Share on Pinterest

Lavertezzo es una comuna suiza (al sur del país) que se destaca en nuestros parámetros de “sitios increíbles” por dos puntos indiscutibles: su aspecto congelado en el tiempo, y su entorno, especialmente por su río. El pueblo es pequeño, pero está construido de un modo rústico con casas con paredes de roca que poco han cambiado. El encanto del poblado se acrecienta con  un paisaje de montaña y bosques (como no, en Suiza), atravesado por el río de montaña Verzasca, que por su lecho rocoso de granito es completamente cristalino y de color turquesa.

Lavertezzo-suiza

Benediktv

El pueblo se encuentra en el cantón de Tesino, y posee (aún hay más) un vistoso puente de piedra con doble arco, en pie desde el siglo XVII. En tiempos de verano, cuando la corriente es menor, el río se calma y forma verdaderos estanques, aunque el agua no deja de ser fría, al provenir de deshielos.

zeitblohm

Falk Lademann

El río Verzasca modela un bonito valle y en su margen, se asientan otros pueblos rústicos como Motta. Pero tal vez Lavertezzo es el más reconocido de ellos. El río tiene un corto trayecto de apenas 30 kilómetros, para desembocar en el lago Mayor. La mejor época para visitar ésta maravilla natural es entre fines de primavera y comienzos de otoño.

Ver también 8 rincones naturales de Europa donde el agua parece una piscina

Share on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *