Share on Pinterest

¿Hay algo más bonito que hacer en París que visitar Montmartre y caminar sus calles al atardecer?. Seguramente que sí hay cosas más bonitas para algunos y otros. Pero yo me quedo con este paseo que hice por París y en esas horas, como uno de los momentos de mayor encanto vividos en la ciudad.

montmartre-paris-3

Montmartre es uno de los barrios más famosos de París. Y para mí, una de las razones de ello es que es un rincón donde encontrarse con ese París de antaño, con los vestigios de la bohemia de la capital francesa, un barrio que supo encontrar ese equilibrio entre el pasado y el presente, a veces algo perdido inevitablemente en otros puntos.

Quiero decir, París es una ciudad víctima de su propio éxito, como otros puntos del planeta turístico. Un destino que genera enormes expectativas, y que siempre está abarrotado de turistas. Montmartre según la hora y el día, no va a ser la excepción en cuanto a estar abarrotado. Sin embargo, quien no se larga a caminar sus calles, desviarse de los paseos más concurridos, dejarse encantar por una calle empedrada que desciende desde lo alto con vistas increíbles al corazón de París (allí abajo) y la Torre Eiffel a lo lejos, seguramente se estará perdiendo la esencia del encanto de Montmartre.

Antes de llegar a Montmartre, tal vez te interesa ver un mapa con los atractivos curiosos de París, incluyendo algunos itinerarios organizados por día para armar tu visita a París.

Como llegar a Montmartre. Si lo hacemos en transporte público, que de hecho es lo que utilizan la mayoría de quienes visitan la ciudad, tendremos que combinar hasta la línea 12 de metro, y dirigirnos a la estación Abbesses. Una vez salimos de la estación estaremos a las puertas del funicular de Montmartre que asciende a lo alto del barrio, donde se encuentra precisamente el emblema que todos quieren conocer y fotografiar: la Basílica del Sacré Cœur. Lo que recuerdo al salir de esta estación, es la cantidad de escalones que hay que subir para salir a superficie. De hecho es la estación a más profundidad de la red de metro de París. De cualquier modo también hay un ascensor bastante más práctico que lo que fue mi ascenso.

Subir el funicular. Una vez salimos del metro, podremos subir de dos formas hasta lo más alto de la colina. Una es por las escalinatas, y la otra mucho menos agotadora, por el funicular que ya cuenta más de un siglo funcionando (aunque lo que vemos hoy es una versión bastante modernizada). El funicular es un trayecto de apenas 90 segundos, pero que nos ahorra ascender unos 36 metros, o lo que es lo mismo, unos 300 escalones hasta llegar a la Basílica. Para pagar el funicular se utiliza el mismo billete del metro.

En la siguiente imagen, estoy situado en una de las torres de Notre Dame, bastante lejos del barrio de Montmartre. Pero si miran la silueta más destacada en el horizonte, allí pueden ver la Basílica del Sacré Cœur, y en torno a ella el barrio de Montmartre.

Barrio de Montmartre en París

La basílica del Sacré Cœur (Sagrado Corazón). Corona la colina del barrio de Montmartre y fue construida a partir del año 1873 en homenaje a quienes perdieron la vida durante la Guerra franco-prusiana. Terminada en 1919, es hasta hoy uno de los monumentos más fotografiados de París. Lo que capta la atención en su exterior son sus cuatro cúpulas y su impresionante domo de 80 metros de altura con su campanario.

No olvides ver también Que ver en París según la cantidad de días

Inspirada en la arquitectura romana y bizantina, la Basílica se puede ver desde cantidad de ángulos de la ciudad, y sobre todo, hace de fondo de calles encantadoras de Montamartre, como se ve en la foto siguiente caminando por el barrio.

Barrio de Montmartre en París

(la Rue du Chevalier de la Barre, una de las inevitables del barrio llena de tiendas para comprar recuerdos de París)

Barrio de Montmartre en París

Las escalinatas y la parquización delante de la basílica son además un mirador a la ciudad de París, una oprotunidad para ver uno de los mejores atardeceres de la ciudad por encima del nivel de sus tejados.

Una caminata por el barrio. Una vez visitamos el exterior e interior de la Basílica, es el turno de caminar por el barrio. Y sobre todo, llegar hasta la plaza más conocida, Plaza du Tertre (o plaza de los pintores), donde se encuentran precisamente los artistas y pintores.

Booking.com

Aquí tienes un mapa con la ubicación de la Plaza du Tertre. También puedes ver la ubicación de otros atractivos, incluyendo Sacré Cœur, el Museo de Montmartre, o el Espacio Dalí:

La Plaza de Tertre está a apenas unos 100 metros de la basílica del Sagrado Corazón, y es muy fácil de encontrar. Tan simple como seguir la dirección de otros turistas, o nuestra propia intuición. Una vez en la plaza, observaremos cantidad de pintores, y sobre todo retratistas exhibiendo sus obras y trabajo al aire libre.

La plaza, aunque un poco invadida por el turismo, es un recuerdo de la bohemia de París de un siglo atrás, un homenaje al barrio que fue la cuna del Impresionismo, o el hogar de pintores aún desconocidos entonces, como Picasso.

Barrio de Montmartre en París

Simplemente caminar y perderse un poco por las calles de Montmartre y al atardecer, es una de las experiencias que apuntar para hacer en París. En mi visita al barrio, en días previos a Navidad, el ambiente de la fecha lo hacía todo aún más bonito.

Barrio de Montmartre en París

Barrio de Montmartre en París

Barrio de Montmartre en París

Barrio de Montmartre en París

En Montmartre hay cantidad de restaurantes para terminar de disfrutar del barrio antes de que caiga la noche, aunque muchas veces la ecuación calidad y precio no suelen ir muy de la mano en este barrio. Pero tan solo seguir caminando, disfrutando de su ambiente, y sobre todo de las vistas a París desde lo alto de la colina, es todo un plan de por sí.

Barrio de Montmartre en París

Montmartre en París

Barrio de Montmartre en París

En Montmartre también hay lugar para los curiosidades. Por ejemplo, si llegamos aún de día, en medio del barrio hay un viñedo que funcionaba desde tiempos romanos. Hoy se producen en este viñedo urbano unas 1.500 botellas de cepas gamay y pinot noir al año (puedes encontrar más información en el enlace).

También en Montmartre hay una cafetería que merece una visita. Se llama La Maison Rose, y la puedes encontrar en el 2 de Rue Abreuvoir. Es otro clásico encantador del barrio y en el blog la había incluido entre los 7 atractivos curiosos que ver en París.

Una vez que cae la noche, y sobre todo si estamos en verano, lo mejor es dirigirse a las escalinatas de la Basílica nuevamente para encontrarnos con que un montón de gente ha tenido la misma idea: sentarse a disfrutar de la vista nocturna a París, a los destellos de la Torre Eiffel. Desde allí tendremos una de las mejores vistas, y en uno de los mejores momentos: cuando París se hace luz, haciendo honor a su nombre y fama.

Por cierto, si te has enamorado de este barrio, aquí puedes buscar alojamiento en Montmartre / o también consultar las mejores zonas para alojarse en París

* Todas las imágenes pertenecen al autor del post (se pueden compartir bajo licencia Creative Commons, citando al autor Matías Callone, y enlazando al álbum original en Flickr )

Share on Pinterest

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Busca ofertas de vuelos (mejora el precio con estos simples trucos)

4. Reserva Excursiones y tours con Viator

5. Envía tu consulta viajera

6. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *