Share on Pinterest

Buenos Aires es una ciudad que recibe cientos de miles de turistas al año. La capital del Plata satisface a los viajeros que buscan el mayor lujo con hoteles cinco estrellas, gastronomía del más alto nivel y tiendas de los diseñadores más renombrados hasta a los mochileros que buscan un costado más cultural y austero.

buenos-aires-recomendaciones

 

Imagen Jimmy Baikovicius

La capital porteña no deja de recibir turistas de todos los puntos cardinales y de cada continente, señal de que la infraestructura turística y los atractivos por descubrir se han consolidado como irresistibles. Como en todo destino que visites, siempre está bien saber qué no hay que hacer cuando visites Buenos Aires.

1. No visitar San Telmo en días de semana (si queremos verlo en su esplendor). Si bien este barrio porteño es encantador cualquier día que se visite, lo ideal es ir sábado o domingo para encontrarlo en su punto de actividad máxima. Es que esos son los días que alrededor de la Plaza Dorrego se instala la feria de antigüedades y sobre la calle Defensa se extienden, infinitos, los puestos de artesanías y diseño donde comprar los recuerdos más originales. Además hay shows de músicos callejeros , artistas, tango….

2. No visitar shoppings (si tenemos pocos días en la ciudad). En Buenos Aires abundan  y es tanto lo que hay por conocer que mejor no malgastar el tiempo en lugares cerrados como éstos. Lo mejor que puedes hacer es cambiarlos por los centros comerciales a cielo abierto en avenidas como Santa Fe o la peatonal Florida, donde encontrarás todo lo que busques. Y si aún deseas conocer un shopping, lo mejor que puedes hacer es tomar alguno por muestra y sólo ir al Abasto y Galerías Pacífico, que se instalaron en edificios históricos de gran valor arquitectónico. El primero, en el monumental edificio que fuera el Mercado de Abasto y que ocupa toda una manzana. El segundo, en una exquisita galería con frescos en sus techos y una construcción de estilo francés único.

3. No visitar los espectáculos de tango for export. Si lo que deseas es conocer el tango tradicional, el que se bailaba en tiempos de Gardel, lo mejor que puedes hacer es visitar una auténtica milonga y bares de tango tradicionales.

4. No cambiar dinero en la vía pública. Encontrarás paseando por el centro porteño muchas personas ofreciendo “exchange”, a los que se conoce como arbolitos. Lo mejor que puedes hacer es no cambiar divisas con ellos y hacerlo en entidades bancarias, por más seguridad.

5. No esperar que los coches frenen al cruzar la calle sin luz que autorice el paso peatonal. Si vienes de otras ciudades en que acostumbras poner un pie fuera de la vereda y que los coches frenen para darte el paso –aunque cruces a mitad de calle o la luz no te autorice-, recuerda que en Buenos Aires esto no sucede. El tránsito suele ser caótico y la conducta de los automovilistas, despótica, por lo cual respeta los lugares para cruzar la calle y siempre presta mucha atención a los coches y los semáforos.

6. No descuidar los efectos personales. Lo primero que puede sorprender de Buenos Aires es lo populosa que es. Por esta magnitud de gente que cada día transita la ciudad, es recomendable que no te distraigas si te sientas en una plaza y dejas tu bolso, mochila, en el suelo. O si te sientas en un bar no dejarlas descuidadas en las sillas y al caminar llevarla de forma segura entre sus brazos. En los subtes (metros) tomar precauciones con las carteras y billeteras. Esto sólo se debe a que en los tumultos siempre puede haber un arrebatador esperando un descuido  y con sólo estar atento, te ahorrarás un inconveniente.

7. No tomar cualquier taxi. No subas al primer taxi que veas en la calle, primero hay que asegurarse de que sea “radio taxi” para más seguridad.

8. No sorprenderse de que los hombres se saluden con un beso en la mejilla. Los argentinos en general son muy afectuosos, que no les llame la atención ver a dos hombres saludándose con un beso en la mejilla derecha o abrazándose.

9. No dejar de ir a algún bar porteño. Una costumbre porteña por excelencia es parar en alguno de los muchos bares, en la hora del día que más guste, a tomarse un un café. Puede hacerse solo o con compañía, lo cierto es que no puedes dejar de ser parte de esta tradición si pasas por Buenos Aires. Puedes elegir los bares más modernos o alguno de los llamados “notables”, que conservan la fisonomía de hace 50 años o más.

10. No tocar temas polémicos en una charla con argentinos. Si no estás dispuesto a entrar en un debate acalorado, no saques temas espinosos en una conversación con argentinos. Temas como fútbol, política y religión pueden agitar las pasiones más enfervorizadas de los porteños, y no te será fácil apaciguar los ánimos una vez que se haya iniciado la conversación.

Share on Pinterest

Meri Castro

Blogger todo terreno. Orgullosa madre del blog Alternativa Verde. Apasionada escribiente. / En Twitter @MeriCasro

12 Comentarios

  1. Doy fe en lo de no cruzar con el semáforo de peatones en rojo, yo cruce toda chula y casi me atropella un coche, ni se inmuto, tuve que correr para no morir atropellada, me estuvo bien, jaja, para eso están los semáforos

  2. Me parecen bien los consejos, yo soy argentino. Buenos Aires es una ciudad segura, al nivel de las principales capitales europeas, pero tiene una concentración de gente imposible. Esto significa que los rateros, delincuentes comunes, tienen mayor facilidad aunque sean pocos. Ante cualquier problema, contactar a la policía metropolitana (los efectivos de blanco). Lo bueno del caso es que no les robarán si no se exponen, y si les roban no les harán daño. Así que todo en su lugar, sin paranoia pero tampoco “regalándose” a los amigos de lo ajeno!
    Sobre el tránsito y el carácter de los argentinos, es como viajar a Italia. Gente explosiva para lo bueno y malo, extremista. ¿Cómo se aprovecha? Con un mínimo de cordialidad, se gana un amigo para toda la vida que no sólo te abrazará, besará y dirá que te quiere (seas hombre o mujer). También alguien que te abrirá su hogar sin pedir nada a cambio. Por el contrario, al discutir o generar polémicas te encontrarás con alguien de fuerte carácter y convicción, que seguirá hasta la última consecuencia sin dar el brazo a torcer. Es que en Argentina se ama o se odia, no hay término medio!

    Temas complejos: Política, religión, deportes, raza y orígenes de la gente.

  3. Como argentino y porteño coincido con la mayoría de lo que se dice aquí. Pero quisiera comentar que, debido a la gran inflación que tenemos, ya es absolutamente común pagar el viaje en taxi (y cualquier otro gasto) con billetes de $ 100.

  4. Jajaja, muy bueno todo! Estuve casi un año viviendo en Buenos Aires y estoy de acuerdo con todos los puntos! En especial en el de no sacar temas polemicos con ningun argentino si no tenes tiempo para debatir con el!
    Ese mismo consejo me lo dio la persona de 4rentargentina.com/ cuando me mostro mi departamento y mucho no le creí.
    Me acuerdo que en mi primer semana me cruce con un vecino y como buen tema de ascensor, surgio el “Que caro que esta todo!”… Se me quedo unos buenos 15 minutos hablando del dolar, de los fondos buitres y yo llegue tarde a mi primer clase 🙁

  5. con respecto a pagar el taxi con 100, ver primero la terminacion del numero de serie del billete , porque suelen cambiarlo y decirte que le diste uno falso.

  6. Como porteña estoy de acuerdo con cada uno de los ítems mencionados, creo que para hacer shopping al aire libre nada mejor que Palermo,recorrer la calle Armenia, Gurruchaga, El Salvador, Gorriti, etc es un hermoso paseo, los sábados y domingos es cuando más gente hay ,además de poder comprar algún recuerdo o vestimenta hay muy buenos bares y restaurantes

  7. Es por esto que Argentina es uno de esos lugares ideales para esas ESCAPADAS ROMANTICAS. Yo se las recomiendo, porque mi esposo y yo viajamos para allá y fue totalmente romántico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *