Share on Pinterest

Los gigantescos bosques de Secuoyas tienen sus versiones exportadas e implantadas en distintos puntos del planeta. Por ejemplo, hace muy poco conocía un bosque de secuoyas en Rotorua, Nueva Zelanda, que en “tan solo” cien años se ha desarrollado de una forma impactante, alcanzando varias decenas de metros de altura. Algo similar está sucediendo en un rincón de España: tal vez muchos desconozcan (especialmente fuera de ésta comunidad autónoma) que en Cantabria existe un bosque de secuoyas en una plantación que aunque no muy extensa, no deja de ser llamativa.

El bosque de Secuoyas del Monte Cabezón se encuentra en cercanías de Cabezón de la Sal, y su origen se debe al desarrollo de una plantación experimental en el año 1940 en tiempos de la dictadura franquista. El resultado del experimento es un actual espacio natural protegido de Cantabria, un bosque con poco más de 800 ejemplares de secuoyas que se adaptaron perfectamente al entorno:

monte-cabezon-secuoyas-cantabria

Rubén Díaz

Secuoyas / Sequoias

Rubén Díaz

Una secuoya / A sequoia

Rubén Díaz

Los árboles alcanzan actualmente alturas de hasta 40 metros, lejos de su potencial, y bastante más lejos aún de los 106 metros de altura de algunas secuoyas del Parque Nacional Humboldt Redwoods en Estados Unidos. Sin embargo, no por ser menos, deja de ser un lugar para sorprenderse extrapolado directamente de los bosques californianos a un lejano rincón de la península.

Ver también Un paseo por un bosque de gigantes en Estados Unidos.

Share on Pinterest

2 Comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *