizado entre lo más relevante día a día). París es una gran ciudad, y algo que tuve claro en esa visita es que es un destino que se puede visitar muchas veces y siempre tener la sensación de no terminar de conocerla.

Paris skyline, France

Imagen Luke Ma

Para empezar por el tiempo mínimo, puede que muchos tengan la oportunidad de visitar la ciudad en un sólo día, algo que no recomiendo. En tal caso deberíamos organizar un itinerario a pie sin pretender entrar en edificios y museos. París en un solo día es apenas una introducción que nos dejará con sabor a poco, por ello prefiero comenzar con un itinerario para tres días:

 

París en tres días (estadía mínima recomendada)

En mi caso, antes de comenzar a recorrer sitios puntuales de la ciudad, lo primero que me gusta hacer al arribar a un destino como París (o cualquier ciudad de gran escala) es entender su emplazamiento o dimensión. Es por ello que recomendaría una vez instalados en el hotel, poner rumbo hacia el río Sena, el eje sobre el cual se organiza la ciudad. Caminar por la orilla del Sena nos permitirá dimensionar la escala de París, descubrir mientras avanzamos cantidad de edificios notables, ver emerger la silueta de la Torre Eiffel, descubrir su gente, apreciar que (claramente) no somos los únicos turistas, y ver a los parisinos disfrutar de su ciudad. No se me ocurre una mejor forma de empezar. Quizás hasta podríamos sentirnos abrumados: a orillas del Sena se despliega una ciudad monumental, con cantidad de edificios notables que reconoceremos al instante, como el Museo del Louvre, La Catedral de Notre Dame, Los Inválidos.

Día Uno. 

Después de la caminata introductoria por la orilla del Sena, una buena opción es hacer una primera visita a la Catedral de Notre Dame en la Isla de la Cité (en el corazón del Sena, la isla está considerada como el corazón de la antigua París), y por dos razones: la catedral es un sitio emblemático de la ciudad, y nos permite subir a sus torres para tener una primera vista panorámica desde la altura de París (de hecho, para mí es el mirador con una de las vistas más bonitas de la ciudad).  En la isla de la Cité, también es más que recomendable visitar Sainte Chapelle, que a veces pasa un tanto desapercibida por la fama legendaria de su vecina Notre Dame. Sainte Chapelle es una de las maravillas de arquitectura gótica de Francia y lo que más deslumbra de este templo son sus ventanales y luminosidad a través de los vitrales, absolutamente imponentes tanto en belleza como en escala.

Interior de la Sainte-Chapelle

Javier Lastras (Sainte Chapelle)

Seguramente ya habremos pasado el mediodía y necesitemos un descanso. Podríamos proseguir caminando y recorrer el Jardín des Tuileries (Jardín de las Tullerías), uno de los paseos públicos más bonitos de la ciudad en donde encontraremos un buen lugar para descansar y observar a los parisinos (además de turistas, algo que no va a faltar en cualquier rincón de la ciudad).  Para muchos, visitar la Torre Eiffel tal vez genere cierta “ansiedad viajera”, pero mi propuesta es dejar tal visita para días siguientes, y seguir recorriendo el corazón de París. Las opciones podrían continuar hasta Plaza de la Concordia > Plaza Vendome > Ópera Garnier o caminar por Les Champs-Élysées. Sería una forma de tener un buen comienzo a escala peatonal por la ciudad. Para la noche (seguramente estaremos cansados) bien podríamos reservar una cena en un paseo embarcado en el Sena.

Nota: para tu viaje a París podrías utilizar el París Pass, un pase turístico para muchas de las atracciones y el transporte público que te permite ahorrar en tu viaje. Para saber si te resultará adecuado comprar el pase deberías leer el post ¿es conveniente el París Pass?.

Día dos. 

Para quitarnos la ansiedad y marcar nuestro hito del viaje a París, la mañana podría dedicarse a una visita a la Torre Eiffel, y así obtener nuestro segundo punto de vista panorámico desde las alturas de la ciudad, además de entrar en la estadística del monumento (que cobra entrada) más visitado del planeta (con unos siete millones de visitas al año).

Eiffel Tower Paris

bewilder2009

Desde allí recorrer los Jardines del Trocadero (conjunto de estanques y fuentes hasta el palacio de Chaillot), y proseguir a pie hasta llegar al Arco de Triunfo. Casi podríamos decir que en dos días terminamos de ver los principales íconos Parisinos (aunque aún nos queda visitar el Louvre por dentro).

Paris Shop

Derek Key

Esa misma tarde podríamos visitar el Museo de Orsay o dirigirnos hasta el barrio de Montmartre y caminar el entorno de la Basílica del Sagrado Corazón.

 

También podría interesarte: 5 excursiones y shows que es mejor reservar antes de viajar a París 

 

Día Tres

Para amantes del arte, será imprescindible dedicar un día completo al Museo del Louvre, el más famoso de la ciudad y el más visitado del mundo. Allí tendremos una cita con La Gioconda y con cantidad de obras maestras dentro del que fue el antiguo palacio real hasta la Revolución Francesa.

Paris

Pug Girl

Sus colecciones son monumentales, tanto de bellas artes, como arqueología. El museo es el resultado de la decisión histórica de atravesar el concepto de colecciones privadas a la propiedad pública, un modelo adoptado en 1793 que se convertiría en referente para casi todos los museos del mundo. Una vez finalizada la visita, nos quedará el atardecer para terminar de ver o disfrutar algún punto pendiente de la ciudad.

 

París en cinco días (visita ideal)

Si tres días es la estadía mínima recomendada, París en cinco días será la visita ideal. En tres días hemos recorrido lo esencial, caminado la ciudad, navegado por el Sena. Pero aún hay mucho de París que nos queda para deslumbrarnos.

Día Cuatro

Aunque no lo incluía en los tres primeros días, cualquier ciudad del mundo desearía tener un lugar dedicado al arte escénico como la Ópera de París. En el blog, estas 30 imágenes explican la razón por la que el Palacio Garnier es uno de los teatros más suntuosos del mundo. Sus espacios, su opulencia, decoración, sus columnas, estatuas, sus materiales, sus arañas (incluyendo la del auditorio central que pesa más de seis toneladas), todo es a escala monumental.

Opéra Garnier @ Paris

Guilhem Vellut (interior de la Ópera Garnier)

Por la tarde, podremos dedicar un tiempo a visitar el Centro Pompidou (Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou), un monumental complejo cultural que contiene al Museo nacional de Arte Moderno con obras de Picasso, Miró, Modigliani, Matisse, o Dubuffet entre otros. El Pompidou es otro de los complejos culturales más visitados del mundo.

 

Día cinco. 

La historia de París no se percibe solo en sus calles. Por ello es muy recomendable visitar el cementerio del Père-Lachaise, el más grande de la ciudad. Lo curioso es que este sitio que muchos parisinos utilizan como si fuera un parque, es también la última morada de personajes históricos de la talla de Molière, La Fontaine, Pedro Abelardo, Maria Callas, Guillaume Apollinaire, Pierre Bourdieu, Frédéric Chopin, Georges Méliès, Jim Morrison….(y la lista podría seguir). La tarde podríamos dedicarla a realizar compras por Les Champs-Élysées o insistir con visitar Montmartre, si aún no lo hemos pisado. (ver también la alternativa del día seis como otra opción recomendada)

Montmartre

Antonis Lamnatos (una vista de Montmartre)

París en una semana

Día seis

Es una buena idea pensar en salirnos unos kilómetros de la ciudad. Una de las mejores propuestas de excursión desde París es dedicar un día completo a visitar el Palacio de Versailles. Fue la antigua residendia real ordenada a construir por Luis XIV, un complejo de palacios, jardines y parques de una suntuosidad y escala monumental (nuevamente). Se encuentra en el municipio de Versalles. Para entender la razón por la que hay que dedicar un día completo a éste sitio, algunas cifras: en el palacio hay 700 habitaciones, 67 escaleras, o 2.513 ventanas, y la mayoría están abiertas al público. El parque abarca nada menos que 800 hectáreas.

Hall of Mirrors, windows (17)

David McSpadden

Versailles, its gardens

Gustavo Devito

silhouettes in Versailes

kimdokhac

Día siete

Una semana en París, nos puede permitir algunos caprichos, como indagar por lugares curiosos y tal vez menos conocidos. En el blog hay una lista de 7 rincones curiosos que tal vez no esperaríamos en París, y alguno de ellos puede ser una buena opción. Por ejemplo, pocos imaginarían encontrarse con un viñedo en el medio del barrio de Montmartre, o visitar las catacumbas subterráneas.

Ver también: 18 pueblos medievales de cuento para una escapada en el día desde París

que-ver-en-paris-segun-dias

Imagen Moyan Brenn

Por supuesto que en París, además de los museos esenciales recomendados en días anteriores, hay otros por demás interesantes: el Museo Rodin, el Palacio Nacional de los Inválidos, el Museo Marmottan Monet, o el Museo Nacional de la Edad Media, entre tantos.

Ver los itinerarios y atractivos organizados por día en un mapa

Ver también 18 rincones curiosos de Francia que tal vez desconocías

* Todas las imágenes bajo licencia CreativeCommons

Share on Pinterest

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio al reservar vuelos con estos simples trucos

4. Envía tu consulta viajera

5. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

4 Comentarios

  1. Nosotros fuimos de viaje de fin de curso y por desgracia solo pudimos estar un día en la ciudad. Los profesores nos recomendaros que hiciéramos un tour para poder optimizar el tiempo y conocer bien los lugares mas representativos. Hicimos un free tour. Visitamos los principales edificios históricos del centro de la ciudad y nos contaron sus orígenes e historia. Fue una lástima que solo los pudiesemos ver por fuera, nos habría encantado ver el Louvre y la Gioconda. La siguiente vez seguiremos tus consejos y visitaremos El Palacio de Versalles , Montmartre y el Louvre. muchas gracias 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *