Traveler

5 rincones escondidos de Buenos Aires

10 Jul
2012
Escrito por: Meri Castro / Blogger todo terreno. Orgullosa madre del blog Alternativa Verde. Apasionada escribiente. / En Twitter @MeriCasro

Buenos Aires es una ciudad inmensa que necesita del viajero mucho tiempo para ser descubierta pero que retribuye dando estímulos por doquier. Arquitectura variopinta, manifestaciones culturales de toda clase, gastronomía de alto nivel y orígenes universales, espacios verdes, diversión, río, rascacielos, todo está a sólo pedir del turista. Lo importante es que la oferta más tradicional no opaque esos 5 rincones escondidos de Buenos Aires como los que hoy les mostramos y que son los que descubren la esencia de la capital del Plata como ningunos otros.

Alicia Dijman

1. Pasaje Dr. Rodolfo Rivarola

Es una pena que no haya fotografías para compartirles de este lugar impresionante pero tampoco nos asombra en tanto está realmente escondido y hasta a los lugareños se nos ha escapado de conocer esta joya. Es conocida como la calle en espejo por ser la única arteria porteña de aspecto absolutamente simétrico en sus construcciones en ambas veredas.

Es apenas una cuadra que se ubica entre las calles Bartolomé Mitre y Tte. Gral. Juan Domingo Perón, en sentido norte – sur. Es paralelo a las calles Talcahuano y Uruguay, que encierran la manzana atravesada por el pasaje.

Antonio Vazquez

Pasar por esta cuadra es ver una sucesión de ocho edificios de viviendas, de planta baja y cinco pisos altos cada uno que se repiten idénticamente en la cara opuesta de la calle. Noten también cuando lleguen a este rincón escondido que los cuatro edificios que se ubican en las cuatro esquinas del pasaje poseen una cúpula que funciona como apartamento con mirador.

2.  Iglesia del Santísimo Sacramento

El barrio de Retiro tiene su epicentro en la Plaza San Martín, un bello parque sobre una loma que mira a la Torre de los Ingleses, otro ícono también. En esta zona muy transitada de Buenos Aires debes prestar gran atención a este iglesia ubicada en la calle San Martín 1039 que fue consagrada en 1916.

Pasaje Moda

Si te cuesta encontrarla, no desesperes. Es que esta iglesia, mandada a construir por una mujer porteña de alcurnia, ha sido eclipsada por el edificio Kavanagh, en el último round de una pelea entre dos adineradas familias.

Según cuenta la historia, los Anchorena vivían en el actual Palacio San Martín con 150 sirvientes. Y los Kavanagh, si bien eran poderosos monetariamente no tenían la “cuna” necesaria. Cuando dos integrantes de cada familia se enamoraron perdidamente, la unión fue prohibida por la Anchorena y así se desató la venganza: en Florida y San Martín, ordenó la construcción de un edificio cuyo único requisito era que impidiera la vista desde el palacio Anchorena a la iglesia, objetivo que aún cumple el edificio Kavanagh.

Hoy, la iglesia guarda toda su belleza con su estilo eclético y sigue siendo considerada como una de las más lujosas de la ciudad de Buenos Aires aunque debido a los avatares, ha quedado como un rincón escondido.

3. Pasaje Lanín

Para transitar el colorido Pasaje Lanín tienes que ir hasta la calle Brandsen 2100, en Barracas y seguir hasta la Avenida Suárez 2001. Este rincón escondido de Buenos Aires ha quedado un tanto aislado ya que se encuentra en paralelo a las vías del Ferrocarril General Roca.

Rafael Estrella

Las callecitas que ya eran pintorescas por quedar en un remanso de la ciudad, con un ritmo propio dictado por sus calles adoquinadas y el sonido del tren, se volvieron aún  más atractivas gracias a la intervención del artista plástico Marino Santa María quien decidió convertirla en una muestra de arte al aire libre.

Desde 2001 se puede ir a conocer estos 35 frentes de viviendas con formas verticales, horizontales y onduladas, teniendo en cuenta los estilos y colores de los edificios.

Juan Antonio Flores Segal

 

4. Palacio Barolo

Maravilloso edificio que si se ve por fuera cautiva y si se conoce por dentro, enamora. Mezcla de estilos (neorromántico, neogótico, y la cúpula en estilo indio de la región de Budanishar) todo el conjunto arquitectónico hace referencia y homenajea a la Divina Comedia de Dante Alighieri.

El Palacio Barolo ha sido terminado en el año 1923 y con sus 100 metros de altura se constituyó en Monumento Histórico Nacional. El espectáculo de subir hasta su faro en el piso 22 es de las mejores experiencias que deparan estos rincones ocultos: se puede apreciar la vista libre a toda Buenos Aires con espectacular foco al Congreso y la Casa Rosada.

Luis Argerich

5. Parque Chas

Volvió a ser reconocido como barrio en 2005 y vale recorrerse no sólo para conocer la cara tranquila de Buenos Aires sino también por su particular serie de calles circulares con nombres de ciudades europeas que lo componen. Sus calles concéntricas la vuelven un verdadero laberinto para quienes no la conocen.

Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires
Puedes tomar el metro hasta la estación de Los Incas e ir a recorrer este rincón escondido de Buenos Aires.

Related Posts with Thumbnails

Comment Form

top