Traveler

Enamorada de Los Roques, Venezuela (Adriana Herrera)

28 Aug
2012
Escrito por: Matías Callone / Creador de Vision Beta y 101 Lugares Increibles / @visionbeta

Alcanza con un par de fotos para convencernos de  poner rumbo a Los Roques, el parque marino más grande de América Latina. Sobre todo porque es un paraíso natural, y hasta una rareza si se quiere (teniendo la estructura de un atolón más propio del Pacífico y de Oceanía, pero en medio del Caribe). Sin embargo, hoy nos damos el lujo de que alguien nos cuente un destino único con la pasión de quien se dice enamorado del lugar.

Ésta es la segunda entrega de la sección de entrevistas a expertos conocedores de un destino. Y si en la primera entrega Xabier Villanueva desplegaba su pasión por Nueva Zelanda, ahora es el turno de internarnos en aguas en turquesa, cayos e islotes resguardados por una barrera coralina de la mano de Adriana Herrera.

Adriana es periodista, bloggera (la pueden leer en Viaja el Mundo) y viajera por afición y profesión. Y por supuesto, es una apasionada de un destino único como Los Roques en su propio país, Venezuela. El archipiélago Los Roques es accesible en sólo 40 minutos por avión desde el aeropuerto más importante del país. Para descripciones más prácticas, mejor soñar con una enorme laguna de aguas poco profundas cristalinas, en turquesa, salpicadas de cayos, islotes y playas de arena blanca. Nos dejamos llevar:

Venezuela

Fotos Adriana Herrera

 

1. ¿Enamorada de Los Roques? (¿se puede decir?)

Como quien se enamora a primera vista. Los Roques y yo tenemos un romance a distancia del que se me hace muy difícil escapar. Lo traigo constantemente a mis conversaciones, porque me parece que no hay lugar mejor que ese para guindar una hamaca y ver el día pasar entre una mezcla de azules que siempre me parece insólita. A mí, que me gusta caminar las ciudades a cualquier hora, que me siento cómoda entre edificios altos, siempre termino buscando la manera de volver a Los Roques y esas calles de arena, por las que no pasan carros, por las que puedo caminar descalza, donde no hay ruidos, donde no hay prisas. Recuerdo bien la primera vez que fui y vi el Archipiélago desde la avioneta, porque desde ese instante supe que siempre querría volver. Además, me enamora que está en mi país, Venezuela.

 

2. ¿Como describir los Roques para quien no conozca? ¿Es exagerado decir que es como un paisaje tropical idílico del Pacífico (por sus cayos y atolones) pero en el Caribe?

Quizá el paisaje sea igual de hermoso, pero lo cierto es que Los Roques es el tercer Parque Nacional más virgen del mundo y donde también están las barreras coralinas más conservadas a nivel mundial. Suena como dato de Wikipedia, pero es que desde que pisas Los Roques por primera vez, su misma gente te lo va contando orgullosa. Es un rincón de Venezuela, apartado de todo, con poco más de 50 cayos y que sólo tiene una isla poblada, que es el Gran Roque donde están las posadas y desde donde partimos a explorar todo lo que podamos. Los Roques es el sitio ideal para andar descalzo, sin poses, para maravillarse con la naturaleza.

 

3. ¿Que es lo que te ha atrapado del lugar?

Sus azules. Puedo pasar mucho rato, sentada en la arena, mirando el mar. Eso nunca va a dejar de impresionarme, porque tiene azules que parecen no mezclarse, porque tiene zonas que parece que les saliera luz blanca desde abajo. También su tranquilidad, que no hay ruidos, que no hay caos y no hay prisa por llegar a ninguna parte. Me atrapa el silencio y la magnitud de su paisaje.

 

4. ¿Rincones puntuales o sitios imperdibles de Los Roques?

Hay que ir a Francisquí Arriba, uno de los cayos más cercanos al Gran Roque, pero uno de los más hermosos. Ir hasta Boca de Cote, después de hacer el curso de buceo y ver corales y peces fosforecentes (lo hice a pesar de tenerle pánico a los corales). Llegar hasta Cayo de Agua donde se unen dos orillas y se forma un puente natural. Pedir que los lleven hasta la Laguna de Rabuskí para ver las estrellas de mar, gigantes y hermosas (dicen que si consigues una de seis puntas hay que pedir un deseo). Ir también hasta El Palafito, una casa de madera construida en el medio del mar, en el medio de la nada o quizá llegar hasta Cayo Muerto, uno de los cayos más chiquiticos y solitarios. Ir hasta Dos Mosquises y adoptar una tortuga verde que están en peligro de extinción y así ayudar a su conservación. En el Gran Roque hay que subir, porque sí, hasta el Faro holandés. Es una caminata por el cerro como de 20 minutos y es el punto más alto de todos Los Roques; desde ahí se ven algunos cayos y hermosos atardeceres.

.

 Márcio Cabral de Moura

Lili Auricchio

DW from the Peg

.

5. ¿Cuál es la mejor forma de conocer y disfrutar de Los Roques? 

A Los Roques se llega en avión (35 min) o avioneta (45 minutos) partiendo desde el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar. Se puede llegar también en veleros o yates particulares, que es un servicio mucho más exclusivo y costoso. Los Roques -y no es un secreto- no es un destino económico, pero tampoco inalcanzable. A pesar que muchos ofrecen opciones de full-day, lo ideal es tratar al menos de estar dos días para visitar dos o tres cayos (el precio no varía mucho); así se puede subir al faro, caminar por el pueblo (que se recorre completo en 15 minutos) y no estar tan apurados porque a veces los horarios de los full-day no son tan convenientes. Para alojarse hay muchas opciones, desde la posada más VIP con todas las comodidades adaptadas al ambiente playero; hasta posadas mucho más sencillas y básicas, siempre con el desayuno incluido. Los roqueños siempre están muy dispuestos en guiar al turista para que el tiempo les rinda, aunque si se pueden quedar cuatro días y tres noches, pues mucho mejor. Así no hay apuros de ningún tipo y se pueden llevar un buen recuerdo de Los Roques.

 

6. ¿Cómo sería un día ideal en Los Roques?

Desayunar temprano, cerca de las ocho de la mañana. Salir en la lancha en dirección a Crasquí, recorrer su orilla probando algo, lo que sea, en alguno de sus cafés improvisados ahí en la arena. Nadar en esa agua sin olas, leer un poco, volver a nadar y si les gusta hacer snorkel, pues perfecto. Montarse otra vez en la lancha y llegar hasta Francisquí Arriba; caminar hacia el mar donde el agua llega poco más arriba de los tobillos y quedarse allí, en el medio, bajo alguna sombrilla de colores. Volver al borde de la tarde, con ese cansancio y tranquilidad propias que deja el agua; subir hasta el faro y ver el atardecer. Bajar antes que los zancudos nos marquen la piel, darnos un buen baño y salir a caminar por el pueblo, para terminar en Café Arrecife, tomando un mojito, escuchando música y viendo las estrellas, con los pies descalzos sobre la arena. Ese, ese sí que es un día ideal.

 

Por último, dejamos un párrafo libre para que Adriana nos cuente sobre su trabajo y sus proyectos. 

En este momento estoy concentrada escribiendo algunas crónicas para las revistas en las que colaboro (National Geographic Traveler Latinoamérica y Perfil, de Costa Rica). Una de esas crónicas es precisamente el viaje de siete días que hice a Los Roques en junio y en el que me enamoré más de lo que ya estaba. Al mismo tiempo, le pongo cariño a mi blog www.viajaelmundo.com porque es ahí donde escribo tal y como me dictan todos los sentidos. También acumulo algunos relatos de viajes para ver qué puedo hacer con ellos en algún momento. Y así, entre líneas y viajes, son cada uno de mis días.

Related Posts with Thumbnails

2 Responses to Enamorada de Los Roques, Venezuela (Adriana Herrera)

Avatar

Paraíso nivel: Los Roques (Fotos idílicas) | The Marks Life - Internet, Tecnologia, Musica y Otros...

October 21st, 2012 at 6:29 pm

[...] gusto en éste post, voy a dejar el costado informativo en manos de expertos, enlazando a una entrevista a Adriana Herrera, con preguntas y respuestas sobre Los Roques que publicamos hace no tanto tiempo. Como periodista y [...]

Avatar

José Tomás Fernández Padilla

September 4th, 2013 at 10:27 am

Hola.
soy chileno, y estoy buscando información acerca de Los Roques.
Necesito saber de alguna persona en Los Roques que conozca la zona como la palma de su mano, algún biólogo, antropólogo, sociólogo, gobernador o cualquier tipo de autoridad del lugar.
Necesito alguna persona que puedo ayudarme con información importante del lugar.
Ojalá puedan ayudarme.
Saludos y gracias.

Comment Form

top