Share on Pinterest

Debe haber pocas cosas más magníficas que poder estar sobre un glaciar. Estos lugares siempre son algo inhóspitos y no están tan a nuestra disposición para descubrirlos, como tal sí lo estén un desierto o una isla. Por eso, tener la posibilidad de conocer el glaciar más accesible de Noruega es una oportunidad que no hay que dejar pasar, ni bien se presente.

Nigardsbreen Glacier Tour

M Prinke

Y cuando decimos esto, nos referimos a Nigardsbreen, que en verdad es un brazo del glaciar más grande llamado Jostedalsbreen.  Para visitarlo hay que recorrer 30 kilómetros desde Gaupne, un pueblo al norte del Valle Jostedalen. Muy cerca también, en sentido oeste, pasa el río Jostedola. El entorno es espectacular. Juzguen por ustedes mismos.

Nigardsbreen_Noruega

Pasear por la superficie helada y sentir la imponencia de ese lugar, con formas que se dibujan en el hielo que parecen una obra de arte y en medio de paredes de roca que lucen como la piel rugosa de la tierra es el gran atractivo del lugar. Pero además, no hay nada como contemplar el lago Nigardsbrevatnet, que está junto enfrente. Si te gusta navegar,  por ese mismo espejo de agua puedes llegar en bote al glaciar. Si prefieres tierra firme, puedes elegir llegar en bus, que también se ponen al servicio de los visitantes.

The ice factory 01

Sin título

En la zonas aledañas se consiguen guías para poder subir a Nigardsbreeen y las medidas de seguridad son realmente muy importantes, especialmente para los menores de 12 años. Por todo el resto, esta excursión es para dejarse invadir por la magnificencia del lugar y respirar el aire puro y gélido y sentirse plenamente vivos.

Hay varios niveles de dificultad en las caminatas entre las que elegir, desde muy fáciles a avanzadas. Desde mayo a octubre, todos los días salen expediciones por el Glaciar y a diferentes partes del mismo. Las caminatas cortas se pueden hacer especialmente entre julio y agosto.

Glacier cave underneath the Nigardsbreen, Jostedalsbreen, Norway

DSC04874.jpg

Glacier hiking- Jostedalsbreen

El precio de la actividad es de aproximadamente 110 euros y, aunque oneroso para cualquier bolsillo mochilero, sin dudas será una experiencia irrepetible que nos pondrá tan en contacto con la naturaleza como pocas otras existentes.

Share on Pinterest

Meri Castro

Blogger todo terreno. Orgullosa madre del blog Alternativa Verde. Apasionada escribiente. / En Twitter @MeriCasro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *