Share on Pinterest
There are no images.

Contemplar el firmamento de noche y adivinar las constelaciones es sin duda una escena que, quienes vivimos en ciudades, hemos visto más en algún film que disfrutado de hacer en carne propia. El crecimiento de las urbes en el siglo XX, y la contaminación lumínica que trajo aparejado, ha hecho natural para muchos no poder disfrutar del cielo estrellado por las noches, pero ciertamente, lo normal debería ser poder apreciarlo y no lo contrario.

Daniel Salgado Olvera

Es por ello que el proyecto Star Light, La luz de las estrellas. Patrimonio de todos ha sido creado como una campaña internacional en defensa de la calidad de los cielos nocturnos y el derecho general a la observación de la estrellas. Este tema, que resulta elemental, casi no tiene espacio en los medios y aún así ha sabido colarse en un capítulo de Los Simpsons, en que Lisa lucha por poder ver las estrellas en el cielo de Springfield.

Hoy StarLight viene a velar por “la importancia que los cielos limpios tienen para la humanidad, realzando y dando a conocer el valor que este patrimonio en peligro posee para la ciencia, la educación, la cultura, el turismo, y evidentemente, como factor calidad de vida”.

El proyecto ha sido lanzado en Abril de 2007 desde La Palma, Islas Canarias y desde entonces su objetivo es promover la Declaración Universal del Derecho a la Luz de las Estrellas, como expresión del compromiso de protección de este patrimonio común de la humanidad.

El turismo y el patrimonio cultural asociado con la astronomía van de la mano en tanto los viajeros buscan lugares y destinos donde poder entrar en contacto con el patrimonio arqueo-astronómico, que es siempre un atractivo por excelencia.

Por ejemplo, allí donde haya un observatorio, la zonas donde se asienta es plausible de desarrollar  actividades turísticas que conjuguen “la visita con la protección cuidadosa de las extraordinarias condiciones naturales de esos lugares y su calidad para la observación astronómica”.

España es uno de los países europeos con más contaminación lumínica y el gasto en KWh es el mayor del continente. Contrariamente a esta tendencia, La Palma es uno de los territorios pioneros en el mundo en aplicar la Ley del Cielo (hace 18 años que se promulgó.) Esto se debe a que allí se ubica el Observatorio Astrofísico del Roque de Los Muchachos, uno de los mayores complejos de este tipo en el mundo.

Una forma exquisita de disfrutar de este patrimonio que debiera ser de todos, es hacer turismo por el Camino de Santiago, que se trata del recorrido que marca la Via Láctea hasta la tumba del apóstol Santiago en Compostela (Campus Stellae). En España también se puede hacer turismo rural y astronómico en Borobia.

Se pueden seguir las estrellas con expediciones al Kilimanjaro y Machu-Pichu. En Chile, Atacama es una ruta concebida como un producto turístico sostenible que integra en torno a la oferta astronómica los paisajes naturales y el patrimonio cultural asociado. Inclusive se puede visitar el Hotel Astronómico en Valle de Equi.

En el Centro Khurel, en Mongolia también se puede observar las estrellas y disfrutar de la magnificencia de ese basto cielo. En Hawai (USA) se puede visitar el observatorio Mauna Kea, y en Texas el Centro y Observatorio Frank N. Bash- Mc Donald. Puerto Rico, Australia, Edimburgo, son muchos los destinos que ya han encontrado la manera de unir la conservación de una actividad tan preciada como contemplar las estrellas con el placer del turismo y los viajes.

Pensar en las civilizaciones pasadas –griegos, romanos, persas, aborígenes americanos- y el valor que siempre tuvo para ellos el firmamento. Imaginar la veneración que le profesaron, las ideas que bajo él se gestaron. Comprender el valor del cielo y de las galaxias que por él se asoman, volver a mirar para arriba –sin rascacielos mediante- y aprehender lo minúsculos que somos y todo lo que aún tenemos por aprender. De eso se trata un poco.

Share on Pinterest
There are no images.

Meri Castro

Blogger todo terreno. Orgullosa madre del blog Alternativa Verde. Apasionada escribiente. / En Twitter @MeriCasro

4 Comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. “Un adelantado en la materia ha sido Edgar Allan Poe, el célebre padre de Sherlock Holmes, quien en la Londres del siglo XVIII alzó su voz cuando supo que las calles de su ciudad serían iluminadas por las noches”

    NO entiendo, dices que Poe es el padre de Holmes?

  3. Pingback: La noche más bonita del mundo (La Silla, Paranal, ALMA, Chile) | vetedepinta.com
  4. Pingback: Anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *