Share on Pinterest

En la Isla Sur de Nueva Zelanda se ordenan tres lagos en sentido norte-sur. Se encolumnan tan pararelelos entre sí como la naturaleza lo permite. Del trío, uno sobresale sobre el resto: el Lago Pukaki.

Anthony Cramp

Junto con los otros espejos de agua llamados Tekapo y Ohau, conforman la Cuenca Mackenzie. Su origen se debe a que los glaciares avanzaron sobre el valles formando lagos embalsados. Sin dudas, lo más llamativo en este paisaje no son los picos nevados sino el color azul tan distintivo y tan vivo que cautiva la mirada. Esta tonalidad se debe al fluor glacial, partículas extremadamente finas que yacen en las rocas del fondo del Pukaki. Gran obra de la naturaleza que cubre con sus aguas azules un área de 178.7 km².

lifacolor

El Pukaki está alimentado por el Rio Tasman, que viene bajando desde los Glaciares Hooker y Tasman. Los dos lagos vecinos quedan separados por los Alpes del Sur. Si se va al punto más austral del Pukaki, las vistas que se pueden tener de la monte Cook son una maravilla en sí misma.

 

Rosino

Toda la fuerza generada por estas aguas azules es utilizada para generar energía hidroeléctrica y, en conjunto con el Tekapo, proveen la mitad de la electricidad de este tipo de todo Nueva Zelanda.

Joel Wirami Pauling

Para hospedarse hay hoteles en las cercanías pero si tienes la dicha de contar con un motor home, nada mejor que hacer base en el parque pensado para tal fin y así poder apreciar por la noche la inmensidad del cielo y sus astros reflejándose en este lago de aguas azules.

Share on Pinterest

Meri Castro

Blogger todo terreno. Orgullosa madre del blog Alternativa Verde. Apasionada escribiente. / En Twitter @MeriCasro

2 Comentarios

  1. Pingback: Un lago de color azul, en Nueva Zelanda | Desde.CO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *