Share on Pinterest

Entre las 10 curiosidades y fotos de Jordania, nombraba recientemente la imperdible experiencia de probar Mansaf. Es nada menos, el plato tradicional de la cocina jordana, y en su forma auténtica, se come sin utilizar cubiertos. ¿Cómo sería eso paso a paso?…algo así:

1. Resetear todos los momentos en que tu madre, padre o tutor te reprendía en la infancia cuando intentabas comer con la mano, y confirmar que hay muchas cosas que hacíamos de pequeño en la que teníamos razón.

 

IMG_2050

 

2. Esperar a que en la mesa traigan un recipiente de sorprendentes dimensiones con una suculenta ración de arroz arábigo amarillo (por el uso de cúrcuma, un colorante alimentario que se extrae de la raíz de ésta planta), cordero (o pollo), almendras o nueces. Rodear la fuente entre un número importante de comensales en un ambiente de cordialidad y hospitalidad al mejor estilo beduinos del desierto.

3. Echar el caldo con yoghurt (conocido como jameed, que nos acercan en recipientes aparte) en forma espiralada hasta distribuirlo de modo que humedezca todo el arroz.

4. Aquí comienza la etapa con la mano (derecha), sabiendo que utilizar la manos simboliza una verdadera unión: tomar cada pieza de carne y desmenuzarla, de modo que la carne caiga en pequeñas porciones sobre el arroz.

 

mansaf-preparacion

 

5. El mansaf está listo para ser degustado. La mano tiene que tomar la forma de una especie de cuchara con la que acopiamos una porción de la fuente. La amasamos con la misma mano (siempre utilizar una sola) hasta apretar un bocado y darle la forma de una especie de “bola” de mansaf (si me permiten la analogía).

6. Llevar el bocado a la boca, y aquí, nada de “protocolo de palacio real londinense”. Es probable que caiga arroz en la mesa, pero no hay de que preocuparse.

7. Repetir el punto 5 y 6 tantas veces como deseamos, siempre utilizando nuestro espacio en la fuente (nada de meter mano en el espacio de nuestro comensal vecino, que sería como robar del plato ajeno).

8. Disfrutar y entregarse al sabor del mansaf, y a la sensación de unión y fraternidad de tal ceremonia. El mansaf es mucho más que un plato de comida, una ceremonia gastronómica colectiva en un ambiente de celebración. Un ritual social tradicional en el que deberíamos sentir honor de ser parte.

9. Una vez finalizado, podremos limpiar nuestra mano con un recipiente individual con agua.

10. Al retornar del viaje, resistir a comprar un recuerdo de Jordania de éste estilo (la foto que sigue, una prenda de vestir con la leyenda “yo sobreviví al mansaf”), es preferible la discreción de los imanes:

mansaf-jordan

Share on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *