Share on Pinterest

¿Y que sucede si salimos de los países clásicos en los que muchos piensan al organizar un viaje por Europa?. Hay un mundo más allá de ciudades como Roma, de París o de Londres (que tampoco es que no los vaya a recomendar) y de países que para muchos resultan “la razón misma por la que ir a Europa”. Y tampoco es que los destinos que paso a nombrar sean un mundo oculto o secreto. Pero sí muchas veces subestimados.

En el blog no me canso de sorprenderme con los lugares que tienen por mostrar estos países:

1. Croacia

Todas las imágenes que van a ver a continuación seguramente despierten tu gusanillo/gusanito viajero por conocer este país que mira al Adriático. Por ejemplo, en Croacia hay pueblos detenidos en el tiempo como Hvar:

Hvar 042

Sin pasar por alto lugares que parecen de fantasía como el parque nacional Plitvice:

Croatia-01019 - Last View of Plitvice Lake National Park

Un parque (Plitvice) que también tiene lagos como este:

Croatia-00963 - More People coming - Time to Walk the Trail

Ciudades preciosas como Volosko:

Volosko - Panorama

O pueblos perdidos entre montañas y con vista al mar como Mošćenice:

Mountain Village

Playas curiosas y preciosas como esta lengua de arena “en punta”:

Bol na Bracu - Zlatni rat

O esta playa más escondida entre acantilados en Isla Vis:

Stiniva Beach - Vis

Ciudades medievales que hoy se usan como locación para series como Game of Thrones (como Dubrovnik):

Dubrovnik - 12

Y por si faltara más, pueblos encaramados en la montaña como Motovun:

Motovun_1

O más lugares curiosos, como esta cueva azul en Isla Bisevo:

Booking.com

Blue Cave, dinghy in interior, island Bisevo, Vis, Croatia 10

Y si las maravillas de Croacia parecen inacabables, voy terminando (solo por ahora) con esta isla con poblado medieval y rodeado de turquesa (Primosten):

Primosten_18 (imagen via Flickr bajo licencia Creative Commons)

2. Eslovenia

Eslovenia es un país pequeño de Europa Central, pero lo de sorprendente no va a ser una palabra fácil o inadecuada para referirse a él. Para empezar a tomar nota por este país, sabemos que Eslovenia está lleno de sitios que parecen de fantasía, pero vamos uno a uno:

Un lago como Bohinj que tiene un entorno así de bonito:

Postcard View of Bohinj Lake

Una de las postales de Eslovenia, el lago Bled:

Lake Bled - Slovenia

Junto a este mismo lago, un castillo que parece colgado sobre un acantilado (Castillo de Bled):

Castle, Lake Bled

Pueblos históricos tan encantadores como Škofja Loka:

Bernd Taller

Ciudades detenidas en el tiempo que miran al mar como Piran:

Slovénie - Vue sur Piran depuis les remparts

Un castillo escondido en una cueva (Castillo Predjama),

Up There in the Mountain

Gargantas en las que puedes caminar por una pasarela junto a un río turquesa (Garganta Vintgar):

Sin título

Ríos que son una piscina natural turquesa y cristalina, como el río Soca:

DSC_4623

Y hasta cañones subterráneos que se pueden recorrer por pasarelas bajo tierra (Grutas de Skocjan):

Grutas de Škocjan 003

3. Estonia

La República de Estonia es otro de esos países pequeños de territorio situado en la zona del Báltico, pero con una suma interesante de puntos bonitos para marcar en el mapa. Y allí vamos en fotos:

Hay más de 2.000 islas, y costas como esta:

Green seascape

Hay una ciudad capital (Tallin) que tiene un casco histórico que parece sacado de un cuento medieval:

Sin título

Hay zonas de bosque y mucho verde en verano:

Saaremaa

Hay castillos como el de Kuressaare:

Kuressaare Castle Panorama

Y bosques preciosos protegidos como parques nacionales (como el Parque Nacional Lehemaa):

P1000761

4. Armenia

Y seguimos en la línea de países con pequeños territorios alejados de las rutas masificadas como es el caso de Armenia. Como en una transición entre Europa y Asia, equidistante de Suiza y de India, este territorio de alta monaña, paisajes bíblicos, civilizaciones antiguas, merece ponerse de inmediato en el radar viajero.

Hay grandes ciudades como la capital Ereván, con el marco de picos nevados:

Ереван

Incluyendo el monte Ararat, que aunque pertenece a Turquía, se puede ver desde Armenia y desde su capital (es el símbolo del país, y se puede ver desde gran parte del territorio):

Khor Virap

Hay antiguos monasterios como el de Geghard:

Geghard monastery

O el de Saghmosavank, un monasterio del siglo XIII:

Near Saghmosavank monastery

O incluso el de Hagartsin, el mayor centro cultural de la Armenia medieval:

Dilijan, Haghartsin, 2013.08.07 (02)

Hay paisajes de montaña y lagos preciosos:

obliquely and directly, and the color and air

Volcanes como el de Azhdahak:

Mount Azhdahak / Աժդահակ լեռը

Hay un templo antiguo que se parece al Partenón en Garni:

1979 - Kaukasus 2014 - Armenien - Sonnentempel Garni

Armenia está en la region del Cáucaso y guarda infinidad de sorpresas, incluyendo cinco lugares declarados como Patrimonio de la Humanidad: el monasterio de Geghard, junto a otros como el de Haghpat y Sanahin, el Valle del Alto Azat, el complejo de Echmiatsin y el de Zvartnotz.

5. República Checa

En Europa Central va nuestro último recomendado de la selección, un país con infinidad de sitios que parecen sacados de un cuento.

Para empezar, Praga es una de las ciudades más visitadas de Europa, pero en esta selección vamos más allá de esta famosa ciudad (que igualmente es imprescindible):

Prague Golden Morning

Hay ciudades tan bonitas como Cesky Krumlov, con un centro histórico y castillo declarado patrimonio de la Humanidad:

Fotos panoramicas Cesky Krumlov ciudad medieval Republica Checa

Hay ciudades tan preciosas como Karlovy Vary, legendaria ciudad balneario de aguas termales de Bohemia:

Karlovy Vary

La naturaleza despliega belleza en la región de Suiza Bohemia (como por ejemplo este paisaje que aparece en la película de Las Crónicas de Narnia)

České Švýcarsko

Bosques preciosos en el Parque Nacional Sumava:

Sumava Forest Aug 2006 0008

Entre bosques y ríos, castillos que parecen sacados de un cuento (Zvíkov):

Autor Karelj via Wikimedia

O pueblos como Loket que quedaron como detenidos en el tiempo:

Hrad Loket zespodu

….Tampoco pueden faltar castillos como el de Krivoklát:

Krivoklat Castle

O el castillo Hrad Karlštejn, una joya de estilo gótico entre lo imperdible que ver en República Checa:

Castillo de Karlštejn

Y en República Checa hay tanto más por ver apenas conocido, más pueblos bonitos como por ejemplo este “colgado” junto a un río,

Estos cinco países son un buen muestrario de lo que hay que prestar atención al pensar en Europa más allá de los destinos más clásicos.

Share on Pinterest

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Busca ofertas de vuelos (mejora el precio con estos simples trucos)

4. Reserva Excursiones y tours con Viator

5. Envía tu consulta viajera

6. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

6 Comentarios

  1. Con estas imágenes, no hay manera que no se despierte el gusanito viajero!, jejeje.
    Tengo que esperar algunos añitos que crezcan mis bebés, y después a animarse a destinos “alternativos”, igual o más lindos que los tradicionales.
    Saludos, Martín

  2. Caminé sobre el lago Bled, congelado… Y disfruté del arrullo del río de Cesky dejando q pasen las horas al sol junto a unos jubilados locales. Bello recuerdo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *