Share on Pinterest

Un particular terreno, salpicado de veintidós depresiones de entre treinta y hasta quinientos metros de diámetro. Si lo viéramos desde el aire, parecería una porción gigante de queso gruyere. Se llaman Torcas de Palancares, y son el resultado de millones de años de erosión del agua sobre un terreno calcáreo afectado además por aguas subterráneas. Torcas de Palancares se encuentran a sólo 20 kilómetros de Cuenca y cerca de Mohorte.

Emilio Garcia

Las depresiones son llamativas porque además de parecer un campo de cráteres, algunas de ellas están cubiertas de agua en distintas tonalidades, a menudo, estanques conectados de modo subterráneo unos cono otros. Están dispersas en un terreno de 6 kilómetros cuadrados que se puede recorrer a través de un sendero, o acercándose en coche a algunas de ellas.

Rens Koke

Antonio

Para llegar desde el pueblo de Mohorte, una carretera de sólo unos diez minutos nos acerca hasta Torcas de Palancares, en un paisaje de serranía con vegetación de coníferas. También cerca se encuentran las Lagunas de los Oteros, un paisaje de estanques de agua circulares muy vistoso.

Emilio Garcia

Recorrer Tocas de Palancares puede tomar una hora. En uno de los aparcamientos, hay un punto de información turística para orientar la visita.

Share on Pinterest

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *