Seguramente estamos planeando una viaje soñado por alguna carretera de Europa. Atravesando fronteras, paisajes de colinas, pueblos encaramados, ciudades históricas, estos son 20 consejos para anticiparnos a un viaje sobre ruedas por el Viejo Continente:

1. En cuanto a la licencia o permiso, si somos de nacionalidad extracomunitaria (no perteneciente a la Unión Europea), necesitaremos la Licencia de conducir Internacional. Caso contrario, son válidas las licencias estándar en cualquier país de la Unión Europea o que pertenecen al Espacio Económico Europeo (incluidos Suiza, Andorra, Monaco, Islandia, Noruega y Liechtenstein). La excepción es con Rusia, donde se requiere la Licencia Internacional.

2. Solo necesitaremos documentación del vehículo correspondiente (además de nuestro pasaporte): el permiso de circulación, la ficha con características técnicas del coche, la tarjeta ITV y el recibo del seguro vigente. En caso de rentar un coche, nos proveerán toda la documentación.

3. Sentido de circulación: Chipre, Irlanda, Malta y Reino Unido son los únicos países de Europa donde se circula por la izquierda. Solo tendremos que prestar atención extra en los primeros días en caso de que no estemos acostumbrados, pero no hay nada demasiado complicado más que seguir las indicaciones. Aunque mi primer experiencia al conducir por la izquierda fue en Nueva Zelanda, debo decir que el miedo inicial fue mucho mayor a la facilidad de conducir por la izquierda resultante.

4. Hay reglas de conducción que son comunes a todos los países de la Unión y hay que respetar: utilizar cinturón de seguridad, no utilizar el teléfono móvil al manejar, disponer de asientos de retención para niños en la parte trasera.

5. Los seguros tienen cobertura para toda la UE, incluyendo a Suiza, Liechtenstein, Islandia, Noruega, Andorra y Serbia. Aunque si pensamos en alquilar un coche, lo mejor es consultar acerca de nuestro itinerario y la posibilidad de ir de un país a otro con nuestro coche de alquiler.

6. Seguridad y señales al conducir. Aunque no tengo la experiencia en todos los países, si pude tener experiencias en países tan distantes como España, Italia o Finlandia. En general, los conductores son muy respetuosos de las reglas y la señalización es muy buena. Sin embargo, es muy recomendable rentar o utilizar un coche con GPS, o simplemente que nuestro acompañante pueda disponer de nuestro móvil con alguna aplicación de GPS que funcione sin conexión a la red.

7. Viajar por Europa en coche es más que recomendable como experiencia, incluso casi podría decirse que junto al tren, son el medio de transporte ideal para conocer turísticamente el continente, armar recorridos e itinerarios a nuestro aire.

8. Sin embargo, los coches no son un buen aliado a la hora de conocer centros históricos en ciudades. La mayoría de las veces, las zonas históricas están restringidas al tráfico, por lo que casi siempre es mejor buscar hoteles donde alojarse en las afueras de las ciudades con zonas para aparcar, y utilizar el transporte público para conocer los centros de las ciudades (especialmente en las ciudades más grandes o muy turísticas).

9. Algunos países (Albania, Bielorrusia, Bosnia-Herzegovina, Moldavia, Rusia, Montenegro, Turquía y Ucrania) exigen una Carta Verde al ingresar por la frontera en coche. En caso de viajar a esos países, lo mejor es pedir una Carta Verde antes de partir a nuestra compañía de seguros o empresa de alquiler.

10. En cada país, los sistemas de carreteras son diferentes. Hay autopistas nacionales, caminos rurales más tranquilos, autopistas de pago y gratuitas (solo en Holanda, Bélgica y Alemania). De cualquier modo y según el país, es probable que los peajes acrecienten bastante nuestro presupuesto.

11. En cada país los límites de velocidad pueden variar. En zonas urbanas se permite en general un máximo de 50 kilómetros en la hora, en zonas rurales, hasta 90 km/h, y en autopistas, los límites pueden variar entre 112 en Reino Unido, o 130 en Alemania (según el carril). De cualquier modo lo mejor será siempre prestar atención a las indicaciones. Las multas suelen ser muy elevadas en caso de no respetar los límites.

12. Para reducir el costo y los trastornos de abonar peajes, en algunos países (Austria, Bulgaria, Rumania, Eslovaquia, República Checa, Suiza) se agiliza el viaje al pegar etiquetas con abonos en el parabrisas (se llaman vignettes y el precio varía según el período de validez y tipo de vehículo). Tales etiquetas se suelen comprar en sitios como estaciones gasolineras o cabinas de peajes.

13. En países como España, Francia, Italia, Inglaterra, notaremos que está muy extendido el uso de rotondas, que tienen una doble funcionalidad, además de evitar los cruces o desvíos complicados, sirven para aminorar la velocidad en puntos neurálgicos. Siempre hay prioridad de salida en una rotonda (es decir, siempre tiene prioridad para salir el que ya está circulando dentro de la rotonda, por lo que es obligatorio detenerse y esperar antes de entrar).

14. La mayoría de los coches de alquiler están disponibles en distintas agencias en el mismo aeropuerto. Podremos recoger el coche en un aeropuerto e incluso entregarlo al final de nuestro viaje en otro aeropuerto y ciudad diferente, aunque éste tipo de modalidades puede tener un sobrecosto.

15. Diagramar rutas de antemano. Aunque resulte un tanto obvio, diagramar rutas es la mejor forma de ganar tiempo en nuestro viaje por Europa por carretera. En nuestro blog tenemos organizadas rutas temáticas originales por distintos países (Ver las mejores rutas en coche por Europa).

16. Los costos de combustible o gasolina también varían de un país a otro, por lo que el coste por kilómetro será diferente en cada país.

17. Es bueno recordar que nuestro teléfono móvil-celular será nuestro gran aliado, por lo que deberíamos incorporar varias aplicaciones para facilitar nuestro viaje en coche. Recomendar algunas en especial sería interminable, hay aplicaciones para encontrar gasolineras económicas cercanas, alojamiento en carretera, zonas donde aparcar. Una simple búsqueda de aplicaciones (y ya tenerlas instaladas) antes de partir nos ahorrará mucho tiempo.

18. También hay muchos mapas que podremos descargar en nuestras tabletas o teléfonos para consultar sin conexión, incluso folletería de información turística con rutas temáticas, sugerencias. Todo lo que hagamos antes de nuestro viaje es tiempo bien ganado.

19. Europa es un destino inmenso y hasta inabarcable para hacer en pocas semanas, si a ello sumamos que en cada trayecto seguramente haremos detenciones inesperadas (en sitios turísticos que no teníamos pensados) o desvíos, lo mejor es diagramar rutas a las que dedicar tiempos generosos en lugar de distancias muy ambiciosas que no terminaremos de cumplir.

20. Como último consejo, no dejarse abrumar con tantos consejos. Seguramente, todo será mucho más fácil de lo anticipado, y disfrutaremos de nuestro viaje en coche de tal modo que pronto desearemos repetir y descubrir nuevos recorridos.

Para alquilar un coche, puedes utilizar este comparador de precios de coche de alquiler, y encontrar precios optimizados con uno de los mejores buscadores del mercado  si reservas con anticipación. O también utilizar éstas 15 webs para buscar precios económicos.

consejos-para-viajar-en-coche-europa

Dennis Jarvis

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Mejora el precio al reservar vuelos con estos simples trucos

4. Envía tu consulta viajera

5. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

3 Comentarios

  1. Estaré saliendo de Trieste con auto alquilado en avís, mi idea es hacer Eslovenia, Hungría, Rep Checa , Alemania, Austria y volver por Milano a Italia. Vi que en el contrato de Avis no figura Hungría como permitido para circular con el auto alquilado. Que opinión te merece esto ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *