Share on Pinterest
There are no images.

Couchsurfing es una red social que conecta a los viajeros del mundo con generosos anfitriones dispuestos a alojar visitantes de forma gratuita en su hogar. La idea, no es sólo encontrar (u ofrecer) alojamiento, sino además conectar culturas y relacionar a potenciales amigos. En ésta entrada, Aldana nos cuenta sus enriquecedoras experiencias utilizando Couchsurfing en distintos países del mundo.

Uno de nuestros lemas en nuestros viajes es conocer el mundo a través de su gente y Couchsurfing es ideal para eso. Una red de viajeros que es mucho más que “dormir gratis” en cualquier lugar del mundo. Es un “intercambio cultural” puro, es la posibilidad de conocer gente local o de otras nacionalidades y de que esas personas te lleven a descubrir lugares, comidas, rincones y experiencias que nunca tendrías o descubrirías sin ellos. Es tener siempre “un amigo” en el lugar al que llegás.

 

1. Un encuentro con India desde adentro (en Amber).

Ankit nos recibió en su casa de Amber, que comparte con su hermana, su mamá y su papá. Compartir cuatro días con esta familia india de clase media, donde los hombres siguen teniendo su rol dominador y las mujeres, sumisas, realizan las tareas del hogar fue una experiencia “especial”.

.

.

Me crucé con una tradición difícil de entender para nosotros: cuando la hermana de Ankit me preguntó si quería colgar en la soga la ropa que acababa de lavar a mano, yo le dije que sí, que me diga dónde y yo lo hacía. Ella no me dejó, pero la ayudé igual. Una de mis prendas era un corpiño. A los pocos minutos de estar colgado, se acerca la mamá y lo tapa con una remera. Cuando le pregunté por qué hacía eso me explicó que el abuelo (que vive en la casa de al lado) no puede ver esas prendas colgadas.

Compartimos una cena con la familia. Estábamos todos sentados en el piso, menos el papá de Ankit, que se encontraba en otro cuarto mirando la televisión y sentado en un sofá. Nosotros comenzamos a saborear la rica comida india con la mano, como es costumbre en el país y, mientras comíamos, la mamá y la hermana de Ankit miraban. A mi me sorprendió y le pregunté a Ankit por qué ellas no comían con nosotros, ya que estaban sentadas al lado nuestro y la comida era abundante. Según su explicación, debían esperar a que termine de comer el hombre de la casa para comer ellas.
Son costumbres que vienen de la época de las guerras, pero todavía me cuesta entenderlo en esa familia de clase media, donde aceptan alojar extranjeros (además de nosotros había un chico mexicano) y están pendientes de Internet gran parte del día. Más allá de mis reflexiones personales como mujer, fue una interesante experiencia que tuvimos gracias a couchsurfing.

 

 

2. Anfitriones de español (en San Petersburgo, Rusia).

Mientras nos alojábamos en la casa de Jefrey, un colombiano que nos organizó shows de magia en una fiesta latina, donde las rusas van a disfrutar del ritmo caribeño, recibimos un mensaje de Marina, una chica rusa que se enteró de nuestra presencia en su ciudad a través de couchsurfing. Ella estaba estudiando español y nos invitó a participar de su clase.

.

.

Así fue como durante más de una hora nos convertimos en “objeto de estudio” y hablamos español con alumnos del primer nivel del instituto donde ella estudiaba. Como Marina trabajaba en el Hermitage (el museo más importante de la ciudad), nos consiguió entradas gratis en agradecimiento. Otra gran experiencia gracias a couchsurfing.

Para los más curiosos, un vídeo de la clase de español coordinada a través de Couchsurfing:

.

.

3. El “sofá del pueblo” (en Singapur)

Todo aquel viajero que estuvo en Singapur e hizo couchsurfing se alojó en lo de Kuniaki. No tengo dudas. Kuni debe ser una de las personas que más gente aloja en su casa.

.

.

Apenas llegás, te saluda, te dice la clave de la puerta de su departamento, te muestra donde están las colchonetas y te presenta a tus cuatro o cinco compañeros de piso. Entonces todos los días su casa es un pequeño mundo donde almorzás con una pareja de Taiwán y dormís con una pareja de Bielorusia y otra de Estonia. ¡La mejor manera de conocer el mundo! Además, suele preparar una rica cena japonesa para todos. ¡Estas posibilidades te las da couchsurfing!

 

4. Escapando a las excursiones turísticas (en Vietnam)

En Hanoi nos alojó Suong y con sus amigos compartimos un fin de semana espectacular en la Bahía de Halong, pero totalmente ajenos a la vorágine de los cientos de barcos turísticos que invaden la bahía.

.

.

Como era en viaje que organizaron sus amigos pudimos disfrutar de la belleza del lugar por rincones a los que casi nadie llega. Además, aprendimos algunas técnicas de escalada, porque tenía una pared para practicar en la terraza de su casa y varios de sus amigos escaladores.

 

5. Una reunión “couch” (en La Haya, Holanda)

Cuando llegamos a La Haya, pusimos un post en el grupo de couchsurfing de la ciudad para ver si alguien conocía un lugar donde podíamos hacer magia. A los pocos minutos teníamos la respuesta de Carolina, una chica colombiana que estaba viviendo allí y que nos invitaba esa misma noche a una reunión del Couch.

.

.

Fuimos a la reunión, conocimos a españoles, polacos, alemanes, italianos y holandeses, anduvimos en bicicleta a las 2 de la mañana y terminamos bailando en un pub escondido en un callejón. Durante nuestra estadía, compartimos los partidos del mundial de fútbol y pasamos varias tardes en la playa, jugando y preparando asados con parrillas descartables. Fue tan linda experiencia que con Caro quedó una hermosa amistad y nos alojó en su casa de Bucaramanga cuando pasamos por Colombia. Todo, gracias a couchsurfing!

 

Y hay mucho más…

Además, Ana y Konstantine (Rusia) nos invitaron a ver un partido de hockey sobre hielo de su equipo favorito y nos hicieron hermosos regalos; Denis y Masha nos alojaron en Rusia y en Kuala Lumpur (Malasia), nos hicieron probar todas las comidas rusas que se puedan imaginar, armamos objetos para decorar su casa en las fiestas y nos prepararon una cena de fin de año inolvidable; Okan (Turquía) nos organizó un show de magia en el psiquiátrico donde él trabaja (¡nunca hubiéramos ido a psiquiátrico!), nos hizo grabar una canción en castellano y nos la regaló con su arreglo musical de recuerdo; Alessandro (China) nos llevó a ver un partido de fútbol entre el equipo de Beijing y Shangai; Andrew (Sri Lanka) nos recibió en su casa vacía (literalmente vacía), pero no nos dejó dormir en la calle; Anna (Varsovia) nos invitó a su casa de fin de semana en una aldea polaca antigua; gracias a Alexandra (Ecuador) conseguí yerba mate en Quito; Ankit (India) compartió con nosotros la fiesta de Holi; Rebeca (Riga) nos invitó a una reunión con todos los agregados culturales de las embajadas en Riga… y así podría seguir con cientos de historias… pero prefiero que ustedes me cuenten las suyas. ¡Las espero!

Share on Pinterest
There are no images.

10 Comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Holas a todos, muy buenas las fotos y videos. yo tambien pienso hacer algun viajecito de estos cuando sienta que sea la hora. los felicito a todos aquellos que se encuentran viajando por el mundo.
    saludos…
    matias.

  3. Totalmente maravillado al leer esto… estoy adentrándome en el mundo de CouchSurfing y me agradaría tener tantas experencias como ustedes… ¡Qué grato es saber que el CS logra tantas situaciones benévolas en los humanos! Enhorabuenas chicos…

    GBY…

  4. Hola Lyhon y Matías!
    Muchas gracias por sus comentario!
    Espero que puedan disfrutar mucho de las experiencias de couchsurfing porque es algo increíble!!
    Un placer motivarlos para que se metan más en ella!
    Suerte! Y mucha magia en el camino!
    Aldana
    (www.magiaenelcamino.com.ar)

  5. Pingback: Couchsurfing: mucho más que alojamiento gratis | Juvenoide
  6. Yo tambien he tenido couchsurfers alojados y creo que muchos de ellos se llevaron una grata impresion. Lo que más me sorprendio fue una canadiense que se alojo en nuestra casa y le invitamos a paella, no paro de dar vueltas alrededos y hacer fotos. Otros norteamericanos por poco se queman las cejas el las falas. Yo creo que es una buena forma de conocer gente, eso si hay que tener en cuenta que hay mucha gente que solo lo hace para dormir gratis y esa no era la filosofia de la web.
    Ahora no puedo alojar a nadie por que mi familia crecio pero es una manera genial de conocer gente y disfrutar de otra manera los lugares que visitas.
    Un saludo

  7. Gracias.

    Hay un interesante debate sobre CS en adslzone punto net barra postt331751 punto html

    Se puede participar en él de forma libre. No es necesario registrarse.

    Saludos

  8. Hola hace dias que me he enterado de esto y estoy maravillado, quiero literalmente dedicarme a viajar , la vida es muy corta como para trabajar , estresarse y ver como lentamente te haces viejo sin hacer algo que de verdad valga la pena, pero tengo un par de dudas, como couchsurfer solo pagas los boletos dde avion?? En promedio como cuanto se gasta?? Por cuanto tiempo puedes quedarte alojado en el pais que visites??

  9. Hola Dennis
    Couchsurfing (o cualquier otra red de este estilo, ya que hay varias y, en los últimos tiempos couchsurfing a cambiado un poco) es solo para alojarte en otras casas y conocer gente local o que viva en ese lugar hace un tiempo. Que te alojen no quiere decir que no tengas ningún otro gasto. Además, no siempre podés quedarte mucho tiempo en las casas. Todo eso se arregla de antemano cuando se pide la solicitud y el otro te acepta.
    Te recomiendo estos dos links para que te informes un poco más. Uno es sobre cómo funciona esta red y el otro son algunos consejos para viajar barato.
    http://magiaenelcamino.com.ar/couchsurfing-que-es-como-funciona-y-como-lo-usamos-nosotros-con-anecdotas-incluidas
    http://magiaenelcamino.com.ar/como-puedo-viajar-barato-que-tengo-que-hacer-para-viajar-barato.html
    Espero que te sirvan y buen viaje!
    Aldana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *