Share on Pinterest

Naturaleza, vestigios de civilizaciones antiguas y edificios históricos han ido nutriendo la guía de lugares a visitar en Estados Unidos que se va formando a cada post que sumamos sobre este maravilloso país. Nuevamente volamos hasta allí para conocer un poco de su pasado, esta vez impregnado en lo que queda de un imponente castillo abandonado a una hora de Nueva York.

Salim Virji

Ubicado en la isla Pollepel, en medio de las aguas del famoso río Hudson, también es conocida como isla Bannerman. Estos 80 km de tierra están compuestos más que nada de roca pero más allá de su austera belleza natural lo que convoca a todos es este edificio que supo ser un almacén donde se guardaban los excedentes militares. De hecho, aún hoy, se puede leer en uno de sus laterales un cartel que reza: “Arsenal de la Isla Bannerman”.

Salim Virji

Lo curioso es que quien lo mandó a construir pidió que el almacén luciera como un castillo. El responsable fue Francis Bannerman VI, dueño también de la isla que compró en el año 1901. Bannerman era un inmigrante escocés que llegó a hacer la América a mediados de la década de 1850. Cuando la Guerra Civil llegaba a su fin, el negocio familiar viró a comprar equipamiento militar sobrante y la isla terminó por ser el lugar más adecuado para su guardado.

En total, en lo que hoy es un imponente castillo abandonado se almacenaron treinta millones de cartuchos y municiones. El mismo Bannerman diseñó los edificios y luego se los pasó a los constructores para que los interpretaran. La cantidad de mercancías a mantener en stock ocupó todo el primer edificio por lo que hubo que añadir otro castillo, en menor escala y en lo más alto de la isla, como residencia. Finalmente, y aún sin haberlo buscado, ese castillo menor terminó funcionando como una gran publicidad para el negocio.

Salim Virji

Pete

Para 1918 la construcción del Castillo Bannerman cesó y dos años más tarde dos toneladas de explosivos explotaron, destruyendo parte del complejo. Las malas épocas para esta familia sólo habían empezado. Al tiempo, una nueva legislación puso trabas a su negocio y, más tarde, el ferry que conectaba la isla con el continente se hundió, con lo cual la isla terminó por quedar vacía. En 1969, un incendio devastó el Arsenal, dejando todo sin techos ni pisos.

Luke Gordon

Actualmente, el imponente castillo abandonado a una hora de Nueva York es sólo vestigios y son muy pocos los tours que se pueden realizar. Pero si viajas por el Metro Norte puedes aguzar tu vista y lo verás, con sus ruinas resistiendo estoicas. Un consejo: no dejes de hacerlo porque, sin cuidado alguno, lo poco que queda del Arsenal Bannerman va desapareciendo.

 

Share on Pinterest

servicios-para-viaje

1. Alquila tu coche (hasta 15 % de ahorro con Rentalcars)

2. Encuentra alojamiento (utiliza Booking y descubre ofertas)

3. Busca ofertas de vuelos (mejora el precio con estos simples trucos)

4. Reserva Excursiones y tours con Viator

5. Envía tu consulta viajera

6. Inspírate con más lugares increíbles en Instagram

Meri Castro

Blogger todo terreno. Orgullosa madre del blog Alternativa Verde. Apasionada escribiente. / En Twitter @MeriCasro

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *