Share on Pinterest

En el archivo de 101viajes encontraremos seguramente muchas construcciones que el hombre decidió colocar en sitios realmente inverosímiles. En este post sumamos una más a la lista: un santuario emplazado sobre una cueva y cascadas, en Asturias.

horrapics

La verdadera historia de por qué en este lugar recóndito se decidió venerar a una figura religiosa no son seguras. Lo cierto es que la Santa Cueva de Covadonga (Cuadonga en asturiano) es, ni más ni menos, una gruta natural que queda en el Monte Auseva y que, desde que alberga una imagen de la virgen dentro, no ha parado de atraer la atención de los viajeros.

Alvaro Galve

El hecho más concreto habla de que, durante la Batalla de Covadonga, Pelayo y los cristianos, recalaron en este refugio natural que antes había sido utilizado por los musulmanes. Cuenta la versión que, fueron los cristianos los que dejaron sin darse cuenta una imagen de su religión y así comenzó la tradición de venerar allí a la virgen. Otras leyendas van más allá todavía y sugieren que, mientras Pelayo y sus hombres se guarecieron en la Gruta, fue la misma protección de la virgen la que los ayudó a salir ilesos y no recibir ataques enemigos.

Los registros más fehacientes muestran cómo en tiempos de Alfonso I, y tras salir Pelayo triunfante, se mandó a construir una capilla en la (ahora) Santa Cueva. Se aprovechó el lugar para añadir altares para más santos y así quedó conformado este santuario en medio de una cueva y cascadas en Asturias.

Lo que actualmente se puede ver no es la figura que que allí hubo desde el principio puesto que un incendio en 1777 destruyó gran parte de la Santina. La que hoy se aprecia es del siglo XVI y muestra la figura de una virgen de madera, con una bella expresión en su rostro, sujetando al Niño junto con una rosa de oro.

Aires Almeida

Javier Losa

La construcción y su historia son un increíble aditivo al ya maravilloso paisaje natural que se puede apreciar. Conocer este rincón de Asturias es un elixir para los sentidos de cualquier viajero que se precie. ¿No les parece?

jose luis cernadas iglesias

Share on Pinterest

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio al reservar vuelos con estos simples trucos

4. Envía tu consulta viajera

5. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

Meri Castro

Blogger todo terreno. Orgullosa madre del blog Alternativa Verde. Apasionada escribiente. / En Twitter @MeriCasro

5 Comentarios

  1. Con el permiso de Meri Castro, pues me ha parecido interesante su opinión sobre Covadonga, le añado que el lugar al que muchos peregrinan, en lo que los árabes llaman Ramadán, y nosotros rito, es un lugar Airón.
    Lugar con la misma gracia que tiene el Monte Libredón, (santiago), o Estonenge, o Oros (Atos), o Yubaila, (Puig); o la propia Mekoraba arábiga. O el propio Lourdes Francés. O el propio Montserrat Catalán.
    Lugares que por causas que en la actualidad desconocemos, estando bajo advocaciones recientes, en todos los tiempos actuales y antiguos fueron lugares sagrados. En los cuales de hacer los ritos adecuados lo que se pide se logra.
    Ritos que nada tienen de especiales y que muchas veces son ingenuos. Pero de acertar en ellos la gracia del lugar Airón se logra.
    También es verdad que la mayor parte de los lugares con gracia Airón nos son desconocidos, incluso muchos los tenemos despreciados.
    Covadonga por suerte para los cristianos españoles es un Airón reconocido.
    So. Andrés Castellano Martí.

  2. Tengo 33 años, soy asturiana y es la primera vez que veo lo de “Cuadonga”, lo desconocía totalmente. No es común llamarlo así. Lo que sí puedo asegurar es que es uno de los lugares más preciosos de España.

  3. Pingback: 20 rincones de España que merece la pena visitar | Alcarria Verde
  4. Oh q lugar tan hermoso,me encantaría algún día llegar a conocerlo personalmente,tantos lugares bellos se ve q tiene España,saludos a todos desde México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *