Traveler

5 razones para viajar a Segovia

20 Jun
2012
Escrito por: Meri Castro / Blogger todo terreno. Orgullosa madre del blog Alternativa Verde. Apasionada escribiente. / En Twitter @MeriCasro

Segovia está muy cerca de Madrid, en sentido norte, por lo que si estás en la capital española son pocas los motivos que pueden tener para no visitarla. Si quieres hacer un viaje donde encontrar distintas capas históricas en un mismo lugar, este es el destino indicado.

tbo79

Pero lo bueno de esta ciudad es que no sólo se limita a contar su pasado a través de obras arquitectónicas magnánimas sino que también ofrece disfrutar la naturaleza, degustar manjares culinarios, divertirse con los lugareños y tantas cosas más que no caben en 5 motivos para viajar a Segovia. La lista queda abierta a que la completen ustedes. Cuento con eso.

1. Acueducto Romano

Fernando Cuesta

Es uno de los más antiguos en existencia, construido durante épocas del Emperador Trajano, tan lejos en el la línea del tiempo como el año 100 DC. Hecho con bloques de piedras, la estructura aún está en funcionamiento. Sus 163 arcos y 29 metros de altura, en su punto más alto, se sustentan gracias a sillares de piedra de la Sierra de Guadarrama sin argamasa, plomo o mortero.

2. El Alcázar

Alberto Varela

Es uno de los castillos más pintorescos de Europa y fue reconstruido luego de un incendio en el 1800. Va perfilando detrás de los jardines de la Reina Victoria Eugenia y ni bien se está frente a él, su exterior impresiona por su conjunto formado por una torre de 80 metros y doce torrecillas más, y su foso defensivo. Diversos patios, salones y estancias pueden visitarse, e incluso subir a lo alto de la torre almenada y admirar el paisaje segoviano.

3. Un paseo por el centro histórico

Aunque por todas las zonas de Segovia hay una marca que nos retrotrae al pasado, caminar por el centro –que está peatonalizado- es un paseo que nadie debiera perderse para así entender la verdadera esencia de esta ciudad. El recorrido tradicional comienza desde calle Real (en realidad tiene tres tramos con nombres diferentes) y seguir pasando el mirador de la Canaleja hasta llegar a la plaza medieval de San Martín donde se encuentra la iglesia románica.

Kevin Poh

Luego visitar el barrio de la Judería, descansar en la plaza Mayor y entrar a la Catedral de Segovia, un majestuoso edificio que no pasa desapercibido a ningún visitante. El barrio de las Canongías también merece un momento de tu viaje.

Puedes tomar uno de los tours guiados llamados Conoce Segovia si prefieres y que te llevarán por el Patrimonio de la Humanidad, en una salida de tres horas

4. Vistas panorámicas

Desde el Santuario de la Fuencisla obtendrás la típica vista del Alcázar y también tendrás excelentes vistas de este edificio desde el Monasterio de El Parral que –algunos dicen- son las mejores. Desde la carretera que sube al pueblo de Zamarramala y desde el Parador de Turismo pueden regocijarte con perspectivas en 360 de Segovia que te dejarán sin aliento.

5. Gastronomía

Xose Ramos

Los platos más famosos son los judiones, el cochinillo o el cordero, pero la carta no se limita a lo tradicional. Si te gusta más lo dulce, tendrás la ocasión de degustar una joya como es el ponche segoviano, que encontrarás en pastelerías y como postre en restaurantes.

Fuentes: 1

Related Posts with Thumbnails

Comment Form

top