Share on Pinterest

Las búsquedas de vuelos es una actividad que practico cada vez más seguido, y no siempre porque vaya a concretar una compra. Simplemente, me gusta profundizar en eso de salir a la “caza” de una buena oferta, encontrar atajos en las aerolíneas, buscadores, en las rutas, y en las fechas, de modo de encontrar un precio bajo para volar, o reducir el costo del mismo. Resulta, que de tanto leer, experimentar y estudiar alternativas de búsqueda, podría primero afirmar que hay mucho que aprender, pero existen alternativas que no siempre se dan a conocer y que pueden ayudar a reducir el costo de un vuelo si optimizamos nuestros métodos de búsqueda.

vuelos-baratos-ofertas-consejos

Micah Taylor

Lo que sigue es una lista que espero ir ampliando de consejos para volar más barato, y por lo tanto, más seguido, consejos que pueden resultar novedosos, o si en cambio se trata de un experto viajero, un tanto conocidos. Consejos simples, para mejorar eso de buscar vuelos baratos en internet.

Para empezar, los megabuscadores como Kayak, Skyscanner.net, Hipmunk, Momondo, Mobissimo, Matrix,  pueden resultar muy útiles y prácticos de usar (y de hecho los recomiendo), pero a veces, los parámetros de búsqueda, el requerir un vuelo rápido  o una ruta más directa, no suelen jugar a favor de nuestro bolsillo. Utilizar un megabuscador no lo es todo, sino una tarea que recién comienza:

1. Elegir días convenientes para viajar. Empezamos con un consejo que parece bastante obvio, pero que no está de más recordar. En viajes breves, o no tanto, hay días en los que las tarifas suelen disminuir notablemente. No es lo mismo viajar un jueves o viernes de ida, para retornar un domingo o un lunes, que viajar desde un sábado para retornar un martes. Incluso los martes y miércoles, suelen ser los mejores días en cuanto a precios para concretar nuestro vuelo.

2. Ser flexible con las fechas y jugar (con fechas alternativas) en los buscadores. En el caso de la búsqueda de vuelo, el lema de que “el tiempo es oro” podría ampliarse a “el tiempo nos puede hacer ahorrar tanto como oro” si es que disponemos de plazos flexibles para volar. De hecho, puede que el mejor negocio de cada línea aérea sea el vender billetes a viajeros que no disponen de tiempo entre escalas, o fechas alternativas para volar. Y en cambio, el viajero que dispone de tiempo, fechas flexibles, y disposición a realizar escalas largas (es bueno saber que muchas aeropuertos cuentan con comodidades en donde pueden convertirse en una oficina o un descanso placentero) es el beneficiario de los mejores precios y descuentos. Se flexible, y podrás sorprenderte con las ofertas encontradas.

3. Utilizar compañías aéreas de bajo coste por continente. Resulta que hay cantidad de ofertas de compañías de bajo coste que no son registradas por los grandes buscadores de vuelos. El auge de nuevas compañías aéreas sedientas de viajeros es un nicho que no deberíamos subestimar a la hora de buscar nuestros vuelos. Hay compañías aéreas en Europa que se han posicionado con sus buenos precios como Ryanair (que también tiene sus detractores y con razones, tema para otra entrada), o Easyjet. En Asia, compañías como Jetstar, o Malaysia Airlines o AirAsia tienen rutas que bien podrían ser parte de nuestros itinerarios para reducir costos. Deberíamos pensar en un viaje largo, en utilizar combinadas distintas compañías de bajo coste en nuestra ruta. Y lo recomendado: buscar vuelos en la web de cada una de éstas compañías de bajo costo, y estar atentos a sus ofertas.

4. Convertirse en un experto en la gestión de millas viajeras. En el mundo viajero inglés se habla mucho del concepto de travel hacker, un tipo de viajeros expertos en eso de perseguir y acumular millas, puntos de recompensa, y obsesionarse con no hacer absolutamente nada si es que no les permite acumular millas y llevar los costos tan cerca de cero como sea posible. El convertirse en un experto en “hackear” millas viajeras (el entrecomillado es porque no tiene nada de ilegal, sino que es una forma de referirse a ésta forma de acumular millas poniendo el sistema a nuestro favor), es un tema de cierta complejidad como para desplegarlo en un párrafo. Existen webs que profundizan todos los tips para ésta modalidad como travelhacking.org o flyertalk.com.

5. Suscribirse a los alertas de promociones y ofertas de aerolíneas. Un buen cazador de vuelos no sería tal si no está suscripto a los alertas de vuelos y promociones de cada aerolínea. Siendo que un día puede significar una diferencia de cientos de dólares, estar suscripto a alertas de aerolíneas y buscadores que operan en nuestras rutas y destinos de interés es una buena forma de estar informado de esa oferta que no podríamos dejar pasar por alto. Para hacerlo, sólo hay hay que suscribirse por mail a cada aerolínea para recibir las ofertas, o a buscadores como Airfarewatchdog o Travelocity en el caso de vuelos en el entorno de Estados Unidos, sólo por citar un ejemplo.

6. Buscar vuelos dentro de una misma aerolínea pero con distinto dominio para aprovechar diferencias de la tasa de cambio. Por ejemplo, dentro de una misma web de una aerolínea, puede haber dominios con diferentes terminaciones (britishairways.co.uk también tiene un dominio .com). En ambos dominios, encontraremos los vuelos en diferentes monedas, y tal vez la tasa de cambio de uno y otro modo termine por beneficiarnos. No funciona con todos los países o aerolíneas, pero nunca está de más probarlo.

7. Comprobar rutas alternativas. Los grandes aeropuertos suelen tener grandes costos operativos que se trasladan a las tarifas. Por eso no está mal comprobar siempre una ruta alternativa que tal vez nos sale a cuenta. Ésto puede funcionar sobre todo en Europa, donde hay cantidad de aerolíneas. Por ejemplo, un vuelo a Dublín, tal vez es más barato que un vuelo a Londres con alguna aerolínea de bajo coste.

8. Conocer aerolíneas que operan en cada destino. La forma fácil, es entrar a la web del aeropuerto y ver que aerolíneas operan en él. Suele suceder que hay aerolíneas que no cotizan en los grandes buscadores de vuelos, y que con suerte, pueda tener un precio más pequeño que lo que habíamos encontrado por otras vías.

9. No tener miedo a reservar en webs de compañías extranjeras. A veces, esa confianza que sentimos al reservar en la web de nuestra agencia de viajes no juega a favor de nuestro bolsillo. Reservar en la web de una aerolínea extranjera no sólo es posible, también puede resultar conveniente para encontrar el mejor precio la mayoría de las veces, y con la seguridad garantizada. Internet es una oportunidad única de acceder a toda la información y los medios del mundo para mejorar nuestra forma de gastar el dinero.

10. No comprar ni demasiado temprano, ni demasiado tarde. En realidad las compañías aéreas liberan los asientos más baratos recién unos 4 o 5 meses antes para viajes internacionales, y 3 o 4 meses antes para vuelos nacionales. Del mismo modo, puede que esperar al último día no sea en general la mejor forma de encontrar una oferta. Las ofertas de última hora sólo suelen estar disponibles si viajamos en fechas fuera de los días de alta demanda.

 

Con todos éstos consejos, una búsqueda debería ser realizada de éste modo:

1. Utilizar los buscadores citados (KayakSkyscanner.netHipmunkMomondoMobissimo)

2. Comparar los resultados, y escoger los vuelos más convenientes para realizar las búsquedas en las propias webs de las aerolíneas.

3. Realizar pruebas con rutas alternativas, fechas diferentes, seleccionando días con precios más bajos (ver el punto 1)

4. Ver las alternativas y escalas que proponen los buscadores e investigar en esos aeropuertos o cercanos que compañías de bajo coste pueden operar. Incluso, si estamos dispuestos a sumar escalas para encontrar mejores ofertas, podríamos explorar en más aeropuertos.

5. Aprovechar millas viajeras, tasas de cambio, realizar búsquedas en días diferentes.

 

Si todos éstos pasos no nos agobian, y por el contrario resultan entretenidos, la satisfacción de encontrar el mejor precio de vuelo será la recompensa que una búsqueda inteligente nos puede brindar. Y si por el contrario, nos agobia, una alternativa es utilizar buscadores como FlightFox, donde un ejército de expertos nos encontrarán la mejor ruta de vuelo y precio a cambio de una razonable comisión.

Share on Pinterest

3 Comentarios

  1. Cambiar de dominios para buscar viajes a veces es casi perder el tiempo, las compañías aéreas suelen leen tu IP, por lo que te ofrecerán el precio correspondiente del país en el que te encuentres, a no ser que te lo saltes ese filtro y entres a través de servidores especiales… Un saludo desde VLC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *