Share on Pinterest

Fachadas en colores cálidos, techos a dos aguas oscuros, ventanas simétricas y un marco natural casi hecho a propósito hacen que esta villa medieval sea más que encantadora, llegando al corazón de los viajeros con sólo verla.

Wolfgang Stadaut

Para terminar de ratificar su belleza, por el centro mismo de Saarburg corre una cascada de 20 metros. Resulta lógico que quieras salir ahora mismo a conocerla, y para ello puedes ir reservando un ticket hasta la región de Renania Palatinado, Alemania. Para más precisión, se encuentra a 30 Km de la frontera con Francia y a 20 de Luxemburgo.

mohamed Yahya

Ese ancho hilo marrón que ven pasar por el flaco de Saarburg es el río Sarre, y ese trasfondo que agitada suavemente el cielo con ondas verdes son las colinas del lado oeste del parque natural de Saar-Hunsrück. Es decir que naturaleza es algo que no falta en esta villa medieval. Como si fuera un capricho que resultó a la perfección, las casas conviven con el arroyo Leukbach que pasa a través suyo forma una impresionante cascada de veinte metros de altura en pleno centro de la villa medieval.

No es un dato menor que Saarburg forme parte de una región vitivinícola por excelencia. Tampoco lo es que exista una fortaleza y unas torres en lo alto de la ciudad de más de 6000 habitantes que no deja que sus orígenes se olviden en ningún momento. Son muchos los detalles que hacen que este lugar sea maravilloso y, para ser justos, también hay que agregar los pequeños puentes que comunican un lado y otro de la cascada, las fachadas en madera ni la  ‘piazza’ en el punto más alto de este pueblo que muchos llaman “la pequeña y mágica Venecia”.

jeff_w_brooktree

Decía, el castillo –que hoy es un puñado de ruinas- fue la semilla de la cual surgió este sitio tan especial. El hacedor del mismo fue el conde Sigfrido de Luxemburgo, cuando corría el año 964. En tiempos difíciles de la Segunda Guerra Mundial, primero fueron las tropas de Luxemburgo las que ocuparon el lugar y luego las francesas.

Tantos siglos de existencia guardan anécdotas de todo tipo y una de las más curiosas es la que recuerda cómo aquí miso funcionó, en el siglo XVIII, una importante fundición de campanas. La actividad en esta peculiar fábrica llegó hasta el siglo XX y actualmente, ya convertida en museo, se puede visitar  activa hasta principios de este siglo y convertida hoy en museo, se puede visitar y conocer.

Rudolf Klein

Wolfgang Stadaut

Parece una obviedad pero hay que decirlo: los marinos y pescadores son los grandes trabajadores de este pueblo y quienes forjaron su historia. De hecho, si miras en la Ciudad Vieja en las casas verás unas “marcas”. Esas inscripciones te dirán no sólo las iniciales del constructor, sino las de su esposa, el año en que se terminó la construcción y la profesión que este tenía. Entonces, si ves símbolos como peces, anclas, etc, remiten a los marineros y pescadores que vivieron allí.

La cascada que cae desde 20 metros  de altura y, además de maravillar a todos, se encarga de mover las aspas del antiguo molino es todo un espectáculo en sí. Un paseo por Saarburg también debe incluir conocer el Ayuntamiento (Rathaus), andar por la Pequeña Venecia de puente en puente uniendo ambos lados del Leubach, ir al punto panorámico Schleif y visitar las Torres Kauten y la más antigua Kuno.

Share on Pinterest

Meri Castro

Blogger todo terreno. Orgullosa madre del blog Alternativa Verde. Apasionada escribiente. / En Twitter @MeriCasro

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *